Registro gratuito

El Mitsubishi Mirage R5 no podrá ser homologado
El Mitsubishi Mirage R5 no podrá ser homologado

NEGATIVA DEL FABRICANTE

El Mitsubishi Mirage R5 no podrá ser homologado

A pesar del desarrollo reailzado por Mpart AB, la marca no ha dado el visto bueno al proyecto. Golpe duro para Tomas Weng.

FERNANDO SANCHO - 25 MARZO 2015 08:37

El Mitsubishi Mirage R5 no podrá ser homologado

Tanta expectación generó como trabajo deja en el camino. El Mitsubishi Mirage R5 apareció prácticamente de la nada. El equipo sueco Mpart AB se sacó de manga un nuevo vehículo de esta categoría, lo diseñó y lo construyó, sin contar con más apoyo que el de su propia determinación. Aunque uno de los primeros objetivos se cumplió con creces, ya que llamó la atención necesaria para poder seguir soñando con miras más altas, la realidad ha dado un duro golpe a Tomas Weng y sus chicos. Mitsubishi no dar el visto bueno al Mirage R5 para su homologación internacional.

Tras hacer varias apariciones a lo largo de los últimos meses, había un buen sentimiento entorno al Mirage R5. Le habíamos durante su acto de presentación, en alguna que otra Feria del Automóvil e incluso de test en Suecia. Este fin de semana incluso hacía de coche cero en un rally disputado en Holanda y sin embargo, con las mismas, el proyecto ha recibido un golpe sino mortal, cerca de serlo. Mitsubishi no ha dado permiso para realizar una homologación FIA del coche, por lo que sus apariciones a nivel internacional quedan descartadas. Carne del ERC, sobras de Nacional.

El Mitsubishi Mirage R5 no podrá ser homologado

De hecho, ahora el Mitsubishi Mirage R5 tendrá que ser readaptado. Construido bajo normativa FIA con la intención de competir en el ERC o incluso en el WRC2, el Mirage R5 sufrió un retraso en la homologación en Suecia ya que no cumplía con los requisitos de seguridad de la jaula antivuelco para la normativa de este país. Ahora, Mpart AB tendrá que hacer las modificaciones necesarias para al menos poder superar la homologación en Suecia, ya que la única esperanza que le queda al Mirage R5 es ir cumpliendo los requisitos de las distintas Federaciones para ir compitiendo a nivel Nacional.

La cara y la cruz

La apuesta de Mpart AB y Tomas Weng ha quedado en nada, o al menos en rescoldos de lo que podría haber sido una gran llama. Un proyecto que nació con incógnitas, pero que tenía buenos tintes. De hecho, la historia del Mitsubishi Mirage R5 recuerda a la del Mini JCW WRC, desarrollado por un preparador privado -Prodrive- que luego lo llevó a la competición. En ese caso, David Richards si consiguió que el Grupo BMW le diera el beneplácito de la homologación. Cara y cruz de este deporte.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33