Registro gratuito

Álvaro Bautista, de cara a un esperanzador 2020
Álvaro Bautista, de cara a un esperanzador 2020

SUPERBIKES

Álvaro Bautista, de cara a un esperanzador 2020

Álvaro Bautista ha realizado un gran 2020. Pese a los errores encadenados, el balance de la temporada es muy positivo.

ANDREA MANZANO - 20 FEBRERO 2020 01:37

Álvaro Bautista ha realizado una temporada con algunos altibajos, pero con un balance muy positivo. El piloto talaverano está ya preparado para continuar su trabajo en WorldSBK, en la que constituirá su segunda temporada, tras debutar en 2019. Los test están siendo muy positivos para él, aunque encuentra algunas dificultades.

La carrera de Álvaro Bautista es prolongada y con algunos éxitos reseñables, y para encontrar sus orígenes hay que rastrear en el mundial de MotoGP. Fue en este campeonato donde, en 2006 llegó su primer éxito, cuando lograba coronarse campeón de su categoría inferior, la ya extinta 125 cc, ascendiendo a 250cc inmediatamente. En 2010 recaló en MotoGP y pasó por diversas escuderías: Suzuki, Honda, y posteriormente, participó durante los primeros años de Aprilia en su proyecto. En 2017 llegaría a Aspar para pilotar una Ducati, y allí permaneció hasta finales de 2018, cuando decidía darle un giro a su carrera.

El equipo Aruba It Ducati tocaba a la puerta de Álvaro Bautista, y le ofrecía un proyecto ganador, a la altura de sus expectativas. El de Talavera de la Reina no dudaba un instante y cambiaba su moto satélite y el mundial de MotoGP, por una máquina puntera en el campeonato de WorldSBK. Los test de pretemporada arrojaban grandes expectativas sobre la incipiente temporada, pues el ex campeón de 125 cc se situaba entre los pilotos más rápidos en cada prueba. Habría que ver la translación de estos datos a las carreras.

2019 supuso un gran cambio para Álvaro Bautista

Pero el arranque de la temporada 2020 sorprendió a todos, incluso a Aruba Ducati y al propio Álvaro Bautista. Logró ejercer un domino absoluto durante las primeras cuatro rondas de la temporada, celebradas en Australia, Tailandia, Aragón y Holanda. En total, cuatro poles y once victorias de forma consecutiva, logradas sin dar opción a ninguno de sus rivales, que no podían hacerle frente. Este aplastante dominio dejaba al resto de candidatos en la estocada, pues veían, impotentes, como el talaverano de Ducati se escapaba a la salida y ya no podían atraparle. Era el momento más dulce de la temporada, habiendo encontrado una combinación perfecta entre el piloto y la Panigale V4 R. Además, le sacaba más de 60 puntos de renta a Jonathan Rea.

Pero toda esta ventaja se truncó cuando comenzó a encadenar errores, que le hicieron perder esa importante ventaja y situarse segundo. La segunda carrera del Round de Jerez iba a suponer un punto de inflexión en su carrera, que supondría el primer cero de toda la temporada. En la primera carrera larga celebrada en Donington Park sumó otro cero, y fue en la cita celebrada en Laguna Seca cuando se truncó toda la temporada: tres ceros acumulados en una sola cita. Para ese momento, Jonathan Rea ya era líder del campeonato, con una renta importante. Un cero en la segunda carrera celebrada en Magny Cours, unido a la victoria de Rea, provocó el fin de las opciones del propio Bautista por la corona mundial.

Pese a estos errores encadenados, que provocaron la pérdida del liderato cuando ya tenía prácticamente asegurado el mundial de WorldSBK, el balance de la temporada es predominantemente positivo. En el año de su debut, ha logrado sumar 16 victorias, once de ellas consecutivas, además de otros ocho podios más y cuatro poles. Unos números considerables para alguien que acababa de llegar.

Mientras transcurría el mundia, Bautista intentaba solucionar su futuro

Pero, mientras Bautista intentaba remontar y enmendar sus errores para reengancharse en la lucha por el campeonato, estaba inmerso en otro proceso, el de su futuro más inmediato. El piloto talaverano había firmado con la marca de Borgo Panigale durante una única temporada, y las ofertas de renovación de los italianos no le convencían ni a él, ni a su manager, quien también asesoraba a pilotos de MotoGP.

La temporada se acercaba a su fin, y Ducati comenzaba a impacientarse pues ya le habían presentado varias ofertas a Bautista, sin recibir respuesta por parte de éste, y tenían que comenzar a preparar el año 2020, buscando un sustituto en caso de que fuese necesario suplirle. Finalmente, y en el último tramo de la temporada, Álvaro Bautista se decantaba por una de sus múltiples opciones.

La marca que finalmente ha conseguido los servicios de Álvaro Bautista y podrá disfrutar de él durante la temporada 2020 no es otra que Honda. La fábrica del ala dorada, que está reestructurando su proyecto deportivo, ha fabricado una nueva Honda CBR 1000RR, y se la ofrecieron al piloto talaverano. La estructura con sede en Minato ya ha trabajado intensamente con él de cara a la nueva temporada, con un tremendo secretismo que sólo se desveló de cara a los test oficiales. Los resultados, de momento, son muy positivos, pero hay que tener reservas. Tendrá al otro lado del box a Leon Haslam, ex de Kawasaki, y que promete complementarle durante el año.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS