Registro gratuito

MotoGP: El jardín de Maverick
MotoGP: El jardín de Maverick

GRAN PREMIO DE GRAN BRETAÑA 2016

MotoGP: El jardín de Maverick

El piloto de Suzuki vence con gran autoridad. Márquez, cuarto, tras salirse en las últimas vueltas.

PABLO GARCíA-DENCHE - 04 SEPTIEMBRE 2016 21:55

La naturaleza del ser humano tiende a la sencillez, un proceso vital que implica quemar etapas. Nacer, crecer y aprender es la ruta ineludible de todo homo sapiens que se precie. Dejar huella es el sino de unos pocos, como empieza a hacer Maverick Viñales.

El catalán tiene un ADN ganador que le diferencia de casi todos y que se le lleva vislumbrando desde sus primeros pasos en esto de las carreras. Y es que la contundente victoria de Viñales en Silverstone de principio a fin es un capítulo más dentro del ascenso categórico del que será el compañero "cómodo" de Rossi la próxima temporada en Yamaha. Veremos el día a día en la casa de los líos.

Varios segundos después de que el catalán entrara en meta, Cal Crutchlow hacía lo propio seguido de Rossi y Márquez. El de Cervera pagó caro su duelo final con Crutchlow, tras superar a Valentino en una intensa batalla y meter la directa hacia la segunda posición, donde el único obstáculo que se encontró fue la motivación del inglés ante su público, impulsado por la victoria lograda en la República Checa.

La carrera empezó con un espectacular accidente entre Loriz Baz y Pol Espargaró que dejó atónito al personal y a ambos fuera de combate, bandera roja mediante. Tras unos minutos, la carrera se reanudó desde la parrilla de salida, y Viñales dejó claro en las primeras curvas que era su día. Por delante de Crutchlow y Márquez, Maverick empezó a abrir brecha con facilidad mientras Marc porfiaba por reducir distancias.

MotoGP: El jardín de Maverick

Por su parte, Jorge Lorenzo, que había sorprendido en la salida adelantando posiciones, empeoraba su ritmo vuelta tras vuelta hasta hundirse en la octava plaza. Revalidar corona mundial, una quimera.

LA PRECIPITACÓN DE MÁRQUEZ, SU ÚNICO ENEMIGO

Marc aguantaba el ritmo de Crutchlow y Rossi con paciencia, a la vez que Iannone superaba al español e iba como un cohete a por el segundo lugar del podio, pero la habitual sobreexcitación del piloto de Ducati le volvió a dejar en el asfalto. El día de la marmota.

En las últimas vueltas, Márquez y Rossi se pusieron el cuchillo entre los dientes para sembrar más rivalidad entre ambos. Marc salió victorioso y se fue directo a por Crutchlow, que supo aguantar los envites del español hasta que el piloto de Cervera se coló en una curva, regalando el podio a Rossi.

La precipitación de Márquez dejó en evidencia sus últimos progresos mentales. La ambición del piloto de Honda volvió a pesar más que el temple y el poso necesarios en determinadas circunstancias. Proceso de aprendizaje, recordemos, a pesar de su prodigiosa naturaleza, 23 añitos.

Una naturaleza tan singular como el mundo de 50 puntos que separa al español y a Rossi. A modo de distracción de un Mundial con nombre y apellidos, avisos de lo que se le viene al italiano. Señales de Maverick.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS