Registro gratuito

Opinión: Pedrosa, Schwantz, Puig... ¿Y qué?
Opinión: Pedrosa, Schwantz, Puig... ¿Y qué?

FUEGO CON MUCHA MADERA

Opinión: Pedrosa, Schwantz, Puig... ¿Y qué?

La historia del poder de los ex-pilotos, las palabras de un manager y el motivo por el cuál lo mejor es contestar en pista.

Opinión: Pedrosa, Schwantz, Puig... ¿Y qué?

Aprovechando el pequeño parón que hemos tenido desde el Gran Premio de las Américas donde Marc Márquez se anotó el triunfo y hasta el Gran Premio de España que se celebra el próximo fin de semana en Jerez, el inframundo de MotoGP se ha calentado hasta límites insospechados con una mecha que ha sido encendida en el seno del Repsol Honda. La leña la puso Kevin Schwantz, el carbón lo dejó Dani Pedrosa y la cerilla que incendió todo llegó desde el puño de Alberto Puig. Una polémica donde no había nada y que promete episodios que aprovechando este artículo de opinión puedo catalogar de infames.

Bien es cierto que ha sido una tendencia casi esposada al motorsport que los ex-campeones de las diversas categorías, por un toque de varita casi divino, se creen con el derecho de poder opinar sobre los nuevos pilotos y sus actuaciones. En F1 tenemos grandes campeones del mundo que lo hacen y lo siguen haciendo y en MotoGP el último en unirse a la moda ha sido Kevin Schwantz, todo un ejemplo de aquel dicho que decía algo de subir el pan. El campeón con Suzuki ha criticado duramente a Dani Pedrosa, en un alarde de unas declaraciones que muchos piensan pero esta clase de personas con "derecho a todo" se pueden permitir.

Antes de meternos en harina, voy a trascribir las palabras del Campeón de 500cc de 1993: "A Pedrosa no le falta nada. Incluso tiene alguna cosa de más, como Alberto Puig. Ese tipo le come la cabeza. Dani se necesita a sí mismo para alcanzar otra dimensión. Es como un niño que no llega a emanciparse porque sus padres le asfixian. Me cae bien Dani, pero hace ocho años que es piloto de la marca Honda y nunca ha ganado nada. Me gustaría que me demuestre que me equivoco, pero no lo creo". Con esta rotundidad, Kevin Schwantz ha provocado todo un revuelo en el equipo Repsol Honda y un profundo enfado tanto en Dani Pedrosa y Alberto Puig, que se han tomado la molestia de contestar al ex piloto con mucha dureza, sobre todo en el caso de Puig, que ha descargado su pluma en una carta en el periódico El Mundo.

Opinión: Pedrosa, Schwantz, Puig... ¿Y qué?

Cuando una opinión es un ataque gratuito

Lejos de trascribir la extensa carta que ha escrito Alberto Puig -invito a leerla porque no tiene desperdicio- y con la que me quedo con tres ideas que hablan del único título ganado por Schwantz y los tres sumados por Dani Pedrosa en 125cc y 250cc, los números bastante superiores de Dani respecto al ex-piloto y una mención con cierta mala idea sobre el título ganado por el piloto texano como motivo directo de la caída que sufrió Wayne Rainey, hecho que le dejó el camino libre para ganar un título donde siempre había estado a la sombra de Eddie Lawson y del propio Rainey, lo cierto es que Alberto Puig ha hecho lo que todo hijo de vecino hubiera hecho, defender lo suyo y a los suyos.

Más moderado que su patrón se ha mostrado Dani Pedrosa, quizá la opción más lista de las tres tomadas puesto que el piloto catalán ha contestado dentro de la educación, mostrando su descontento pero sin entrar en ataques directos en un bucle que quizá se ha magnificado. Digo que quizá se ha hecho más grande de lo que se merecían unas declaraciones de este tipo porque por desgracia son el pan nuestro de cada día y desde el entorno de los pilotos deben estar más que acostumbrados a que muchos opinen sin tener todos los datos, algo que por otro lado también legitima esta reacción de Alberto Puig.

Pero tampoco nos dejemos engañar, que las palabras que vienen con fuertes vientos se marchan con dulces brisas. Algunos se alegrarán de tener un tema de conversación en estos días que faltan hasta la cita en Jerez e incluso buscarán el lado bueno justificando las posturas de uno u otro lado. Sin embargo, ni usted como lector ni un servidor que ha juntado estas palabras podemos afirmar quien tiene la razón ya que esta potestad la tiene únicamente Dani Pedrosa, eso sí, hablando en pista.

Por ello el título de esta entrada, porque la llegada de Marc Márquez y la presencia de Jorge Lorenzo han dejado a Dani Pedrosa en una situación complicada de la que no necesitamos el recordatorio de Kevin Schwantz ni palabras malintencionadas en una y otra dirección. Ambas partes involucradas se han equivocado y Pedrosa sobre el asfalto tendrá la capacidad de hacernos recordar en unos meses o quizá a final de temporada que parte tenía razón y si este cruce de declaraciones que una vez más parten del afán de protagonismo de viejas glorias que deberían quedar en eso, en viejas glorias, tenían motivo o no de ser. De momento, el ambiente caldeado y el olor a chamusquina alimentará más a las presas que amenazan a Pedrosa y eso es precisamente lo que el número 26 no necesita.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS