Registro gratuito

Vuelta al circuito de Phillip Island
Vuelta al circuito de Phillip Island

GP DE AUSTRALIA 2018

Vuelta al circuito de Phillip Island

Reconoce de nuestra mano el espectacular trazado australiano en el cual tendrá lugar la 17ª cita del calendario.

ANTóN QUINTIá - 23 OCTUBRE 2018 19:44

Este fin de semana el mundial de MotoGP volverá a ser noticia. Con el campeonato ya decidido, equipos y pilotos viajarán a Phillip Island para disputar el GP Michelin de Australia. El mítico circuito insular, que cuenta con 4.445 km de longitud, ha sido en los últimos años el escenario de emocionantes carreras en grupo (llegando a calificar el Gran Premio de 2015 como "la mejor carrera del siglo XXI hasta el momento").

Los pilotos girarán en sentido opuesto a las agujas del reloj, algo cada vez más habitual. Tras el paso por la línea de meta, las MotoGP continúan con el acelerador al máximo hasta alcanzar los 340 km/h (Dovizioso consiguió poner su Ducati a 348 km/h a final de recta). La primera curva (Doohan Corner), de derechas, es muy abierta y rápida, trazándose en 4ª velocidad a más de 170 km/h. A su salida, los pilotos deberán hacer un cambio de dirección y reducir a 3ª marcha para pasa por la curva 2 (Southern Loop), de algo más de 180º. Es entonces cuando salen a la 'recta' de atrás. Con el puño del gas a fondo suben a 5ª marcha, en la cual pasan por la curva 3 (Stoner Corner) a casi 235 km/h.

Inmediatamente después de la curva 3 llegan a una de las frenadas más complicadas del circuito, escenario habitual de caídas y adelantamientos, reduciendo a 1ª velocidad para pasar por la cerradísima curva 4 (Honda Corner) a 70 km/h. A la salida de la misma suben a 2ª, pasan por la insípida curva 5, y cambian de dirección para entrar en la curva 6 (conocida como Siberia). Llegan entonces a las enlazadas 7 (de izquierdas) y 8 (de derechas), las cuales negocian en 4ª velocidad a más de 200 km/h.

Vuelta al circuito de Phillip Island

Casi enlazada a la 8 está la larga curva 9 (Lukey Heights), en 3ª marcha y a casi 140 km/h. Esta curva conducirá a los pilotos del campeonato directos al conocido como Sacacorchos del hemisferio sur. La frenada para entrar en la curva 10, en bajada, exige una gran técnica, teniendo que cambiar de dirección, bajar a 60 km/h en 1ª marcha y evitar el lowside. Esta frenada, en la cual Pedrosa se fracturó sus dos tobillos en 2010, es el último lugar donde intentar el adelantamiento antes de terminar la vuelta.

Tras la complicada curva 10, los pilotos vuelven a cambiar de dirección para pasar por la curva 11, de doble vértice, tras la cual llegarán a la última curva (por donde pasan en 4ª marcha a más de 165 km/h). Así, los pilotos entran en la recta de meta (Gardner Straight) a 200km/h. El resultado de tantas curvas rápidas es una velocidad media por encima de 180 km/h, una de las más altas del campeonato. Esperemos vivir otra intensa lucha en grupo como viene siendo habitual en las últimas ediciones.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS