Registro gratuito

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR
Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

MIL SENSACIONES

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

Un "aquí te pillo" de manual nos sirve para conocer uno de los modelos más potentes de Honda de primera mano.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

En ocasiones las oportunidades llegan cuando menos te lo esperas, y aunque tiene que ir por delante que mi experiencia sobre las dos ruedas es más que limitada, esta semana tuvimos la ocasión de ponernos delante de la Honda CBR600RR de 2013. En apenas media hora, puesto que los tiempos en muchas ocasiones son efímeros, tuvimos la oportunidad de analizar esta montura de 599 centímetros cúbicos, de compartir todas su bondades con un experto y de probarla tanto en ciudad como en carretera, todo sea dicho de paso, como paquete, puesto que un servidor no tiene carnet para mover semejante "bicho".

Comenzando por las impresiones que nos causó en parado, tengo que confesar que esta moto nacida en 2003 y que ya ha pasado por algo así como cuatro generaciones nos dejó impresionados. Este modelo inspirado en la Honda RC211V de MotoGP tiene un diseño de los que uno no olvida, tanto por su carácter deportivo como por su presencia. En esta ocasión nos pusimos enfrente de una montura pintada totalmente en negro lacado y donde los únicos detalles que se alejaban de este color son los logos de Honda y de la saga CBR, que tantas alegrías ha dado a la marca japonesa.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

A pesar de que las fotos que acompañan a este artículo no son demasiado buenas -presa de la improvisación con la que surgió esta toma de contacto y de la cámara que en ese momento podía llevar encima- se puede apreciar como la marca japonesa ha cuidado cada detalle, desde un cuadro de mandos y un panel sencillo, de visualización rápida. Lo cierto es que en un primer momento los indicadores en el display nos parecieron algo "retro", pero una vez puesta en marcha tenemos que reconocer que esto facilita mucho las cosas, puesto que el piloto accede a los datos más importantes y no se pierde en otras historias, como sucede en otros modelos.

Una vez encima de sus lomos, la Honda CBR600RR demuestra su deportividad, tanto por la posición de pilotaje como por la distribución misma de una moto que apenas supera los 2 metros de larga con una distancia entre ejes de 1.37 metros. Sin embargo, la sensación cambia cuando te subes en la posición de "paquete", ya que como suele suceder en este tipo de modelos, la comodidad no es uno de sus puntos fuertes cuando no eres el que tienes entre tus manos el manillar.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

En acción por ciudad

Me permito la licencia de decir "en ciudad" a pesar de que la prueba se desarrolló por las calles de una de las poblaciones dormitorio de Madrid. Sin embargo, desde ese momento y desde la perspectiva de pasajero, lo cierto es que la Honda CBR600RR acusaba cierta torpeza en los cambios de dirección con dos personas a bordo, pero tampoco lejos de lo que pueda pasar con otras motos de este tipo. Sin embargo, lo que pierde en este aspecto lo gana en las suspensiones, trabajadas intensamente en esta generación respecto a sus hermanas mayores. Con su horquilla delantera Showa invertida con 120 mm de recorrido, los badenes y otras irregularidades propias de la ciudad quedan en meras anécdotas.

El trabajo en este aspecto lo complementa una suspensión trasera Unit Pro-Link con amortiguador de depósito de gas separado, con 130 mm de recorrido, lo que a la postre significa que si bien la postura del pasajero no es demasiado cómoda, al menos las vibraciones de la carretera y del propulsor no repercuten en nuestros músculos.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

Prueba en circuito cerrado

Antes de ponernos en carretera y exprimieno cada minuto con la Honda CBR600RR, aprovechamos un parking al aire libre para ver qué tal se manejaba en espacios reducidos. Como era de esperar, su ángulo de giro no es su mayor virtud, pero al menos los neumáticos juegan sus bazas con gran destreza. Hay que recordar en este punto, que la CBR600RR monta gomas Bridgestone, siendo la delantera un 120/70 - ZR17M/C, mientras que el neumático trasero es un 180/55 - ZR17M/C, bastante proporcionados tanto con el diseño de la moto como con las llantas de 17 pulgadas.

Durante estos breves minutos, lo que si pudimos comprobar es que la disposición de los retrovisores a nuestro entender no es perfecta. Para pilotos altos, como es mi caso, los espejos dejan algunos puntos comprometidos que si bien en ese momento no tenían la mayor importancia puesto que estábamos trabajando sobre su funcionamiento en semi-parado, puede llegar a ser un problema cuando uno se enfrenta a la carretera y necesita observar que es lo que "le viene" por detrás.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

La reina de la carretera

Fueron apenas 10 minutos a través de la Radial 3 madrileña, pero lo cierto es que fueron suficientes para ver que la Honda CBR600RR es una devora-kilómetros. Su propulsor de cuatro tiempos, con cuatro cilindros en línea de refrigeración líquida, DOHC, 16 válvulas y 599 cm3 es una mala bestia que se puede decir que consume bastante y más. Lejos de los datos del motor que esconde bajo el carenado, lo cierto es que su aceleración en el momento de incorporarnos a autovía fue magnífica y el torque del motor siempre está dispuesto de sacarnos de un apuro cuando llega el momento de girar muñeca.

A velocidades de crucero altas, la Honda CBR600RR cumple con las expectativas gracias a su pulida aerodinámica, tanto en términos de aceleración, como por desgracias en términos de consumo donde la cifra sigue siendo bastante alta. Lejos de lo que muchos puedan llegar a pensar, esta moto gana efectividad cuando el velocímetro eleva sus cifras e incluso con un pasajero como yo, se mueve bastante más grácil en una autovía que por las calles de la ciudad a baja velocidad.

Toma de contacto y prueba: 30 minutos con la Honda CBR600RR

Conclusiones

A modo de conclusión y a pesar de mi ya comentada experiencia sobre la dos ruedas, tengo que decir que quedamos gratamente sorprendidos con el rendimiento de esta CBR600RR. No es la moto más cómoda a la hora de hacer maniobras tanto a baja velocidad como en espacios reducidos, pero a cambio en carretera roza la perfección. Las suspensiones tiene el suficiente recorrido y la justa dureza como para no sentir la carretera en los riñones pero tampoco "ir flotando" y de su propulsor poco más se puede decir. Mueve esta moto de 183 kg a la perfección y la sobrecarga de piloto y pasajero apenas se llega a percibir.

Sin duda una gran opción si buscas una moto deportiva, aunque su precio que supera los 15.000 euros puede limitar a muchos compradores. Sin entrar a valorar su precio, lo que si te podemos decir es que la Honda CBR600RR no pasará desapercibida allá por donde vayas y en carretera, es pura delicia sobre dos ruedas.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33