Registro gratuito

Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo
Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo

BATALLA HASTA EL FINAL

Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo

Pocas veces el segundo se lleva más gloria que el ganador. Por una vez, el segundo es el primero de los vencedores.

Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo

Llorar. Eso es lo primero que me ha pasado por la cabeza cuando se ha cruzado la meta. El mundo del motor es algo que levanta pasiones en mi, y me puede dejar varios días sin dormir si hace falta. Y hechos comos lo de hoy me hacen sentir orgulloso. Como lo estaba Scott McLaughlin al bajarse de su Volvo S60. Como lo estaba el público de Adelaide.

Es sabida la tradición que tienen en Australia, y la rivalidad de Holden contra Ford. Lo de hoy creo que va más allá de esa rivalidad. A todos se nos ha alegrado el corazón al ver la recompensa a un duro trabajo. Y es que a nadie le ha importado el liderato del campeonato. Ni el vencedor de la carrera 2. Sólo tenían ojos para alguien que les ha dado una lección de verdadera competición: Volvo.

El parón milagroso

Jamie Whincup llegaba a la parrilla tras arrasar en la primera carrera de la temporada, eso si, no salía de la pole position. Esta vez la tercera posición era su lugar. Le faltó un milímetro para ser segundo, pero en la clasificación no pudo con McLaughlin. El Volvo le birlaba la posición. Quería devolverla deportivamente, en la pista.

Para ello necesitaba salir bien. Es algo que le cuesta, pero que normalmente suple con un ritmo demoledor... Quizá era mejor esperar. Sí, decidido. Mejor esperaría. Aunque la paciencia de Jamie Whincup dura poco. Tras la primera vuelta Whincup seguía tras McLaughlin. "Espera...espera". Y así lo hacía... Que diantres, ¡se lanzó en la curva 9 en la vuelta 2! ¡McLaughlin debe dejarle pasar! Apurada de frenada marca de la casa y ahora a por Lowndes.

Al llegar a su compañero de equipo, Whincup sabía que era imposible rebasarle. El rendimiento era muy similar, así que optó por la estrategia que usó en la primera carrera: parar pronto y salir cual señuelo en una carrera de galgos. Ser el más rápido giro a giro. Limitador, pistolas neumáticas, neumáticos, pistol... No. El mismo problema que le surgió a Lowndes hacía unas horas. La tuerca no encajó con la pistola y no se apretó en condiciones. Cambio de pistola y tiempo valioso perdido. Pero daba igual, no iba a dejar títere con cabeza.

Uno tras otro los rivales iban cayendo en las garras del de Triple Eight, y se acercaba al liderato de Lowndes, quien era perseguido por McLaughlin. McLaughlin sí, iba a su rollo. Seguía paso a paso el camino que tenía que hacer. Y en la vuelta 10 la preocupación aumentaba. Whincup estaba cerca de Winterbottom, pero ya no había margen. Si paraba saldría justo detrás, y no saldría rentable la parada. Las gomas debían llegar frescas a final de carrera, así tendría más opciones de recuperar el tiempo perdido. Eso siempre y cuando no...

¡Coche de seguridad en pista! Parece ser que el Mercedes de Lee Holdsworth ha desllantado después de arrancar -literalmente- la puerta a James Courtney. Justo estaban detrás de Whincup en el momento que tienen el encontronazo. Restos en pista y la oportunidad de parar sin temer por la llegada de Whincup.

Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo

Esto es pura competición

La carrera no tuvo más animación entre los líderes tras la retirada del Safety Car. Las estrategias estaban sentenciadas y los que iban en cabeza se relajaron. En medio del pelotón, eso sí, se armaba la mundial.

Primero Reynolds sufría para aguantar los embites de cinco coches, entre los que estaban Holdsworth, Courtney o Wall. El de Ford no las veía venir y perdió la inercia. Saber mantener la compostura a veces cuesta, y más si tienes que modificar la trazada. Mala suerte para Reynolds en un fin de semana para olvidar de momento.

Segundo, Shane Van Gisbergen intenta un ataque a Scott Pye. El recién llegado a Dick Johnson Racing le intenta dejar espacio, pero finalmente se tocan y el Ford ya apunta hacia donde no toca. Entonces sanción al de TEKNO Autosport -a título personal algo dura e incluso me parece que fue más culpa de Pye- y el neozelandés, enfurecido, fue a por más. Llegó a la altura de Tim Slade y lo intentó en la curva 9. Resultado negativo y Van Gisbergen perdía aún más tiempo.

Clipsal 500: Craig Lowndes gana pero el héroe es Volvo

Tras esos momentos de tensión, la calma regresaba al grupo hasta que Whincup decidió declarar la guerra psicológica a McLaughlin. De sobras es conocida la habilidad del pentacampeón para apurar la frenada, pero esta vez quería jugar con su presa. Vuelta a vuelta iba asomándose tímidamente, pero lo justo para intentar que McLaughlin apartara la vista de la carretera. Hasta la última vuelta. Me van a perdonar, pero lo siguiente es la transcripción literal de lo que salía mi garganta. Quizá la batalla más bella que he narrado en mi corta vida.

"¡Entramos en la última vuelta! Esta carrera va a ser para Lowndes casi seguro, pero veremos lo que pasa entre Whincup y McLaughlin. McLaughin es segundo, Whincup tercero. Volvo presenta su candidatura para este campeonato 2014 de los V8 Supercars, no queda lugar a dudas. Esto va a ser crema pura, gasolina en vena...¡Le golpea, Whincup le golpea! ¡McLaughlin aguanta el coche en curva 6, ahora vamos a la 7! ¡Le vuelve a golpear! ¡Yo creo que le está vacilando, que le quiere poner nervioso! ¡Se va a decidir el lider del campeonato en la frenada de la curva 9! Ahí va Whincup...¡cómo protege McLaughlin! ¡Whincup va por fuera... no puede... no puede... no puede.... sí puede! ¡Madre mía, ¿por dónde se ha metido Whincup?! ¡¿Por dónde se ha metido Whincup?! ¡Esto es pura competición! ¡Esto son los V8 Supercars! ¡Whincup va a ser segundo! ¡Lowndes recibe la bandera de cuadros y gana! ¡Whincup es segun.. hay lucha, lucha hasta el final! ¡Se la ha llevado McLaughlin! ¡McLaughlin segundo, Whincup tercero!"

Mañana queda una sesión de clasificación y su correspondiente Top-10 Shootout. A las 05:45 dará comienzo la última carrera de la Clipsal 500. Y si de algo estoy orgulloso es del mundo del motor. Da igual la nacionalidad, color o raza. También da igual si eres una marca extranjera y le quitas el protagonismo al piloto con más victorias de los V8 Supercars.

Resultados Carrera 2

Fotos: V8 Supercars

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS