Registro gratuito

Bathurst 1000: Jamie Whincup, en pole provisional
Bathurst 1000: Jamie Whincup, en pole provisional

PRIMER AVISO

Bathurst 1000: Jamie Whincup, en pole provisional

Jamie Whincup machaca el crono y consigue la pole provisional. Mañana por la mañana, el Top-10 Shootout.

Bathurst 1000: Jamie Whincup, en pole provisional

Bathurst es como una caja de sorpresas que dirían. El tiempo meteorológico te puede dar décimas vitales, o como suciedió ayer, ser tu mayor pesadilla. También existen las sorpresas en la pista como tal, y algunos las han conocido de la forma más desagradable posible. Y, al final, el mismo hombre siempre ahí arriba. Jamie Whincup.

La velocidad del Holden de Triple Eight ha quedado patente todo el año, pero aún más durante la jornada de hoy. La noticia positiva es que la distancia entre los primeros se aprieta, y deja las siete décimas plasmadas en la jornada inaugural en el baúl de los recuerdos.

Morder el polvo

Siempre hay ganadores y perdedores en una competición, participantes que se llevan menos gloria de la esperada o los que son noticia durante la misma por diferentes motivos. Por ejemplo, durante las tres primeras sesiones celebradas ayer jueves, Tim Slade, Andre Thompson y Alex Davison fueron noticia por varios incidentes. Recurriendo al tópico, la montaña no perdona.

Tampoco perdona los viernes, ni los sábados ni los domingos de carreras. Esta vez un novato ha golpeado el muro, dañando su Ford Falcon y apeándole de lo que podía haber sido una clasificación para el Top-10 Shootout de mañana. Chaz Mostert impactaba en la salida de Reid Park con la pared, y acto seguido, sin control, golpeaba frontalmente en el lado contrario de la pista. Dick Johnson, jefe del equipo, no estaba muy contento, pues la reparación le vale 100.000 AU$, unos 69.000 €

"No me gustan estos coches. Estamos esperando a ver si los de arriba cambian algo para facilitar el trabajo de los mecánicos en ellos y que sean más baratos," -comentaba Dick Johnson. Este año se han introducido los denominados CoTF y, como es normal, acarrean los problemas típicos de primer año. Curiosamente, parte de la factura ha sido pagada por fans que han comprado los restos inservibles del accidente.

Hablando de novatos en la categoría, hay uno que especialmente ha levantado murmullos y mucha satisfacción a Roland Dane. Mattias Ekström ya puede apuntar en su currículum que ha sorprendido a los V8 Supercars. Pocos europeos lo consiguen, pero quien lo hace se gana el respeto y presencia casi segura en Bathurst durante unos cuantos años. En este caso, el piloto de Audi en el DTM se codea, en su segundo día en la Montaña, por entrar al top-10 el domingo.

"Mattias [Ekström] ha hecho un trabajo soberbio. Es de lejos el mejor novato que jamás he visto en Bathurst" - comenta Roland Dane, propietario de Triple Eight Race Engineering -. "Ha sido constante desde la primera vuelta, y eso que es la primera vez que viene a Bathurst y nunca había conducido un coche de estos. Hay tipos que vienen año sí año también, pero Mattias [Ekström] ha limpiado el suelo con ellos."

Bathurst 1000: Jamie Whincup, en pole provisional

El que levanta el polvo

De Ekström pasamos a su compañero por un evento, Jamie Whincup. El tetracampeón arrasó con la competencia en las diferentes sesiones disputadas en la Montaña. Bueno, menos en la cuarta, que fue solo para co-pilotos.

El de Triple Eight se remangaba las manos con calma en la última sesión libre de libres antes de la clasificación a veinte minutos. Bright se acercaba, Davison también y las cosas ardían por delante. Eso si, el remangado que tiene el #1 como pegatina en su Holden tenia el extintor a mano. Sabía como permanecer casi impasible mientras el fuego le rodeaba. Ford, Mercedes o el resto de Holden. Todos, por muy feroces que parecieran, no le inmutaron. Bueno, un poco sí. Durante la sesión oficial, el de Holden rozó ligeramente el muro. De los pocos que este fin de semana se atrevieron a tocar de tú a tú a la montaña sin salir malparados.

"Salí de The Dipper y se me fue un poco de detrás el coche." - comenta Whincup-. Lo controlé y sólo dejé una mínima distancia con el muro siguiente, pero necesité más. Rocé de forma leve el muro, aunque siempre que pasa eso estás pendiente de volver al garaje con la suspensión doblada como mínimo. De forma milagrosa, sólo quedó dañada la llanta, así que cambié de gomas y fui a por la vuelta que me llevaría al Top-10 Shootout.

La suerte se aliaba con el campeón una vez más. Se aseguró el pase a la lucha por la pole de mañana rozando los 127 segundos. A tope, vamos. La lucha estará servida a primera hora de la mañana, pues inmediatamente detrás de Whincup llegaron Mark Winterbottom y un sorpresivo Jason Bright, quien estaba más que contento con la configuración de su coche.

La Montaña se va calentando, mientras sale el sol. Los V8 despiertan poco a poco y los pilotos se internan en un silencioso amanecer previo a una batalla épica. Una tanda libre, el Top-10 Shootout, el Warm-Up y los 1000 km es lo que resta ahora mismo. Como Whincup, el fin de semana se nos está pasando muy rápido.

Fotos: V8 Supercars

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS