Registro gratuito

Los V8 Supercars toman la Villa Olímpica de Sydney
Los V8 Supercars toman la Villa Olímpica de Sydney

A POR EL ORO

Los V8 Supercars toman la Villa Olímpica de Sydney

Cinco ediciones con la de este año y la Sydney 500 ya es un clásico. ¿Quien será campeón?

Los V8 Supercars toman la Villa Olímpica de Sydney

Un último sprint. En un escenario idílico, los V8 Supercars bajan el telón a una de sus temporadas más disputadas de los últimos años sin duda. El circuito urbano diseñado por Mark Skaife, cinco veces campeón de la categoría, no deja a nadie indiferente.

Homebush, que es la zona de Sydney en la que se encuentra el trazado, es exactamente el mismo lugar por el que hace ahora trece años pasearon los atletas olímpicos. La magia del deporte se respira en cada curva, y el pasado también provoca escalofríos en los pilotos. Nadie olvida ese 2010. Ni nosotros tampoco.

"¡Todos se estrellan en el muro!"

Así es como lo narraba la televisión australiana. Sydney fue decisiva ese año. La igualdad entre Courtney y Whincup tenía un punto álgido en el último evento de la temporada. Tras la primera mitad de carrera, empezó a chispear. Ese tipo de lluvia es la más complicada para los pilotos por que, pese a que humedece el asfalto, no es suficiente para cambiar a neumáticos de mojado.

Así pues, patinaban sobre la pista y los dos contendientes claros al título estaban uno detrás del otro. El entonces bicampeón de los V8 Supercars, Jamie Whincup, estaba cincuenta y tres puntos por detrás del de Dick Johnson Racing, y la lucha se trasladó a la pista. Jamie Whincup pasaba de forma soberbia a Courtney en la curva cinco, arriesgándose con neumáticos de seco en un lugar con algo de agua acumulada. Por suerte, la temperatura de las gomas del Holden le permitió agarrarse como nunca al asfalto...¡Whincup se pasa en la curva 9! ¡Courtney recupera el liderato! La locura estaba servida. Y más tras el coche de seguridad que apareció por el accidente de Greg Murphy, que se iba al muro en la curva 8.

Los líderes habían parado poco antes del incidente, y eso dejó a Whincup al frente de la prueba, seguido de los dos otros contendientes. Cuando el Safety Car enfiló la curva 10 y apagó las luces, empezó a diluviar entre las curvas 2 y 10. Los pilotos lo sabían pero fue demasiado tarde para muchos de ellos: los equipos no podían estar listos en ese corto espacio de tiempo. Mandaron a Whincup, Courtney, Winterbottom y un largo etcétera a la batalla descalzos.

Las gomas se habían enfriado, y al entrar en la zona mojada, se armó la marimorena. Entre que la mitad del pelotón se saltó las curvas 2-3-4 y la frenada encharcada de la curva 5, pues estaba claro lo que pasaría. "¡Winterbottom golpea... Ambos golpea... Todos golpean el muro!" ¡Los tres contendientes al muro! Bueno, junto a Van Gisbergen, Lowndes, Todd Kelly...

Un sinfín de pilotos volvían cojeando a pit-lane mientras la carrera se neutralizaba por enésima vez. Whincup tenía la suspensión delantera derecha hecha puré, como Courtney. Para ellos empezaba una nueva carrera: a ver quien podía salir antes que se empezara la última vuelta, pues el reglamento dice que para poder completar la prueba como clasificado debes dar una vuelta lanzada antes de pasar bajo la bandera de cuadros.

Al final, Courtney consiguió salir en la penúltima vuelta de carrera, mientras que Whincup lo hizo ya una vez Jonathan Webb había empezado su último giro, perdiendo sesenta y tres puntos más respecto a Courtney.

Tres años después

El campeonato llega igual casi que en 2010. Esta vez, pero, se añade un piloto más a la lucha. Davison, Lowndes, Winterbottom y Whincup pueden llevarse el título matemáticamente. La pega es que a los dos Ford les hace falta una alineación interplanetaria para que puedan llevarse el título, y eso no es descartable en Sydney.

Las previsiones meteorológicas dan sol, y eso significa que durante la carrera del sábado se verán imágenes únicas. Se celebrará a partir de las 07:10 de la mañana hora española, al atardecer en la capital de Nueva Gales del Sur. Luces, cámaras.. y acción. La segunda carrera será a las 05:05 hora española, de sábado a domingo.

Los favoritos son los dos integrantes de Triple Eight. La separación de veinte puntos entre ambos enciende la mecha y es posible que pueda estallar una guerra en pista. Se respetan mútuamente, pero ambos son perros de presa. Es posible que se vean incidentes entre ambos, pues ya se ha asegurado que no van a ceder ni en las paradas.

Hablando de paradas, los V8 Supercars han confirmado que se necesitará un mínimo de dos paradas en cada carrera. Esta medida recae en la disparidad de consumo, y la gente de Erebus y Nissan está algo molesta por la resolución.

La lucha por el oro, cual olimpiada. En este caso, los atletas son monstruos de más de 650CV. Es momento de encender el pebetero. Se decide el campeonato, y será a muerte.

Horarios

Sábado 7 de diciembre

Clasificación - 01:55

Top-10-Shootout - 04:05

Carrera - 07:10*

Domingo 8 de diciembre

Clasificación - 02:40

Carrera - 05:05 / 13:45**

*: Directo en MotorsTV y CadenaMotor (Radio online)

**: Directo en CadenaMotor y diferido en MotorsTV

Fotos: V8 Supercars

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33