Registro gratuito

Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama
Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama

LA GRAN CARRERA AUSTRALIANA

Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama

Una montaña que no perdona, un campeonato al rojo vivo y dos novatos que la afrontan. Los secretos de Bathurst al descubierto.

Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama

De pequeños, los cuentos nos parecían algo que alcanzar. Nos imaginábamos montando en un caballo, cruzando mares y montañas con una noble tarea pendiente. Conforme pasaban los años, la magia se iba trasladando paulatinamente. Ni unicornios, ni dragones. Ni si quiera brujas, aunque quizá alguien esté disconforme, por aquello de las suegras. Pero la magia si que sigue existiendo. En forma de balón, de raqueta, de coche o de moto. Hechos que nos invitan a seguir adelante, que nos inundan el corazón con fuerza suficiente para luchar. Como la Bathurst 1000.

El significado de Bathurst es poco conocido en Europa, y en España aún menos. Australia nos queda lejos, y quizá eso nos prevenga de seguir con más ahínco los V8 Supercars. Pese a esa distancia, el Mount Panorama merece la pena. Ambiente único, aficiones enfrentadas cual derbi futbolero y mucha fraternidad en el fondo. Más allá de lo que se ve en la pista, Bathurst se ha ido construyendo a lo largo de los años.

Los fantasmas existen

Una afirmación categórica como esta puede impactar. Algo tan fantasioso como los espíritus no suele ser plato de buen gusto para los escépticos, pero no olvidemos que el motorsport tiene ese punto de homenaje a las glorias del pasado. En este caso, en Bathurst, destaca una. El apodado Rey de la Montaña: Peter Brock.

Peter es el hombre más laureado en el trazado de Nueva Gales del Sur. Nueve victorias a sus espaldas y comparte con su amigo y archienemigo en la pista Allan Moffat el honor de ganar tanto en la Mount Panorama 500 como en la Bathurst 1000. Las dos leyendas dentro de Australia simbolizan una lucha de poder que existe desde el principio de la prueba: Ford vs Holden.

Lo interesante es que Peter Brock sigue ligado de alguna forma a la montaña. Su muerte prematura por accidente de tráfico en 2006 no le aleja de lo que ahora es un templo en su honor. Ese mismo año se le rindió homenaje dejando la primera línea de parrilla vacía. Ha sido el hombre estandarte de Holden durante muchos años, aunque la victoria en 2006 fue para Ford. Las lágrimas invadieron el rostro de Craig Lowndes, quien conseguía su segunda Bathurst 1000 diez años después de la primera. Curiosamente, esa victoria estaba relacionada con Peter Brock: El Rey de la Montaña fue mentor de Lowndes. El alumno era el primero en conseguir el Peter Brock Trophy.

Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama

Siguiendo con historias de fantasmas, el año pasado se cumplieron cincuenta ediciones de los 1000 kilómetros. El propio Craig Lowndes llevó una decoración especial, haciendo honor a Peter Brock. Indirectamente, estuvo presente también. No se llegan a las bodas de oro tan facilmente, y el resultado, de forma mágica, estuvo relacionado con Brock: doble podio para Holden. Jamie Whincup se llevó su cuarta Bathurst 1000, a mandos del Holden Commodore de Triple Eight Race Engineering, por un margen mínimo sobre David Reynolds, con el Ford Falcon pintado con el British Racing Green. Lowndes llegó tercero, aupado por el espíritu de Brock en un último relevo de manual.

El retorno y el novato sorprendente

Afrontamos el presente a medias. La edición de 2013 será la quincuagésima primera a una distancia de 1000 kilómetros, siendo sesenta y uno los años transcurridos desde la primera Mount Panorama 500. Las armas están en todo lo alto tras la Sandown 500 del pasado mes de Septiembre. Jamie Whincup, Craig Lowndes, sus respectivos compañeros de resistencia y Triple Eight al completo tienen la moral por las nubes después del doblete en el trazado de Melbourne, Victoria. Pero no estarán solos.

Ford, con Ford Performance Racing al frente del batallón de séis Falcon, pinta que será un rival a tener en cuenta. Tanto Will Davison como Mark Winterbottom - y sus respectivas parejas en la Copa Pirtek de Resistencia - se mostraron con ganas de cargar por el campeonato 2013. Recordemos que la lucha está muy abierta: 1200 en juego y a penas 100 entre Whincup (líder) y Frosty (cuarto en la general). Un error en Bathurst o la Gold Coast puede dejar el campeonato casi decidido o muy apretado. Lo malo es la presión sobre los pilotos del óvalo azul: Will Davison pinta a que puede aterrizar en Erebus de cara a 2014, acompañando a Engel y, casi con toda seguridad, a Holdsworth. Más allá de los rumores de cambio de equipo, se les unen otros de guerra interna.

En cuanto a los nuevos en 2013, las cosas se pintan con verde esperanza. En el caso de Nissan, aún se acuerdan como hace veintiún años que Mark Skaife llevó a su Skyline GTR a la gloria australiana. Dos décadas después, se adjudican una de las carreras en Winton y la moral sube por las nubes. Los hermanos Kelly, James Moffat - hijo de Allan Moffat - y Michael Carusso vienen con las pilas cargadas.

Por parte de Erebus Motorsports, no podían pedir más. El equipo que adquiriera Stone Brothers Racing a principios de año llegan a Bathurst con nota. No han ganado aún, pero el regusto del cuarto puesto conseguido por Lee Holdsworth en Sandown les convierte en underdog. Ya sabéis, los invitados inesperados. "Estamos alcanzando nuestros objetivos, y con Bathurst a la vista es lo mejor que nos podía pasar. Esperamos seguir con este ritmo y que consigamos otro top-5"- comenta Holdsworth, quien llevará el Mercedes E63 AMG.

Previo Bathurst 1000: La magia del Mt. Panorama

Los equipos vienen preparados, pero Bathurst siempre sorprende. En este caso, es la organización y algunos de los articulos reglamentarios de cara a La Gran Carrera Australiana. Como ya pasara en Sandown por motivos de consumo, se establecerá un mínimo de siete paradas obligatorias, planteando la estrategia de forma distinta.

Antes, era a ver quien consumía menos durante los 1000km, ahora es a ver quien enlaza las diferentes rutinas de cambio de neumáticos y pilotos. La media sale a veintitrés vueltas entre parada y parada, aunque es posible que aparezcan algunas más por motivos de coche de seguridad o desgaste excesivo de los neumáticos. Las gomas fueron en 2012 un dolor de cabeza, pues algunas se desintegraban por culpa de algunos bordillos, provocando paradas prematuras.

El próximo jueves arrancan los entrenamientos libres en la Montaña. Ya queda menos. Nos sale a algunos el niño pequeño que llevamos dentro, la impaciencia. Ver a nobles caballeros montados en variopintos corceles. Personas que se ganan nuestro aprecio. La resistencia tiene esta magia, y Bathurst es uno de sus mayores exponentes. Y lo mejor de todo: esta noble tarea no es imaginación. Es una batalla para la que llevan un año preparándose.

Horarios Bathurst 1000

Clasificación: Viernes 11 de Octubre - 06:00

Top-Ten Shootout: Sábado 12 de Octubre - 08:00

Carrera (161 vueltas): Madrugada Sábado 12 a Domingo 13 - 01:30

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33