Registro gratuito

Primer circuito de España: Autódromo de Terramar
Primer circuito de España: Autódromo de Terramar

HISTORIA DEL MOTOR

Primer circuito de España: Autódromo de Terramar

Fue inaugurado en el año 1923, siendo así el tercero de Europa tras Brooklands y Monza.

DANIEL FERNáNDEZ - 30 JULIO 2016 10:33

El Autódromo Terramar se encuentra en la localidad de Sant Pere de Ribes (Barcelona), pero recibe ese nombre gracias a su cercanía a la localidad de Sitges. Fue construido en 300 días, su inauguración el 28 de Octubre 1923, le convierte en el primer circuito permanente de España; mientras que en Europa sólo existían Brooklands en Reino Unido y Monza en Italia, por aquel entonces, en Estados Unidos sólo existía Indianápolis. Es un circuito ovalado de 2 kilómetros de longitud que cuenta con 2 rectas y 2 curvas, estás últimas peraltadas a 90 grados.

En el se organizó el día de su inauguración, el primer Gran Premio de España de lo que se conoce actualmente como Fórmula 1. El circuito se llenó de gente dispuesta a disfrutar del primer Grand Prix de España y la recaudación de la taquilla fue realmente buena, lamentablemente no tardarían en llegar los problemas. La construcción del circuito fue más costosa de lo que se preveía (cuatro millones de pesetas de la época) y se contrajo una deuda con las constructoras, debido a ello embargaron el dinero recaudado en taquilla y no se pudieron pagar los premios económicos a los pilotos. La por aquel entonces Federación Internacional sancionó al circuito imposibilitándolo para la realización de más pruebas internacionales. El circuito no murió, se siguieron disputando carreras de coches, de motos, incluso de avionetas y mixtas, hasta que en el año 1955 cesó la actividad deportiva.

Años más tarde, ciertas zonas del recinto se utilizaron para montar una gran explotación avícola que tuvo bastante éxito, pero los propietarios respetaron todo lo que era el circuito y por ello se ha mantenido virgen. El primer circuito permanente de España, tal y como se construyó en su día y bien mantenido (los años pasan factura a todo obviamente y el Autódromo tiene más de 90 años), es normal que la propiedad quiera recuperarlo y organizar un complejo histórico, de ocio y de cultura ambientado en el ámbito del deporte de motor.

Primer circuito de España: Autódromo de Terramar

Recorrido por la historia

A día de hoy, la gradería está incompleta, la primera sección ya estaba desde el primer día pero iba a construirse una segunda, al informar de la falta de dinero, la constructora dejó de trabajar inmediatamente y se quedó a medias. Desde el exterior se observa la inclinación para los asientos y como ese "edificio" hace una ligera curva del mismo modo que la pista. Una vez dentro, sus grandes pilares y las escaleras para subir a los asientos son espectaculares, dicha zona de asiento fue tapada en su momento y ha evitado que se estropease la grada. En el interior de las gradas se encontraban las oficinas y la enfermería. Una enfermería por cierto, donde comenzó su trayectoria profesional el señor Corachan, fundador de la famosa Clínica Corachan. A día de hoy ese espacio es un almacén, pero se planea que en un futuro crear un museo clásico del mundo del motor.

Los boxes se encuentran al lado del jardín de los naranjos, donde estuvo el Rey Alfonso XIII el día de la inauguración, se dice que los naranjos estaban en flor y sus vasallos agitaban prendas para que las avispas no picaran al monarca. Los boxes siguen conservando la misma estructura con la cual fueron construidos, como todo lo demás, aunque hubo una pequeña modificación. Algunos pasaron a ser un establo, exactamente en aquellos donde antiguamente la marca Bugatti tenía su box permanente. Otra curiosidad es que después de 90 años se siguen viendo los números de box.

Desde el mirador se observan los distintos edificios destinados en su día a la explotación avícola y, mirando hacia al otro lado, un trozo de la pista muy llamativo. Durante la celebración de un fin de semana de carreras varios pilotos se quejaron de una zona del asfalto y la organización "reasfaltó". El problema es que durante la noche no se terminó de secar y cuando pasaron los coches por las zonas quedaron las marcas de sus neumáticos. En unos sitios se enseñan fósiles, huellas, pinturas y en el Autódromo Terramar quedará por siempre la marca de la competición.

Nuestra web ha tenido la suerte de poder estar allí y disfrutar de una jornada magnífica, pocas veces se tiene acceso a la historia del motor. Motor&Racing ha tenido el privilegio no solo de estar y mirar, si no de realizar este reportaje que muestra un lugar que debería ser emblemático, pero por desgracia está olvidado por gobiernos, autoridades competentes e incluso los aficionados al Mundo del motor. Os dejamos con el siguiente vídeo, en el cual pudimos rodar en el circuito y entrevistar al Director.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS