Registro gratuito

Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8
Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8

DÍA HISTÓRICO

Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8

Lee Holdsworth consigue una emotiva victoria en Winton tras más de un año de penurias. El campeonato se aprieta.

Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8

La parrilla de salida ya indicaba que iban a suceder cosas grandes. Tres neozelandeses en las tres primeras posiciones en parrilla, un Mercedes cuarto y los actuales campeones -Jamie Whincup y Craig Lowndes- vigésimo primero y vigésimo tercero respectivamente. El cóctel perfecto para una prueba emocionante.

Dividida en dos partes claras, los segundos 100 kilómetros de la jornada estaban un poco más claros. Se sabía con más certeza el desgaste de los neumáticos, y pintaba a una carrera con posibles paradas en los boxes en caso de coche de seguridad.

Volvo y un día negro

Antes de la salida las dudas se posaban en la primera fila de la parrilla. McLaughlin, tras que su motor expirara en la primera carrera del fin de semana. Pero no era el único. Fabian Coulthard también retrasaba al máximo su salida a parrilla mientras se encargaban de limpiar de gnomos el Holden Commodore que había ganado la carrera 7.

En Garry Rogers conseguían lo que parecía imposible. ¡Consiguieron cambiar el motor de McLaughlin y tomaba la salida! ¡Y madre que salida! ¡Se pone primero en curva dos! Pero poco les duró el dulce caramelo del liderato. Pese al ritmo que llevaban, las baterías amenazaban con morir y McLaughlin, desolado, enfilaba el carril de boxes en la vuelta ocho. Volvió a pista con cuatro vueltas perdidas, pero con buen ritmo.

En ese espacio de tiempo, por detrás hubo más que manteca. Shane Van Gisbergen empezó a acusar una degradación excesiva en sus gomas traseras y no podía igualar el ritmo de los de delante. Todo parecía apuntar al uso de gomas algo gastadas para la segunda carrera, y de ahí que saliera de forma torpe y le superaran Holdsworth, y Reynolds. Eso si, a Winterbottom le amargó durante muchas vueltas.

Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8

Tanto el de Erebus (Holdsworth) como el de The Bottle O'Racing (Reynolds) -coche cliente de Ford Performance Racing- pudieron seguir el ritmo de McLaughlin y Coulthard. Incluso una vez apartado del liderato el Volvo los tres primeros rodaban cómodamente en 1:23 altos, mientras que Shane Van Gisbergen formaba un largo tren a la estela de su Holden Commodore VF.

El intento de ahorro de neumáticos provocó que la primera parte de la prueba fuera muy estable, aunque Van Gisbergen empezó a descolgarse de forma seria. Tras que Winterbottom le pasara, se enzarzó en una pelea con Tim Slade y puso sus dotes de conducción al límite. ¡Van Gisbergen recorre derrapando las curvas 6, 7 y 8! ¡Y casi aguanta a Slade detrás! Es de sobras conocida la afición del kiwi por el drift, y hoy se ha demostrado. Pero no era el único que padecía de un coche hambriento.

Las gomas de Garth Tander también habían sido el primer plato del Holden #2, y veía como le pasaba hasta el apuntador, quedando rezagado en la zona trasera del grupo. Entre los que le habían sobrepasado se encontraban los dos Triple Eight, que también acusaban un exceso de desgaste y no conseguían remontar. Y empezó el juego.

Como una madre

Holdsworth acosó a Fabian Coulthard a menos de quince para el final. El neozelandés de Brad Jones Racing estaba dándolo todo. Quería irse a dormir con el liderato del campeonato, aunque en ese momento Lowndes había remontado lo suficiente como para mantener cuatro puntos de margen. Y Coulthard aferrado a un clavo ardiendo. Sus gomas decían basta y Holdsworth seguía presionando.

Cinco vueltas... Reynolds y Winterbottom se acercan... Cuatro y son sólo dos segundos entre el primero y el tercero... Tres vueltas... ¡Holdsworth lo intenta pero Coulthard aguanta el tipo! Dos vueltas... ¡El Mercedes se cuela por el interior al Holden! ¡Erebus camino de la primera! A ello sumadle que Winterbottom pasaba a Reynolds y se iba a por Coulthard. ¿Llegaría el Falcon a cazar al Mercedes? ... ¡Winterbottom pasa a Coulthard en la penúltima curva! ¡Última vuelta y Holdsworth lidera por 1.9! No tenía tiempo material Frosty, pero lo intentó. Y el Mercedes cruzó la meta.

"Es una victoria muy emotiva. Han sido más de doce meses durísimos, y si le juntamos lo que ha pasado esta semana [NdA: La vivienda de Lee Holdsworth fue asaltada]... Estoy muy orgulloso de los chicos de Erebus", declaraba un emocionado Lee Holdsworth.

"A cada una de las personas o fans que aguantaron el chaparrón a mi lado, a este chico [Lee Holdsworth] que cree en si mismo y en toda la gente que le apoya, gracias de corazón". Estas palabras de Betty Klimenko salían entre lágrimas de alegría. Se abrazó a su piloto como una madre abraza a su hijo.

Con 200 kilómetros por correr mañana, ambos Erebus entran en el top-10 del campeonato tras dos carreras casi perfectas de Davison. Pero lo importante es que las cinco marcas están para ganar en los V8 Supercars. Y que sean ya cinco las marcas que han conseguido ganar una prueba (puntuable o no) del campeonato indica que nos esperan cosas grandes, muy grandes.

Winton 400: Erebus consigue su primera victoria en los V8

Resultados Carrera 8/38

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS