Registro gratuito

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción
Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

A FONDO

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

Ponemos a prueba a uno de los crossovers de moda, y para ello, le sometemos a la prueba de mayor kilometraje realizado hasta ahora por M&R.

EMILIO GARCíA - 27 ENERO 2015 23:03

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

El mercado automovilístico se rige por modas, como todos ya sabemos. Hace 10 años los fabricantes se afanaban en tener en el mercado el mejor monovolumen compacto, ya que estos contaban con una demanda cada vez más creciente debido a sus cualidades y aspecto. Pero como todo evoluciona, este segmento pierde adeptos día a día, debido al surgimiento del segmento de los Crossovers, en el que prácticamente todos los fabricantes ofrecen una alternativa a la amplia oferta de mercado.

A su llegada hace solo unos años, el Mitsubishi ASX recibió muy buenas críticas, que se vieron reflejadas en una cada vez más creciente demanda en el mercado. Ofrecía una gama equilibrada, un diseño muy atractivo, buenos ajustes, un amplio equipamiento desde el acceso de gama y un buen confort de marcha que le caracterizaba y conseguía atraer a cada vez más gente.

Recientemente ha recibido un restyling, y Motor&Racing no ha querido perder la oportunidad de ponerse al volante de este reputado crossover y analizarlo al detalle, además de aprovechar y contarte todas nuestras sensaciones tras más de 1.800 kilómetros al volante.

En esta ocasión, dividiremos la prueba en tres partes, donde realizaremos una toma de contacto, nos pondremos tras su volante y lo valoraremos, además de analizar su gama en detalle.

Extenso equipamiento

La unidad que nos ha acompañado durante esta semana dispone del motor diésel 220 DI-D de 150 CV asociado a un cambio automático de seis relaciones con tracción a las cuatro ruedas y el nivel de equipamiento Kaitei.

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

Estéticamente el Mitsubishi ASX es un Crossover que, pese a querer mantenerse en una posición discreta llama bastante la atención. Su nivel de equipamiento le ofrece elementos que sin duda embellecen un conjunto estético bastante logrado. Las llantas de 17 pulgadas cuentan con un diseño llamativo, que refuerza su combinación de aluminio pulido y negro brillo.

El frontal, de diseño agresivo y con carácter, quiere recordarnos que comparte ADN con uno de los modelos más queridos de la historia de Mitsubishi: el Lancer Evolution X, aunque muestra rasgos de diseño únicos, como es la ubicación de la luz diurna y de niebla. Sus faros delanteros cuentan con iluminación Xenón para cortas.

De perfil el Mitsubishi ASX recuerda bastante a un compacto por sus proporciones, delatándole el notable incremento de altura, así como un voladizo elevado. El detalle de la falsa salida de aire cromada de la aleta le aporta identidad, aunque realmente no aporte ningún beneficio dinámico.

Su zaga ofrece un diseño único y sin similitudes, el cual sigue dando una sensación de compacto por sus proporciones y rasgos. Su paragolpes trasero cuenta con una protección de color negro mate que le protegerá medianamente de pequeños errores durante maniobras, algo difícil que ocurra gracias a la excelente ubicación de su cámara posterior.

Descubramos su interior

Hay que destacar que nada más abrir la puerta se puede percibir la buena calidad con la que se ha dotado a su conjunto, con materiales mullidos en la parte alta del tablero de abordo y buenos ajustes. Por su parte, los guarnecidos de puerta no están revestidos de materiales mullidos, aunque gozan de un tacto muy agradable. En las zonas más escondidas es donde podemos encontrar algunos detalles feos en su acabado, como rebabas de los moldes en los plásticos, aunque bien es cierto que para dar con ellos hay que rebuscar.

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

El diseño y distribución de su interior es sencillo y efectivo. No encontraremos un diseño totalmente rompedor, pero sin duda te gustará por la ubicación de todos los mandos, que sin duda facilitan mucho el uso de estos.

Debido al nivel equipamiento Kaitei, nuestra unidad está completamente equipada, ofreciendo un sistema de info-entretenimiento con navegación a través de la gran pantalla de 7 pulgadas que encontramos en el centro del tablero, con la que además podemos observar que ocurre en la parte posterior a través de la cámara. Además su techo panorámico con luz ambiente, asientos de cuero calefactables, sistema de sonido firmado por Rockford Fostage de 710 W de potencia y 9 altavoces, o por supuesto, su sistema de acceso y arranque "manos libres", hacen del Mitsubishi ASX Kaitei un crossover muy completo.

Espacio, mucho espacio

Mitsubishi lo ofrece de serie con el ASX, y es algo que tras verlo desde fuera no te esperas. En la primera fila de asientos, tras colocar los asientos, tenemos espacio para viajar con total comodidad, mientras que los ocupantes de la fila trasera disponen de espacio para rodillas y cadera. Además, encontramos multitud de huecos (bastante amplios además) para guardar objetos.

Prueba - El Mitsubishi ASX pasa por nuestra redacción

Su maletero, que podemos abrirlo sin necesidad de sacar la llave del bolsillo, ofrece 442 litros de capacidad. El maletero ofrece una superficie de carga plana, pero para mayor organización de su espacio, dispone de un falso fondo de gran amplitud en el que caben multitud de objetos.

Tras su análisis el Mitsubishi ASX deja muy buen sabor de boca, por lo que es hora de ver sus habilidades en la carretera, y descubrir su secreto del gran éxito que está cosechando. Mañana continuaremos con la prueba, concluyendo con nuestro veredicto y opinión de este crossover japonés.

- Parte 2

- Parte 3

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS