Registro gratuito

Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión
Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión

CONTACTO

Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión

Concluimos la prueba del nuevo Peugeot 308 equipado con el 1.2 PureTech de 130 caballos.

SERGIO J. CABRERA - 06 JUNIO 2014 11:55

Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión

Si en el anterior artículo describimos las impresiones estáticas del nuevo Peugeot 308, en esta parte del reportaje hablaremos de las sensaciones que nos deja el haberlo probado, tanto en su uso como el comportamiento del nuevo motor 1.2 PureTech.

Una vez puestos a sus mandos, sorprende la sencillez con la que se adapta el conductor a la cabina, con prácticamente todo localizado de un solo vistazo, la tendencia de limpiar los tableros focalizando las funciones en una sola pantalla central es todo un avance en lo que ergonomía se refiere.

Salvo unos pocos mandos situados junto al retrovisor central, en el techo, todo está controlado a través de la gran pantalla central, de uso muy intuitivo y sencillo.

Mención aparte del sistema i-cockpit, una de las mayores novedades de la marca en los últimos años, y que sorprende al primer vistazo más de lo que pudiera parecer, ya que el tamaño del volante, realmente reducido con respecto a uno convencional y la nueva disposición del tablero, causa extrañeza.

Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión

Una vez puestos en marcha, la idea no puede resultar mejor concebida, la disposición del tablero por encima del volante y el propio diseño de esta, con dos relojes muy separados por una pantalla central, facilita enormemente la tarea de consultarla mientras se circula, con el plus de que la adaptación es muy rápida y automática, como si siempre hubiese estado ahí. Por lo que la ganancia en cuanto a seguridad es palpable.

El volante requiere un poco más de adaptación, el menor diámetro del aro se nota durante bastante tiempo, aunque no interfiere en absoluto para la conducción del 308, resultando exactamente igual de eficaz que uno de tamaño más convencional.

Comportamiento dinámico

En este caso, la verdadera estrella de la prueba es el nuevo motor PureTech de 130 CV, si el bastidor del 308 está a la altura de los más grandes del segmento, el nuevo y pequeño motor de Peugeot se pone a la cabeza de la nueva raza de pequeños motores altamente eficientes y potentes.

De 130 caballos y con un par de 230 Nm, el pequeño bloque de 1.2 litros tiene fuerza que dar desde las primeras vueltas, a 1.500 revoluciones por minuto ya entrega el 95 por ciento del par disponible, por lo que en prácticamente todo el rango de revoluciones se muestra voluntarioso y lleno de fuerza.

Prueba del Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S, conclusión

El recorrido practicado para la prueba incluyó tramos urbanos, autopista y carreteras secundarias, y en todo momento se mostró lleno de par, a la mas leve insinuación del pedal del acelerador el 308 respondía sin necesidad de bajar marchas, incluso con la sexta engranada a 100 km/h se podía realizar perfectamente circulación de crucero, yendo a unas 2.000 rpm, lo que nos muestra las capacidades del pequeño propulsor francés.

A pesar de no realizar una conducción ahorrativa en absoluto, sin recurrir a marchas largas constantemente ni tratando de mantener cruceros para comprobar el fantástico consumo anunciado de 4,7 litros a los 100, conseguimos una media de unos 6,5 litros/100 km. Muy buena cifra, teniendo en cuenta de que gran parte del recorrido fue realizado con el modo Sport activado.

El modo Sport es todo un juguete, en cuanto se presiona el mando, situado tras la pequeña palanca de cambios, la dirección se endurece y la respuesta del motor cambia totalmente, mostrando una personalidad más afilada y poderosa, acompañado por un estudiado sonido racing que emana el motor a cada insinuación en el acelerador.

Conclusión

El resultado obtenido en este modelo es ante todo muy gratificante para el usuario, no solo por el agradable diseño del conjunto, muy atractivo visualmente, sino por la respuesta general de la versión, dotada de un motor muy interesante, dinámica y económicamente hablando, y con un equipamiento que lo convierte en una llamativa opción de compra del segmento.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS