Registro gratuito

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans
Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

LE MANS 2012

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

Los pioneros de la tecnología en los últimos años vuelven a conseguirlo, esta vez con un sonado doblete. Los Toyota abandonan.

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

Audi consiguió la primera victoria en las 24 Horas de Le Mans para un coche híbrido, con el equipo de André Lotterer, Treluyer Benoit y Marcel Fassler repitiendo su triunfo de 2011, a los mandos del Audi e-tron quattro en la 80ª edición de la mítica carrera. El trío lideró un doblete para el nuevo e-tron, y encabezó un podio copado por Audi.

La carrera fue dura, exigente, y plagada de problemas para ambos favoritos. Si bien Audi partía como el mejor candidato a la victoria, Toyota había trabajado tremendamente duro y no dio tregua mientras sus coches se mantuvieron en pista.

El Audi vencedor fue el único de los cuatro coches del equipo que no tuvo problemas en las horas iniciales, aunque ambos ultras necesitaron visitas preventivas a boxes para controles, y su hermano número 2 tenía que entrar en boxes para eliminar una gran cantidad de caucho acumulada que estaba interfiriendo con su suspensión.

Esto permitió a los Toyota, que eran increíblemente rápidos, llegar a luchar contra el Audi en cabeza y, no en vano, a cinco horas del final, el Toyota de Nicolas Lapierre iba rueda con rueda con el Audi de Treluyer, en un espectacular duelo del que el TS030 salió líder.

Peor suerte corrió la otra TS030 número 8, que se había voló por el aire y se estrelló contra las barreras después del contacto entre Davidson y el Ferrari de AF Corse pilotado por Piergiuseppe Perazzini en Mulsanne. El británico sufrió dos vértebras fracturadas, y tiene un período de recuperación previsto de 3 meses.

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

El coche de seguridad estuvo fuera bastante tiempo, mientras que Davidson era liberado del coche, y se reconstruían las barreras de seguridad, destrozadas por el violento impacto tanto de la Toyota y Ferrari.

Toyota perdió el liderato en la parada en boxes durante este período de precaución, y luego tuvo su stint más rápido, pero todo terminó en la cuando Kazuki Nakajima chocó con el DeltaWing,

poniendo fin a la carrera prometedora del coche experimental y obligando a que el Toyota volviera a su garaje para la reparar la carrocería y el suelo del coche. Más tarde, un fallo en el motor hizo que el coche tuviera que abandonar justo antes de media de la distancia.

Todavía había un Audi e-tron disputando una increíble carrera, lo que mantenía el interés por la lucha por la primera posición. El coche número tuvo la oportunidad que necesitaba cuando la hasta entonces impecable número 1 se salió contra las barreras de curvas Porsche a manos de Fassler poco antes del amanecer. El daño fue reparado durante las paradas programadas, y el número 1 volvió a estar en posiciones competitivas, aunque, cuando Fassler tuvo un incidente con el Corvette número 74 en la mañana del domingo, la carrera volvió a estar totalmente abierta.

En el final, sin embargo, que fue un accidente para del número 2 lo que decidió la carrera, con Allan McNish haciendo un trompo contra las barreras en las curvas Porsche a poco más de dos horas de la meta cuando trataba de pasar a un Ferrari GTE.

Las tradicionalmente rápidas reparaciones de Audi permitieron que Tom Kristensen y Dindo Capello (en su despedida de Le Mans) mantuvieran su segundo lugar, pero ya no habría más desafíos a Lotterer, Treluyer y Fassler.

El mejor de los ultras terminó tercero con Oliver Jarvis, Marco Bonanomi y Mike Rockenfeller, tres vueltas sobre el ganador. Hubo poca diferencia entre los e-trones y ultras en cuanto a ritmo titular, pero los etrons tuvieron un funcionamiento más suave - en particular en comparación con el Audi número 3, que fue colocado contra las barreras tanto por Romain Dumas como por Marc Gené en la casi idénticos incidentes ocurridos en la noche del sábado y el domingo por la mañana, respectivamente.

Estos accidentes dejaron al último Audi en el quinto lugar, y abrió la puerta a la implacable Rebellion Lola-Toyota de Nick Heidfeld, Neel Jani y Nicolas Prost seguir su marcha para ser cuarto al final.

JRM completó el top seis con su HPD, con Peter Dumbreck, Karun Chandhok y David Brabham, que superaron el difícil comienzo del equipo de LMP1 con un rendimiento de carrera impresionante.

Strakka, el mejor equipo independiente de la fase de clasificación, trabajó duro para tratar de compensar la fuga de aceite antes de la carrera que le hizo partir a seis vueltas de distancia, y casi dio caza a JRM antes de que un pinchazo y después problemas de motor les obligaran a detenerse.

LMP2

LMP2 fue tan competitivo como se esperaba. Morgan OAK estableció el ritmo desde el principio antes de que el coche número 24 sufriera problemas de presión de aceite y de que varios pinchazos limitasen al 25. El Starworks HPD por lo tanto, añadió la victoria en Le Mans LMP2 y el séptimo lugar general a su excelente hoja de resultados acumulados en Daytona y Sebring.

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

Lucas Ordoñez, con el Zytek Z11SN - Nissan de Greaves Motorsport, fue octavo en LMP2, después de una carrera plagada de problemas

GTE

GTE Pro que comenzó como una epopeya lucha a cuatro bandas, pero al final el ritmo del líder Ferrari de AF Corse y su capacidad de tener tandas más largas que sus rivales lo vio venir desde atrás para tomar una dominante victoria, según el equipo le daba la vuelta a su semana después del masivo accidente de Giancarlo Fisichella el miércoles. El veterano italiano se llevó la victoria junto a sus compañeros de equipo Gianmaria Bruni y Toni Vilander.

Fue un doblete Ferrari, con los polemans Makowiecki, Farnbacher y Melo en segundo lugar, a pesar de perder el tiempo con los frenos al final.

Los Ferrari resistieron la recuperación de Aston Martin, que perdió terreno crucial cuando Stefan Mucke mandó el coche contra las barreras de Indianápolis el domingo por la mañana.

Corvette estaba entre los favoritos al principio, pero una serie de incidentes les retrasaron. Antonio García, que corría con Magnussen y Taylor, fue cuarto en la categoría, retrasado por problemas en la dirección.

Audi hace historia al conseguir la primera victoria híbrida en Le Mans

GTE Am vio el final más emocionante, con poco para separar el Corvette Larbre y el Porsche IMSA, incluso en los últimos minutos. Un gran stint de Pedro Lamy llevó al Corvette a pasar al Imsa de Anthony Pons, incluso antes de que un pinchazo dejase cojeando al Porsche casi a la vista de la bandera.

Clasificación final completa.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS