Registro gratuito

El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies
El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies

ANÁLISIS DE FUTURO

El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies

Vivimos el cambio de los Grupo A, vivimos la llegada de los S2000 hace siete años y ahora podemos vivir otra gran revolución en el mundo de los rallies.

El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies

Antes de empezar en materia, le voy a pedir dos cosas a usted como lector. La primera de ella es que se olvide de la palabra promotor y del futuro de todos los pilotos, incluyendo la continuidad de Sebastien Loeb o el equipo que tendrá entre sus filas al español Dani Sordo. La segunda cosa que le imploro es que comprenda que un nuevo panorama se acerca al Mundial de Rallies y al IRC, por lo que algunas cosas de las contadas aquí pueden cambiar. Como recomendación previa, si quiere disfrutar de una lectura con cimientos sólidos, le recomiendo echar un vistazo a los planes de futuro del WRC en lo que a categorías se refiere.

Si me han concedido estas dos peticiones y la última recomendación, podemos empezar el artículo con un titular: "La forja de la tercera edad de los Rallies". En el pasado, más o menos cercano para algunos y para otros desconocido, tenemos dos grandes cambios que han marcado el devenir de la historia de los rallies. El primero de ellos a mi entender fue la desaparición de la clase B a finales de 1986 por los elevados costes, lo que sumado a la estandarización de la Clase A llevó a un primer cambio radical en 1997, cuando aparecieron los coches de especificación WRC.

El segundo cambio, del que he sido más participe dada mi edad fue la aparición de los S2000, hace unos siete años. Con su llegada al IRC en 2006 y posteriormente al WRC de manera efectiva en 2011 nos han dejado un buen sabor de boca pero su historia puede terminar muy pronto con la aparición de las nuevas categorías en el Mundial de Rallies y con la llegada de los coches R5.

Espero que este pequeño repaso histórico nos ponga en situación, porque lo que se acerca en los próximos tres años puede ser un auténtico cambio. Si habéis seguido mi recomendación habréis leído algo sobre la categoría WRC1, que a fin de cuentas y con cambio de nombre incluido sería la actual WRC. Sin embargo, los cambios en la categoría WRC2 serían notables, ya que los R4, S2000 y los nuevos R5 convivirían por un periodo de tres años hasta la desaparición de los dos primeros para dejar la hegemonía a los R5, más baratos para las marcas. La WRC3 estaría reservada para los coches de 2 ruedas motrices y los R-GT, como el nuevo Lotus Exige y la WRC4 sería la actual WRC Academy.

La llegada de los R5 iría determinada por el ahorro de costes. Con un motor 1.6 turbo de cuatro cilindros (no es necesario que sean de inyección directa) el modelo tendrá unos 260 cv, 40 más que los modelos de producción de calle y la brida será de 32 mm, un milímetro inferior a la de los WRC. Con una caja secuencial de 5 velocidades y el diferencial trasero mecánico, estos coches tendrán una anchura de 1820 mm y un peso de 1200 kg, con 4 amortiguadores estándar. Como opción de futuro para las marcas, parece el camino marcado ya que su llegada podría llegar en Abril de 2013 y como hemos dicho, 2015 sería el año para quedarse en solitario.

El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies

El futuro de las marcas

Con este panorama, las marcas van y pueden tomar caminos diversos acordes a cuales de estos cambios se tomen finalmente y sus planes de futuro. Si empezamos por Citroën (por alguna hay que empezar) parece que estos cambios de momento le pillan de lejos. Sin intención de desarrollar un R5, su futuro se centra en su DS3 WRC, modelo que siempre han custodiado ante los pilotos privados, pero que podría en un futuro cercano ser una herramienta más para completar el presupuesto del equipo. Por ello las opciones de un DS3 RRC y de un DS3 S2000 son cada vez más factibles, algo que dejaría las cuentas de la estructura en mejor posición.

Citroën Racing contó con una variante del RRC, pero viendo que por el momento y al menos por tres años la reglamentación del actual WRC está basada en el S2000, el equipo francés podría estar barajando la posibilidad de resucitar un DS3 S2000 que nunca vio la luz para carreras clientes. El DS3 RRC podría ser un desahogo económico para Citroën Racing.

Ford junto a Prodrive, es decir Mini, tienen poco que aportar a la jugada. Ford tiene una cantidad considerable de Ford Fiesta S2000 tanto en el Mundial de Rallies como en el IRC por lo que de momento y hasta nuevo aviso el futuro de la marca americana pasa por este modelo. La marca del óvalo no debería tener problemas para desarrollar un R5, ya que de hecho ha mostrado interés por la nueva categoría, pero de momento no ha confirmado cuáles son sus planes al respecto. En cuanto a Mini, al igual que Ford, de momento su futuro pasa por mantener su programa de pilotos privados y garantizar una temporada completa con una unidad mínimo del Mini WRC en la próxima temporada.

Volkswagen tiene un programa claro, o eso pensábamos hasta estos días. La marca alemana con Capito a la cabeza tiene por delante la última fase de desarrollo del Polo R WRC que comenzará con la participación en el Rally Legend. A la espera de su posible participación junto a los demás WRC y ante la espera del permiso del resto de los equipos, parece claro ya que Volkswagen comenzará con dos unidades de su Polo WRC en 2013 para unir una tercera una vez que estén asentados. Sin embargo, el reciente rumor de su inclusión en el Global RallyCross pasaría por la creación de un campeonato europeo, siendo Barcelona una de las ciudades elegidas para competir.

El futuro y la forja de la tercera edad de los rallies

Los alumnos destacados

Como en todos los grandes cambios siempre hay alumnos aventajados y en este caso estos serían Skoda y Peugeot. Ambos vienen de conseguir los mayores éxitos en el IRC con sus unidades S2000 pero posiblemente gracias a las conversaciones con la FIA para reducir los costes de producción, también sean los más aventajados en la creación de un R5.

Volkwagen y Ford parecen interesadas en el proyecto y Skoda está planteándose seriamente abandonar el IRC por una temporada para dedicarse a la creación del Skoda Fabia R5. Finalmente abandonen o no la competición, parece que Peugeot Sport es la más adelantada en este fin, ya que a la par de su proyecto del 208 R2 que debutará en otoño, la marca ya está trabajando en un 208 R5.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33