Registro gratuito

El Rallie de Alemania traslada las competencias al asfalto
El Rallie de Alemania traslada las competencias al asfalto

PREVIO RALLIE

El Rallie de Alemania traslada las competencias al asfalto

La prueba germana da paso al asfalto donde Dani Sordo puede tomar más protagonismo. Sebastien Loeb parte como favorito en la novena prueba de la temporada.

El Rallie de Alemania traslada las competencias al asfalto

El asfalto ha llegado al Mundial de Rallies con la disputa del Rallie de Alemania, novena prueba puntuable del campeonato y que abre la puerta a las pruebas sobre alquitrán, quizá menos espectaculares pero con otra esencia. La prueba germana tendrá como base Trier, no muy lejos de Luxemburgo, Bélgica y casi colindante con la región de Lorraine en Francia. Los rápidos tramos a través de los viñedos de Mosel y el campo militar de Baumholder serán solo dos de los escenarios más visitados por los cientos de miles de aficionados que viajan desde toda Europa a presenciar este rallie.

Como siempre, el primer día discurrirá con especiales a través de los viñedos de Mosel. La segunda etapa será muy larga y dura tanto para los pilotos como para las mecánicas con dos pasadas por la especial de Arena Panzerplatte y dos asistencias deplazadas en Birkenfeld, con una vuelta a la asistencia principal entre ellas. El domingo será el ?sprint? final con dos especiales por la región francesa de Sarre antes de disputar la Power Stage por las calles de Trier.

Como característica principal nos encontramos en el Rallie de Alemania los continuos cambios de asfalto, la estrechez de sus tramos y por supuesto sus innumerables cambios de dirección. Históricamente se le considera un rallie donde cometer un error y abandonar es algo realmente fácil. El kilometraje se mantiene, aunque se han pasado de 19 tramos a los 15 de este año. La mayoría de las especiales por lo tanto han sido modificadas.

Sin tramos mixtos, como hemos dicho la prueba tendrá tres zonas diferenciadas. Los viñedos de Mosel, la zona militar de Baumholder y entre medias la región de Saarland. Todos ellos tienen diferentes características y sin embargo las tormentas más que posibles en la zona de Trier hace que los pilotos estén más pendientes del cielo que del asfalto en un primer momento.

Los pilotos

Sebastien Loeb ejerce de máximo favorito sobre el asfalto alemán, algo lógico al conocer el terreno y encadenar nada más y nada menos que ocho victorias consecutivas, aunque Mikko Hirvonen con el otro Citroën no se lo pondrá nada fácil. Jari Matti Latvala y Petter Solberg intentará subsanar el menor rendimiento de su Ford y en tierra de nadie pero con la intención de sumar un podio y porque no la victoria, llega Dani Sordo con el Mini de Prodrive con un chasis más ligero.

Sebastien Ogier volverá a participar con el Skoda Fabia S2000 del equipo Volkswagen en un rallie que le vio vencer la pasada temporada aunque por delante tendrá muchas unidades WRC. Mads Ostberg, Evgeny Novikov con nuevo copiloto o Thierry Neuville solo son algunos de los nombres que están llamados a hacerlo bien sobre el asfalto alemán.

Chris Atkison llega al equipo oficial de Mini en lugar de Armindo Araujo, Nasser Al-Attiyah vuelve tras su aparición en los JJ.OO de Londres y Van Merksteijn Jr disfrutara de una de sus pocas oportunidades al volante de un Citroën este año. La caravana queda completada por el resto de los pilotos de Volkswagen, los que luchen por la clase S2000 y las categorías PWRC y WRC Academy donde estará de nuevo José Antonio "Cohete" Suárez.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS