Registro gratuito

Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo
Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo

WRC CATALUÑA 2016

Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo

El de Volkswagen completa una gran actuación sobre el asfalto catalán que le atribuye el cuarto Mundial. Un sobresaliente Dani Sordo le planta cara hasta la última etapa.

SERGIO ORTAL - 17 OCTUBRE 2016 20:01

El calendario del Mundial de Rallies celebraba su duodécima cita y lo hacía en tierras catalanas, concretamente, en la provincia de Tarragona. Con la particularidad de ser la única prueba mixta de tierra y asfalto en la agenda, el aliciente radicaba en comprobar si Sébastien Ogier podría anotarse su cuarta corona, que había dejado prácticamente sentenciada dos semanas atrás en la bella isla de Córcega. Solo su compañero Andreas Mikkelsen podía retrasar lo inevitable, pero las posibilidades eran muy remotas.

La primera jornada «seria» de competición (el jueves se disputó una superespecial en Barcelona) constaba de 116 kilómetros cronometrados, la mayoría de ellos sobre tierra. Ogier debía nuevamente abrir pista, como viene siendo tradición en las últimas temporadas. Ante las delicadas condiciones climatológicas, que originaban grandes charcos y mermaban el agarre, el piloto francés debía conformarse con quedar a diecisiete segundos de un inspirado Dani Sordo, que daba la sorpresa al instalarse en cabeza. La nota negativa la ponía Jari-Matti Latvala al dañar la suspensión trasera en un toque.

Sin embargo, en la etapa del sábado, la grava dejaba paso al asfalto, superficie en la que el hándicap de ser el primero en pista se transforma incluso en una ventaja. Sin nada que perder dado su amplio margen al frente del campeonato, el de Volkswagen lanzaba un fuerte ataque sobre el cántabro y recuperaba más de veintidós segundos en los 140 kilómetros, lo que le permitía heredar el liderato con casi seis sobre el piloto de Hyundai a falta de cuatro especiales.

Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo

El día quedaba marcado por el accidente de Andreas Mikkelsen, quien había rodado tercero durante la práctica totalidad de la prueba. Esto promocionaba a Thierry Neuville y Hayden Paddon a la tercera y cuarta posición, respectivamente, aunque ya a más de un minuto de su compañero. Kris Meeke, que había tenido una primera etapa difícil debido a un vuelco, era el quinto en discordia, precediendo a los Ford de Mads Østberg y Ott Tänak, así como al i20 2015 de Kevin Abbring.

'Seb' pone las cosas en su sitio

Ante esta situación, la jornada del domingo se presentaba muy reñida, con los líderes en un pañuelo y solo los tramos de Pratdip (19,3 km) y Duesaigües (12,1) -también íntegramente sobre asfalto- a doble pasada. Luego del abandono de Mikkelsen, Ogier solo necesitaba sumar un punto para convertirse en tetracampeón del mundo, por lo que no precisaba tomar ningún riesgo. Pero como todo buen campeón, el galo quería festejarlo a lo grande; desde lo más alto del podio.

Para ello, en los dos primeros asaltos le endosaba siete segundos a Sordo y llevaba su diferencia hasta los 12.7. Hayden Paddon, cuajando una gran actuación sobre el alquitrán, se mantenía cerca de un Thierry Neuville algo desinflado este fin de semana, aunque era de esperar que Hyundai ordenase mantener las posiciones para disputarle el título de constructores a Volkswagen (el neozelandés participaba encuadrado en la estructura 'B').

Previamente, Kris Meeke debía decir adiós por enésima vez esta temporada a causa de una avería mecánica en su DS3. Ojalá que el próximo año, el rápido norirlandés pueda estar en la pelea; lo merece como el que más. Su retirada catapultaba un lugar a Østberg, Tänak y Abbring, todos ellos rodando en «tierra de nadie», con solo el último bucle por delante. En este sería Martin Prokop quien abandonaba, tras arrancar la rueda delantera derecha de su Fiesta.

Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo

De vuelta al frente, Ogier continuaba con su efectiva conducción para superar de nuevo a su perseguidor, aquejado del mal endémico de los i20; el subviraje. El «scratch» de esta penúltima especial correspondía al reenganchado Latvala, muy lejos de la zona de puntos. Llegábamos así a la Power Stage, donde los Polo repetían el resultado; el finés se llevaba los tres puntos extra, yendo dos a manos de Ogier (resarciéndose de su accidente aquí en 2015) y uno, para Sordo, que nada podía hacer ante la superioridad del modelo alemán.

El club de los grandes

De esta forma, Sébastien se llevaba su quinta victoria del año y tercera consecutiva tras las cosechadas en el asfalto de Alemania y Córcega, asegurándose además su cuarto entorchado en el Mundial de Rallies -también sucesivo-. Autor de una regular temporada en la que solo se bajó del podio en Polonia y Finlandia (en este por un error de pilotaje), el de Gap ha sabido sobreponerse al polémico orden de salida y demostrar, por si aún no estaba claro, que sigue un paso por encima del resto.

Un sensacional Dani Sordo mejoraba su resultado de la edición anterior ocupando el segundo peldaño del podio ante su público. Y es que el cántabro no ha sido menos en lo que a regularidad se refiere, lo que ha convencido a su equipo de continuar juntos al menos dos años más. Thierry Neuville, bastante satisfecho pese a todo, se aseguraba su tercer podio correlativo, empatando a puntos con Andreas Mikkelsen en la general de pilotos.

A una docena de segundos concluía su compañero Hayden Paddon, cada vez más capaz, y Mads Østberg completaba el «top cinco» frente a Ott Tänak y Kevin Abbring. Precedido por los dos mejores clasificados en la segunda categoría, el WRC 2, Craig Breen era décimo en un rally plagado de problemas con la transmisión del Citroën. A su vez, Lorenzo Bertelli, quien dio la sorpresa el primer día, y Khalid Al Qassimi finalizaban a continuación, con Jari-Matti Latvala y Éric Camilli hundido en la clasificación.

Ogier engrandece su leyenda. Sordo, segundo

Clasificación final

1. Sébastien Ogier - Julien Ingrassia (Volkswagen Polo R WRC) 3:13:03.6

2. Daniel Sordo - Marc Martí (Hyundai NG i20 WRC) +15.6

3. Thierry Neuville - Nicolas Gilsoul (Hyundai NG i20 WRC) +1:15.0

4. Hayden Paddon - John Kennard (Hyundai NG i20 WRC) +1:27.8

5. Mads Østberg - Ola Fløene (Ford Fiesta RS WRC) +3:24.4

6. Ott Tänak - Raigo Mõlder (Ford Fiesta RS WRC) +5:24.9

7. Kevin Abbring - Sebastian Marshall (Hyundai i20 WRC) +7:31.3

10. Craig Breen - Scott Martin (Citroën DS3 WRC) +9:57.1

Bonita edición -la 52.ª- de un Rally de Cataluña que continúa escribiendo su historia. Con el título de pilotos ya decidido en favor de 'Seb II', el Mundial de Rallies pone ahora rumbo a Gales para su penúltima parada, antes del cierre de campaña (y de era) en tierras australianas. Mientras Volkswagen y Hyundai continúan mirando a una tabla de constructores cada vez más decantada en favor de los germanos, los equipos ultiman los preparativos de sus nuevas monturas para 2017.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS