Registro gratuito

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2
Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

LEYENDAS DEL MOTOR

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

Los cinco clásicos desaparecidos más célebres de la historia del motor, que tras décadas de misterio, aun no se sabe absolutamente nada de ellos.

SERGIO J. CABRERA - 01 FEBRERO 2016 18:38

Como ya vimos en la primera parte de este reportaje, hay y seguirán habiendo muchos mitos y leyendas en el mundo del motor, además de algunos enigmas que según pasan las décadas continúan siendo un auténtico misterio. Este es el caso de algunos modelos, que a pesar de ser muy célebres y conocidos, de repente un buen día desaparecieron, sin dejar ni rastro.

A pesar de que los hallazgos de tipo Barn Find están a la orden del día, incluso de algunas piezas únicas y muy conocidas, como el caso de Wet Nellie, el Lotus Esprit submarino empleado en la saga de películas de 007. Lo cierto es que es muy raro que aparezcan ejemplares como los que ocupan este artículo, de los que se sabe o se sospecha que fueron directamente sustraídos debido a su valor intrínseco o a su propio historial.

En la mayoría de estos casos, existen todavía coleccionistas o compradores profesionales que aún están a la caza de algunos de estos ejemplares, conscientes de que incluso décadas y décadas después de su desaparición, como en la búsqueda del Santo Grial, el poder hallar alguna de estas piezas puede ser todo un éxito, sobre todo en el plano económico. Ya que debido a su naturaleza o historial, incluso siendo modelos de serie estos ejemplares pueden ser clasificables como piezas únicas, lo que son palabras mágicas en el mundo de los vehículos clásicos.

Cadillac Le Mans concept de 1953

Hace décadas, los primeros concept cars eran empleados como métodos publicitarios, más que como estudios de mercado o de diseño. Nacieron en los Estados Unidos a mediados del siglo pasado, y no solo eran mostrados en Salones del Automóvil, también eran exhibidos en eventos que organizaban las propias marcas como el célebre Motorama organizado por General Motors y que desde 1949 se celebraba en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

Uno de los primeros modelos destinados a la exhibición General Motors Motorama fue el Cadillac Le Mans concept de 1953, un prototipo desarrollado por Cadillac para celebrar su participación en la edición de las 24 Horas de Le Mans de 1950. Era un roadster de dos plazas a pesar de su gran tamaño, de casi cinco metros de largo y hasta el XLR de 2003 basado en la plataforma del Chevrolet Corvette, fue el único modelo de este tipo fabricado por la marca.

Disponía de un motor delantero de ocho cilindros en V de 5.4 litros y 250 caballos, el Cadillac más potente hasta 1955, y se fabricaron en total hasta cuatro prototipos, tres de ellos vendidos a concesionarios Cadillac o acaudalados clientes particulares, menos uno, que desapareció misteriosamente y jamás se ha vuelto a saber de el.

El destino de este cuarto prototipo comenzó en la exposición Oil Progress Exhibition en Oklahoma City en 1953, donde fue expuesto junto a otros dos modelos que se exponían habitualmente en la General Motors Motorama, el Wildcat I y el Starfire. Tras esta exposición, fue trasladado al concesionario Cadillac y Chevrolet Greenhouse-Moore de la misma ciudad durante la primera semana de noviembre de 1953, sin embargo, el 8 de noviembre de 1953 desapareció. Y no ha vuelto a ser visto desde entonces. No han sido pocos los que han tratado de averiguar el paradero del prototipo Le Mans, sin embargo, no hay pistas de su localización más de seis décadas después.

Ford Mustang GT 500 Jim Morrison

Una de las historias más llamativas de este reportaje no es otro que el Ford Shelby GT 500 de 1967 del cantante del grupo de rock The Doors, el inefable Jim Morrison.

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

La historia del Shelby GT 500 de Morrison ya la vimos en detalle hace unos meses, cuando analizamos la historia del modelo y su misteriosa desaparición, que en este caso no se sabe siquiera si fue robado o si el propio cantante se deshizo, queriendo o no, del Mustang. Lo único que se sabe es que empleaba a diario el salvaje Ford de 355 caballos hasta que después de octubre de 1969 simplemente no se le vio más al volante del Shelby, que el cantante apodaba cariñosamente The Blue Lady.

Muy diversas teorías han tratado de explicar el paradero o el destino del Mustang GT 500 azul, y de nuevo no han sido pocos los que han ido tras su pista estos años. Unos afirman que el cantante, terriblemente aficionado al alcohol y las sustancias psicotrópicas simplemente lo estrelló, y siendo como era, es hasta probable que lo dejara tal cual y simplemente se fuera caminando a otro bar, como afirman los que lo conocieron en esa época.

Otras teorías tratan de explicar que el vehículo fue incautado por la policía, ya sea porque lo dejó abandonado o bien porque fue retirado de alguno de los aeropuertos donde el cantante lo dejaba cuando iba de gira a Europa.

Sea como fuere, del modelo no se volvió a saber más dos años antes de que Jim Morrison falleciera en París. Y la propia gente que le acompañaba en esa última etapa de su vida tampoco tienen muchas pistas que dar sobre el paradero del Mustang GT 500, simplemente, un día ya no estaba.

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

Dotado de ciertas peculiaridades poco habituales en la producción del modelo, contaba con un bloque V8 428 Police Interceptor de 335 caballos asociado a una transmisión manual de 4 velocidades, opción muy rara en los Estados Unidos. De color azul oscuro, disponía de las célebres Racing Stripe Lines, pero en los flancos no en el centro. Además, su interior estaba acabado en una opción muy poco vista de tapicería de color claro. Por lo que su historial de procedencia y las especiales características del modelo hacen de este el Shelby GT 500 más codiciado de todos los tiempos. De aparecer, a buen seguro rompería todos los registros anteriores del modelo.

Aston Martin DB5 007 Goldfinger

La que es la más rocambolesca de las historias de este reportaje y más que probablemente el modelo más caro y buscado de esta lista no es otro que el Aston Martin DB5 empleado para el rodaje de las películas Goldfinger y Thunderball de la franquicia de James Bond, el agente 007.

Originalmente, se emplearon 2 ejemplares para rodaje de las películas, uno de ellos un DB5 absolutamente estándar y similar al del resto de ejemplares entregados a los clientes y otro que por el contrario era una unidad muy especial, ya que contaba con todos los gagdets y artefactos que el vehículo mostraba en las películas. Este disponía del número de chasis DP216/1.

Este último, además, no era un DB5 de producción normal, ya que para la película la marca empleó una de las mulas de pruebas de preserie del modelo, por lo que ya en origen no es un Aston DB5 más. Tras el rodaje de las películas el DB5 DP216/1 fue devuelto a Aston, donde se le retiraron todos los artefactos. Años después, hubo una polémica acerca de la propiedad de ese ejemplar precisamente, ya que hasta tres personas afirmaban ser los verdaderos poseedores del ejemplar original empleado en Goldfinger para los efectos de los gagdets y no fue hasta que Aston Martin tomó cartas en el asunto y lo comprobó gracias a los números de bastidor que no se supo realmente quien era el poseedor del célebre DB5 DP216/1.

Los autos desaparecidos más célebres y buscados de la historia - 2

Tal honor recayó en Richard Losee, que tras verificarse que poseía el verdadero DB5 aparecido en los films decidió restaurar todos aquellos elementos y gagdets que habían caracterizado al Aston del agente 007, para poco más tarde venderlo por 250.000 dólares al coleccionista Anthony Pugliese III, que lo guardó en un hangar de Boca Raton, Florida, donde fue visto por última vez, ya que fue robado y ya nunca se volvió a saber de el, esto sucedía en 1997. Por lo que se dice, su propietario cobró de la aseguradora la espectacular cifra de 4 millones de dólares.

El paradero del DB5 DP216/1 continúa siendo un misterio, a pesar de que el ejemplar está en el punto de mira de todos los coleccionistas del planeta. Recientemente, aparecía el Lamborghini Miura empleado en las secuencias iniciales de la película The Italian job, el largometraje original, y cuyo descubridor y actual propietario, el dueño de Cheshire Classic Cars describió el DB5 DP216/1 como el clásico más deseable y buscado de todos los tiempos, el hallazgo definitivo.

Como ejemplo del valor que pudiera alcanzar ese icónico modelo, el otro ejemplar empleado en el largometraje, la unidad estándar que no contaba con ninguno de los gagdets empleados para los efectos especiales fue subastado en 2010, alcanzando la espectacular cifra de 4.1 millones de dólares.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33