Registro gratuito

Colección Slavic: la colección privada más pública y documentada de Europa
Colección Slavic: la colección privada más pública y documentada de Europa

ClÁSICOS

Colección Slavic: la colección privada más pública y documentada de Europa

Descubre la colección Slavic: el museo privado de deportivos más conocido y mejor documentado de Europa.

SERGIO J. CABRERA - 31 DICIEMBRE 2015 22:30

Hablar de grandes colecciones de clásicos es hablar de personas, o más bien personalidades, ya que cada propietario imprime a su colección parte de su propio carácter o gustos personales. Construyendo la colección no solo por las propias oportunidades de compra que le puedan surgir sino en función de aquellas piezas que despierten en el mayor número de emociones o mejores sensaciones.

Especificamos el artículo 'el' porque precisamente los grandes coleccionistas de automóviles suelen ser generalmente hombres, de mediana o más edad y de saneada economía. Que van formando su colección a lo largo de muchos años, salvo contadas excepciones como la de Ralph Lauren, formada prácticamente durante el boom de los clásicos de la década de los ochenta, tras la cual, el célebre diseñador se hizo con algunos de los modelos más deseados de todo el panorama de modelos históricos, como el Bugatti 57 SC Atlantic, el último de los 4 fabricados por Ettore Bugatti, el deseable Ferrari 250 GTO de 1962 o el Jaguar XKD de 1955, uno de los únicos diez ensamblados por la marca británica.

Las colecciones, por tanto, difieren entre ellas sobre todo por el carácter que le ha impreso su propietario, por lo que si bien podemos encontrar marcas o modelos comunes en muchas colecciones, lo cierto es que no suelen haber dos colecciones iguales. Muchas de ellas, permaneciendo completamente en la más estricta intimidad de sus propietarios, sin que otros ojos puedan llegar a verla al completo jamás.

Hace unas semanas descubrimos por casualidad en la red otro gran coleccionista de deportivos, en esta ocasión asentado en Europa y que posee una de las colecciones que más han llamado nuestra atención en los últimos tiempos. Se trata de la colección Slavic, perteneciente al empresario suizo Jean Pierre Slavic, durante años proveedor de la relojera Rolex hasta que esta compró su empresa a principios del Siglo XXI.

Su colección es un fiel reflejo de la pasión que siente por los automóviles, y como a muchos coleccionistas esa pasión comienza por el que fue su primer vehículo, en este caso un Fiat 500, del que tiene algún ejemplar en su vasta colección, compuesta por docenas de modelos de las firmas más prestigiosas como Ferrari, Lamborghini, Bugatti, Triumph y muchas otras. Aunque lo más llamativo de esta colección no es la gran acumulación de deportivos de calle exclusivos, de competición o históricos que atesora, sino el proyecto con el que su propietario quiso darle el debido uso y presentación a mediados de la década pasada, construyendo un complejo subterráneo de 1.400 metros cuadrados para formar un museo ultramoderno en el que acoger y exponer de la mejor manera posible el elevado número de modelos que dispone, por lo que la exposición pública de esta colección tan exclusiva la convierte en toda una referencia dentro del mundillo de coleccionistas.

Colección Slavic: la colección privada más pública y documentada de Europa

Colección

Una vez descubrimos la colección, decidimos investigar un poco más sobre este proyecto hasta entonces desconocido para nosotros, del que hay incluso una web online desde 2008. Para descubrir que desde ese año, básicamente no ha habido movimiento de ningún tipo, al menos que dejara rastro online. Por lo que decidimos ponernos en contacto con los responsables de la colección, que amablemente nos indicaron que actualmente el museo no está abierto al público, aunque tampoco hemos encontrado signos de que lo haya estado abierto alguna vez, y que la colección actualmente es estrictamente privada, declinando a hacer ningún tipo de comentario más para la realización de este reportaje.

No obstante, una búsqueda sencilla por la red nos lleva a que en el año 2008 la colección, casi al completo, estuvo ya expuesta en el Palexpo de Ginebra. No hablamos de unos cuentos ejemplares de Ferrari o Lamborghini en una esquina de uno de los stands. Sino de docenas de unidades de los modelos más deseables del momento, incluyendo literalmente docenas de Ferrari y modelos tan raros como el Bugatti EB 110, un modelo actual de escasa tirada.

Nuestra búsqueda nos llevó a vislumbrar que el Señor Slavic es asiduo participante en eventos de históricos por todo el planeta, llegando a participar alguna vez incluso en el Tour de España de Clásicos. Además, tampoco ha sido del tipo de coleccionista acumulador, pudiéndose encontrar algunos de los ejemplares que han pasado por su colección en las webs de algunas de las casas de subastas más importantes.

Otro de los detalles más llamativos de su colección es que si bien dispone de una extensa lista de grandes modelos, también dispone de algunas recreaciones de los modelos más raros, como el Ferrari 330 P4, fabricado por la empresa estadounidense Norwood, especializada en reproducciones de este modelo. Sin embargo, el grueso de su colección es un compendio sobre todo de los modelos de la marca italiana, con una gran variedad, tanto de modelos como de épocas. En la que podemos encontrar grandes ejemplares, como del Daytona, tanto en versión coupé como spyder, modelos tan raros como el F40 Le Mans o los propios F40, 288 GTO o Enzo, así como muchos modelos clásicos de la marca y modelos de competición, como un rarísimo 333SP.

Otras grandes marcas representadas de la colección Slavic son Bentley, Lamborghini, Triumph, Jaguar, Aston Martin, Rolls-Royce y muchas otras. Que forman una gran amalgama de modelos clásicos y deportivos en el que podemos encontrar gran parte de los modelos más deseables del planeta, y en la que los modelos de la firma Ferrari suponen el grueso de la colección. Que sobreentendemos que en estos últimos años más que probablemente haya sido modificada con la venta de algunos ejemplares y el añadido de nuevos modelos a la colección, la pasión confesada del Sr. Slavic, el propietario de la colección privada más conocida y mejor documentada de nuestro continente.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS