Registro gratuito

Ferrari 308 GTB (1975-1985) evolución de la gama
Ferrari 308 GTB (1975-1985) evolución de la gama

ESPECIAL ANIVERSARIO

Ferrari 308 GTB (1975-1985) evolución de la gama

Analizamos la gama y evolución de Ferrari 308 GTB, el primero de una saga que ha llegado a nuestros días.

SERGIO J. CABRERA - 28 NOVIEMBRE 2015 13:29

Cuarenta años han pasado desde que el Ferrari 308 GTB dejara a muchos con la boca abierta en el salón de París de 1975, modelo que si bien no era el primero en emplear una marcada línea en cuña, ni tan siquiera el primer Ferrari en hacerlo ya que ese honor recaía en el 365 Berlinetta Boxer, sí que suponía un cambio radical frente a su antecesor, el Dino 246 GT.

Su línea fue todo un acierto, que le distanció rápidamente de su posible competencia, como el Porsche 911, que recibía su segunda generación precisamente en la década de los setenta o el Corvette en los Estados Unidos, donde en ese momento padecían la llegada de la crisis del petróleo de 1973. Dichas líneas maestras perduraron durante décadas, hasta el final del Siglo XX, cuando la llegada del 360 Modena supuso no solo una pequeña revolución estética sino que supuso el final de la arquitectura de chasis multitubular en favor de un más moderno, rígido y ligero monocasco de aluminio.

La evolución de la técnica y el diseño del 308 GTB original no cesó en todos esos años, las diferencias entre este y el último modelo que empleaba las mismas especificaciones, el F355, son palpables. Pasando de los 250 CV originales a casi el doble. Entre media de estos hubo otras dos generaciones, el 328 y el denostado 348, que en mayor o menor medida respetaron los trazos originales de Leonardo Fioravanti.

Pero de todas las generaciones, el 308 fue el que precisamente recibió más modificaciones técnicas durante su trayectoria comercial, algunas debido a las nuevas legislaciones en materias de emisiones.

Ferrari 308 GTB (1975-1985) evolución de la gama

Nacido originalmente como 308 GTB, GTS en el caso de la versión de techo duro desmontable, el 308 disponía de un motor V8 a 90 grados montado transversalmente, con dos válvulas por cilindro y cuatro carburadores Weber disponía de 255 caballos.

Ferrari 308 GTBi

Por motivos de reducción de emisiones como muchos modelos de la época en 1980 Ferrari incluía el sistema de inyección Bosch, lo que hizo disminuir la potencia hasta unos 214 CV. Modificación mecánica que no llevaba aparejada ninguna clase de cambio estético, excepción hecha del emblema trasero, que ahora lucía la nueva denominación.

El modelo sí disfruto de unas nuevas medidas de neumático y pequeñas modificaciones en el habitáculo. Pero la drástica reducción de potencia hizo que la marca tan solo mantuviera el 308 GTBi en producción 2 años, hasta la llegada de la nueva culata de cuatro válvulas por cilindro, en 1982.

El poco tiempo que estuvieron en el mercado hizo que las versiones de inyección electrónica y dos válvulas por cilindro sean las más escasas del modelo, ya que si solo se fabricaron unos pocos cientos de los ejemplares iniciales de carrocería plástica, del 308 GTBi no se llegaron a ensamblar ni tan siquiera 500 unidades, raras unidades a las que pertenece el ejemplar objeto de nuestra sesión fotográfica. Por el contrario de la versión abierta, el 308 GTSi, se llegaron a fabricar más de 1.700.

Ferrari 308 GTB (1975-1985) evolución de la gama

308 GTB quattrovalvole

En 1982 era lanzado el 308 GTB quattrovalvole, en referencia a las nuevas culatas de cuatro válvulas por cilindro, que elevaron la potencia desde los 214 hasta los 240 caballos. Estas modificaciones sí fueron aprovechadas para introducir cambios más significativos que en el 308 GTBi, como nuevas llantas de mayor tamaño, nueva disposición de los grupos ópticos auxiliares, spoiler trasero sobre los contrafuertes opcional y un nuevo spoiler delantero más afilado.

En producción hasta 1985, de los 308 quattrovalvole fueron entregados más de 700 de la versión coupé y más de 3.000 ejemplares de la versión con techo duro desmontable. Siendo estos más exitosos que al versión anterior, a pesar de estar ya a finales de su ciclo de vida.

Ferrari 328 GTB

En 1985 era presentado su sucesor, un modelo que contaba con la línea prácticamente invariada del 308 al que mayormente se le aplicaban nuevos paragolpes, con las luces integradas al estilo del Testarossa en la zona delantera y un paragolpes más envolvente en la trasera. De resto, el modelo respetaba al máximo las líneas originales que estrenaba el 308 diez años atrás.

El interior si era remozado por completo, con más opciones y un acabado más acogedor y lujoso. Aunque el principal cambio era el aumento de cilindrada de los 3.0 litros originales, no alterados durante la década que el 308 permaneció en el mercado hasta los 3.2 litros del nuevo modelo, que también conservaba la disposición transversal del motor y la culata de cuatro válvulas por cilindro.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS