Registro gratuito

El Toyota Yaris Hybrid-R viene de la competición
El Toyota Yaris Hybrid-R viene de la competición

DATOS INTERESANTES

El Toyota Yaris Hybrid-R viene de la competición

Los 420 CV que ofrece en teoría el nuevo Yaris híbrido tienen una gran dosis de un sistema salido de la competición.

El Toyota Yaris Hybrid-R viene de la competición

Toyota está creando mucha expectación con el Yaris Hybrid-R y no es para menos, al tratarse de un concepto revolucionario que puede cambiar el mercado de los GTI en un futuro más bien cercano. Sin embargo y con muchas cosas todavía por ofrecer, este nuevo prototipo de la casa japonesa no deja de sorprendernos y no sólo por los datos que arroja con sus 420 CV de potencia que ostenta en modo combinado, si no por la manera de utilizar esta potencia, como se genera y sobre todo, la manera en la que este pequeño la gestiona.

La Fórmula 1 es posiblemente la competición con un escaparate más comercial para las marcas pero posiblemente Le Mans supone una muestra más fehaciente de inventos que las marcas generan para vencer a sus rivales y que posteriormente acaban en sus modelos de calle. Precisamente y directo desde el Toyota TS030 Hybrid de Le Mans llega el sistema utilizado por el Yaris Hybrid-R, que deja de lado el sistema de baterías para tener un motor de combustión que mueve las ruedas delanteras y trasmite la tracción al eje delantero y dos motores eléctricos de 60 CV que actúan de una manera muy peculiar sobre el tren trasero.

Sistema derivado de Le Mans

Como decimos, las baterías han dado paso a unos supercondensadores similares a los utilizados en competición y los motores eléctricos de 60 CV actúan sobre cada una de las dos ruedas traseras, pero no lo hacen de manera continua, si no que al más puro estilo del funcionamiento del sistema de KERS o del sistema híbrido de la marca en Le Mans, otorgan estos 60 CV de potencia extra durante cinco segundos en las ruedas traseras, o bien durante 10 segundos entregando una potencia de 40 CV. Como se puede comprobar ni es un sistema híbrido al uso ni una solución permanente, pero sí que es una buena alternativa para deportivos y superdeportivos como ya han demostrado otras marcas.

Por eso, Toyota como una de las marcas que más modelos híbridos mantiene en el mercado, ha optado por contar con este sistema que además tiene un motor de 60 CV de potencia extra entre el motor de combustión y el cambio secuencia del seis marchas con el fin de contar con un deportivo con una buena tecnología, capaz de tener un par motor en el tren trasero eficiente, independiente en cada rueda y justamente eficaz a lo que le exige el conductor.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS