Registro gratuito

Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón
Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón

DAKAR 2019 | MOTOS

Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón

Ya sin problemas en la muñeca, Joan Barreda busca la victoria en el Dakar en su novena participación.

ADRIáN GONZáLEZ - 02 ENERO 2019 14:37

Joan Barreda llega a su noveno Dakar con energías renovadas y, sobre todo, con un físico, esta vez sí, en perfectas condiciones. Varias han sido las participaciones pasadas en las que el piloto castellonense ha tenido que afrontar la prueba con diversos problemas. En el último Dakar fue la muñeca izquierda la que le amargó y, a buen seguro, impidió que el de Honda pelease por el triunfo hasta el final. Pero ahora todo ha cambiado, la muñeca ya no le duele y llega como uno de los grandes favoritos.

Ocho participaciones llenas de velocidad y problemas

Todo ello tras ocho participaciones en las que ha ido evolucionando pero en las que no ha podido subir al podio... ¡nunca! Y no ha sido por falta de oportunidades. El de Torreblanca ya prometía mucho cuando debutó en el Dakar 2011 con aquella Aprilia. Al año siguiente, ya con Husqvarna, Barreda demostró su velocidad ganando una etapa y finalizando muy cerca del top 10. Y 2013 fue su confirmación, peleando de tú a tú con los Despres, Coma y compañía, ganando cuatro etapas y haciendo muy buenos resultados. Un problema con la bomba de gasolina le hizo perder mucho tiempo y no pudo pelear por estar en los puestos de honor.

Pero una cosa dejó clara Barreda en ese 2013: era un potencial ganador del Dakar. Honda se dio cuenta de ello y le fichó para su equipo, para la escuadra llamada a oponerse a la dictadura de KTM. El castellonense se convirtió en la principal esperanza nipona para hacerse con la victoria por primera vez en el Siglo XXI. Pero por unas cosas o por otras, el piloto español no ha podido ni siquiera pisar el podio de la carrera más dura del mundo del motor.

Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón

Quizá era el exceso de velocidad, que le hacía tener muchas caídas, la mecánica de la Honda, todavía en formación, o simplemente la mala suerte. Pero lo que es cierto es que Joan Barreda se hinchaba a ganar etapas, a liderar la prueba, a sacar tiempo a sus rivales para nunca acabar entre los mejores de la carrera. En ese 2014, año de debut con Honda, problemas de navegación y caídas le impidieron pelear por el triunfo, para ser séptimo en la general tras ganar nada menos que cinco etapas.

Esa dinámica siguió en años posteriores. En 2015 se repitió el esquema, con un gran inicio y un liderato claro sobre Marc Coma. Pero una dura caída y el mítico problema de motor en el Salar de Uyuni -tuvo que ser remolcado por Jeremías Israel durante la práctica totalidad de la etapa- le hicieron finalizar fuera del top 15. En 2016, donde gozaba de una gran oportunidad tras la retirada de Marc Coma, de nuevo una avería cerca de Uyuni le obligaba a abandonar tras ser remolcado y perder casi cinco horas. Y en 2017, por fin el año sin problemas, una polémica penalización le dejaba sin victoria cuando había sido el gran dominador, con diferencia, de la carrera.

Y ya llegando a 2018, como avanzamos antes, los problemas en su muñeca izquierda se intensificaron. El castellonense no tuvo una preparación adecuada y compitió en el Dakar 2018 con mucho dolor. Llegó a ponerse líder pero las citadas molestias en la muñeca, unidas a la lesión de menisco que acusó en español tras alguna caída, le hicieron abandonar en una edición muy abierta y que había empezado con buen pie pese a arrastrar problemas físicos, como denotan las tres etapas en las que pudo imponerse. Fue un compendio de problemas, una rueda de la que no pudo salir.

Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón

Las cosas han cambiado en 2018

Pero ahora las cosas han cambiado. 'Bang Bang' llega al Dakar peruano con energías renovadas y un físico en perfecto estado. La muñeca ya no le molesta, la operación ha tenido su efecto y la recuperación ha sido la adecuada. Aunque no ha podido disputar demasiadas pruebas en este 2018, el castellonense se ha impuesto en la única que ha terminado, el Rally de Merzouga. Tras el abandono por caída en el Rally Atacama, donde se volvió a dañar la rodilla, el piloto de Honda ha intensificado su entrenamiento para poder llegar en la mejor forma posible a la salida de Lima. Además, Barreda ha cambiado su preparación física, ha ganado peso y eso le ayudará a dominar mejor su moto. Y otro aspecto que le beneficia: la ausencia de altura le viene bien pues es un factor que le ha afectado enormemente en ediciones anteriores.

A todo esto hay que sumar que el castellonense ya no es un novato, que a sus 35 años es uno de los pilotos punteros con más experiencia en el Dakar y que nada queda ya de aquel Barreda que se limitaba a correr y ganar etapas: ahora mira más la estrategia, se lo piensa dos veces aunque, eso sí, sigue siendo el hombre más rápido del panorama internacional. En un Dakar con tanta arena, tantas dunas y tanta navegación, Barreda puede ser uno de los hombres a batir. "El cien por cien de la arena de Perú serán dunas, me gustan mucho, aunque sé que hay muchos especialistas en arena siempre he sido de los más rápidos sobre esta superficie", admite el propio piloto.

La Honda CRF 450 Rally, una moto ganadora

Cuenta con una moto evolucionada, que ha sido capaz de ganar muchas carreras en este 2018. De hecho ha sido la moto dominadora de las carreras sudamericanas, habiendo ganado el Desafío Ruta 40, el Rally Atacama y el Rally Inca, además del citado Merzouga, donde triunfó el propio Barreda. Junto al castellonense estará Kevin Benavides, compartiendo el liderato del equipo. Y por detrás, hombres como Ricky Brabec, José Ignacio Cornejo y el experimentado Paulo Gonçalves apoyarán a los dos jefes de filas.

Favoritos Dakar 2019: Joan Barreda, muñeca de campeón

Como todos los años, el objetivo de Barreda será pelear por la victoria. Una victoria que tendrá doble valor: el individual, para el propio piloto, y el colectivo, pues el triunfo de Honda supondrá el fin de la dictadura de KTM en el Dakar así como la consecución de un objetivo por parte de la marca nipona tras varios años de proyecto en la carrera sudamericana. "El objetivo claro es intentar ganar pero un podio sería muy positivo, intentaremos estar en el grupo de cabeza", admite el propio Barreda quien busca la vencida en la novena oportunidad.

Fuente de las fotos: @JoanBangBang y Team HRC.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS