Registro gratuito

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim
Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

DTM - FINAL HOCKENHEIM 2016

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

El piloto español obtiene una sensacional victoria en la penúltima carrera del año. Marco Wittmann incrementa ligeramente su ventaja sobre un magnánimo Edo Mortara.

SERGIO ORTAL - 15 OCTUBRE 2016 21:58

Vibrante fin de semana el que se presenta en Hockenheim con motivo de la final del DTM. Dos carreras por delante y catorce puntos de diferencia entre el campeón de 2014, Marco Wittmann, y su perseguidor Edoardo Mortara. La clasificación de mediodía nos dejaba la 'pole' de António Félix da Costa, que se despedirá del certamen junto con Martin Tomczyk al terminar el año. Al lado del portugués, en primera fila, Miguel Molina, autor de una gran vuelta.

Seguían los BMW de Tom Blomqvist, el líder Wittmann y Maxime Martin, con Mortara octavo tras Rockenfeller -sustituyendo a Mattias Ekström en ABT Sportsline- y Augusto Farfus. Para encontrar el primer Mercedes clasificado, el de Paul Di Resta, debíamos descender hasta la duodécima plaza, siendo el tercer aspirante a la corona, Jamie Green, decimocuarto y un Robert Wickens desmotivado desde su despiste en Budapest antepenúltimo. Al fondo, Dani Juncadella.

Como dicta la norma, el lastre de los tres modelos era ajustado tras la sesión de clasificación con vistas a equilibrar el rendimiento. Los C 63, bastante rezagados en esta recta final de la temporada, perdían cinco kilos para quedarse en 1 120, mientras que los RS 5 y los M4 ganaban cinco cada uno alcanzando, respectivamente, 1 125 y 1 117,5. Así pues, el pulso entre estos debía mantenerse teóricamente inalterado.

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

Primer asalto

Los dos máximos aspirantes al título se mostraban tranquilos en los momentos previos a la salida, pero como se suele decir, la procesión va por dentro. Los semáforos se apagaban para la primera carrera, a cuarenta minutos más una vuelta, y Miguel Molina realizaba un arranque fulgurante, superando al 'poleman' antes del primer viraje. Sin embargo, el catalán se iba fuera y da Costa trataba de recuperar su posición, finalmente sin éxito.

Martin perdía posiciones y Timo Glock rebasaba a Mortara; este se la devolvía, pero el alemán, haciendo labor de equipo, revertía de nuevo la situación con un pequeño contacto, lo que enfurecía al de Audi. Antes, en la horquilla, Wittmann se deshacía de Blomqvist para situarse tercero y Dani Juncadella conseguía progresar nada menos que ocho puestos beneficiándose del caos inicial.

Los siguientes giros transcurrían sin demasiada acción al frente, exceptuando la incansable batalla entre Glock y Edo. Llegados a la décima vuelta, Molina lideraba con tres segundos exactos sobre Wittmann, al que da Costa ya había dejado pasar sin oponer resistencia. Blomqvist y Rockenfeller se encontraban delante de Farfus, mientras Glock se descolgaba y Mortara entraba en zona de DRS.

El italiano intentaba la maniobra más tarde, pero el #16 cerraba la puerta. La situación virtual otorgaba 18 puntos a Wittmann y 4 a su perseguidor, lo que le garantizaría el título al primero. Por fortuna para el campeonato, en la vuelta quince Mortara lograba su objetivo tras apurar la frenada de la horquilla y se lanzaba también a por Farfus, al que adelantaba en el mismo punto sacando partido del ala móvil.

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

Mortara, en modo fácil

También allí, a falta de aproximadamente diez vueltas para la conclusión, su nuevo compañero de estructura Mike Rockenfeller le cedía el quinto puesto, que transformaba en cuarto al dar cuenta de Tom Blomqvist. De ese modo, Mortara ascendía en cuestión de minutos del octavo al cuarto lugar, manteniendo vivas sus opciones de ser campeón y provocando caras largas en el muro de BMW.

En cuanto a los Mercedes, Di Resta rodaba décimo, instalados los seis restantes en la cola de la parrilla. Y es que, para colmo, Felix Rosenqvist había abandonado. Mejor le iban las cosas a Molina, que mantenía su colchón de tres segundos sobre el líder del certamen gracias a una conducción muy efectiva. La misma que mostraba Mortara, acercándose a marchas forzadas a da Costa.

De terminar así, la diferencia de puntos entre los dos contendientes sería de veinte puntos. Difícil, pero no imposible. El #48 era informado del uso que podía hacer del DRS, encontrándose en una situación mucho más favorable que el hombre de la 'pole'. Con un minuto restante en el reloj, Edo superaba a da Costa en la curva seis -por enésima vez-, escalando hasta el último cajón del podio.

Pese a haber llevado sus neumáticos al límite, aún no se daba por vencido e intentaba reducir su desventaja con Wittmann. Pero la carrera llegaba a su fin y ambos cruzaban la meta en sus respectivas posiciones, minimizando el de Audi los daños tras una actuación muy inteligente. Miguel Molina conseguía una impecable victoria, la segunda del año y la tercera de su trayectoria en el DTM.

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

Detrás de los protagonistas de la sesión se clasificaban da Costa, Rockenfeller y un rápido René Rast que sumaba sus primeros puntos cubriendo el hueco del anterior en el equipo Phoenix. Los siguientes eran Glock, Jamie Green -quien quedaba definitivamente apeado de la lucha- y Blomqvist, salvando Paul Di Resta los muebles de Mercedes con el último punto luego de una carrera muy bien resuelta. Dani Juncadella completaba un día difícil en vigesimoprimera posición.

Todo por decidir

Así las cosas, Marco Wittmann se acuesta un poco más líder de este Campeonato Alemán de Turismos al añadir tres puntos a su botín, es decir, 17 tantos de ventaja sobre Edoardo Mortara, que el domingo deberá darlo todo y esperar un milagro si quiere obtener su primera corona. De lo contrario, el #11 tiene muchas papeletas para revalidar un título que ya consiguió un par de años atrás, pese a su descalificación en la cita anterior.

La temporada 2016 llega a su fin, pero lo hace de la manera más emocionante posible. Con una sesión clasificatoria que dará comienzo a las 12:40 horas (España peninsular) y una última carrera que tendrá luz verde desde las 14:58 con sesenta minutos más una vuelta por delante, falta muy poco para conocer al sucesor de Pascal Wehrlein, quien, por cierto, se encuentra presente en el trazado germano. Todo lo que suceda os lo contaremos aquí, en Motor y Racing.

Miguel Molina saborea el champán en la primera carrera de Hockenheim

Clasificaciones

Final Hockenheim - Carrera 1:

1. Miguel Molina (Audi RS 5) 43:02.346

2. Marco Wittmann (BMW M4) +1.661

3. Edoardo Mortara (Audi RS 5) +2.805

4. António Félix da Costa (BMW M4) +4.870

5. Mike Rockenfeller (Audi RS 5) +6.064

6. René Rast (Audi RS 5) +7.992

7. Timo Glock (BMW M4) +11.858

8. Jamie Green (Audi RS 5) +15.950

9. Tom Blomqvist (BMW M4) +17.188

10. Paul Di Resta (Mercedes-AMG C 63) +19.048

21. Daniel Juncadella (Mercedes-AMG C 63) +37.372

Campeonato:

1. Marco Wittmann - 194 puntos

2. Edoardo Mortara - 177

3. Jamie Green - 141

4. Robert Wickens - 122

5. Mattias Ekström y Tom Blomqvist - 107

13. Miguel Molina - 66

24. Daniel Juncadella - 6

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS