Registro gratuito

Peugeot obligado a seguir trabajando en el 208 T16 R5
Peugeot obligado a seguir trabajando en el 208 T16 R5

FIABILIDAD

Peugeot obligado a seguir trabajando en el 208 T16 R5

La marca francesa se está topando con más problemas mecánicos de los esperados tras su victoria en el Acrópolis.

Peugeot obligado a seguir trabajando en el 208 T16 R5

Como ya os comentábamos en la noticia de la llegada de Nino Frison a Hyundai, los primeros meses de un proyecto deportivo y de un modelo en el mundo de los rallies son complicados y esto es extrapolable a Hyundai, pero también a otro gran fabricante. Desde su debut en el ERC, las cosas no han terminado de funcionar bien para Peugeot Sport y su 208 T16 R5, que si bien consiguió una victoria aplastante en el Acrópolis Rally, luego ha tenido problemas de fiabilidad de diversa índole en Irlanda y más recientemente en Azores. Está claro que hay trabajo que realizar en este aspecto si se quiere dar un paso adelante.

A estas alturas casi todos están de acuerdo que los nuevos R5 están por encima de los obsoletos S2000, pero para que esto se confirme en el ERC, la primera que debe ponerse las pilas es Peugeot Sport, puesto que la fiabilidad de su 208 T16 R5 está quedando en entredicho. De hecho, en las tres pruebas que ha estado presente este vehículo por partida doble con Craig Breen y Kevin Abbring, en ninguna ocasión esta pareja de pilotos han conseguido llegar a meta, quedando fuera de competición al menos uno de los pilotos, sino han sido los dos.

Peugeot obligado a seguir trabajando en el 208 T16 R5

En tierras lusas

De hecho, en la nómina de averías propias de estos primeros compases, en el pasado Rally de Azores hay que sumar dos que hicieron especial daño en el eventual resultado que pudieran cosechar. En primer lugar, Craig Breen tuvo que decir adiós a la prueba cuando iba liderando después de ver como los conductores de la bobina se quemaran, quedándose sin poder arrancar el coche antes del SS9, avería que demuestra estos problemas de juventud y que ya han restado muchos puntos a Craig Breen, que sabe que tiene un coche rápido pero que no puede consumar sus actuaciones.

Kevin Abbring tuvo más suerte que su compañero de marca en Azores, aunque en cierta medida perdió la victoria también por una avería, aunque en este caso por fruto de su pilotaje. Un supuesto golpe contra una piedra rompió en parte la dirección asistida del piloto holandés, lo que le hizo perder un tiempo considerable, por lo que terminó segundo de la prueba tras el piloto local Bernardo Sousa.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS