Registro gratuito

Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania
Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania

ENCUENTRO CON LA HISTORIA

Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania

Volvemos a viajar al pasado, destacamos las claves de Symmons Plains y rescatamos su creación.

SANTI TORRES - 25 MARZO 2015 16:00

Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania

A los V8 Supercars les gustan los circuitos vetustos. Esos que mires donde mires sabes que se respira automovilismo y si te esfuerzas un poco puedes aún sentir coches de otras épocas. Todo ello con algo especial: el trazado se mantiene intacto. Mismo diseño, misma emoción. Nos subimos al DeLorean del científico de Regreso al Futuro y viajamos por el tiempo.

Todo esto antes era campo

La familia Youl era propietaria de los terrenos en los que se encuentra Symmons Plains a finales de los años 50 y fue la promotora de la construcción del circuito. Boyce Youl permitió a sus hijos John y Gavin que junto a Robin Bessant y John Berenger crearan un circuito de carreras en las tierras de la granja que poseía la familia. Así nació Symmons Plains

En 1960 el trazado ya contó con asfalto y estaba preparado para la acción. El símbolo de identidad que hoy en día se mantiene son los cambios bruscos de rasante y las dos largas rectas que acaban en dos sendas frenadas. La línea de meta se encontraba en un lugar distinto al actual y estaba situada en curva 3. Esta rara característica se mantendría hasta 1994, cuando decidieron cambiar el pit-lane y la meta al actual emplazamiento.

Los primeros años fueron muy buenos, pues el circuito era visitado frecuentemente para celebrar carreras y el 13 de noviembre de 1966 el Campeonato Australiano de Pilotos (n.d.r, el actual campeonato de F3) corrió en Tasmania por primera vez, siendo la victoria para Greg Cusack a bordo de un Lotus32B-Climax F2 con motor Cosworth de 2,5 L. El campeonato de ese año lo ganaría Spencer Martin a bordo de un Repco-Brabham BT11A Climax, consiguiendo tres victorias y un segundo puesto en seis citas pero retirándose por problemas con el embrague en la Examiner 1000 de Symmons Plains. Desde ese día, muchos nombres con categoría han destacado en el trazado de Tasmania, pero dos se llevan la gloria: Peter Brock y Jamie Whincup.

Son los dos pilotos que ocupan un lugar especial en el ATCC/V8 Supercars. El primero por ser el piloto más popular con el que ha contado el campeonato, ganando nueve veces la Bathurst 1000 y el otro es el hombre más laureado con seis campeonatos. En Symmons Plains ambos cuentan con el mismo número de eventos ganados: cinco.

Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania

Sin ir más lejos el año pasado Jamie Whincup y su compañero Craig Lowndes protagonizaron uno de los momentos más tensos de la temporada. El #1 de Triple Eight se lanzó al interior de Lowndes cuando ambos gozaban de un buen colchón sobre el resto, tocándose y con el #888 yéndose por la agricultura. Al bajarse del coche, ambos mantuvieron la calma aunque se notaba a Lowndes tenso. Eran puntos valiosos los que perdió Craig en esa maniobra y a ello se le sumaba una sanción por infringir el reglamento aerodinámico que le obligó a salir desde el fondo de la parrillay marcarse una de las remontadas del año en la siguiente carrera del fin de semana

Dando un paseo

En esta segunda cita del campeonato se afronta el circuito más corto del año: poco más de dos kilómetros y una de las curvas más características de todo el panorama del motorsport australiano. La horquilla Brambles (curva 4) es una curva de 180º, como si se diera la vuelta en un poste de la luz. El propio peralte y desnivel provocan muchas trazadas distintas, y si se consigue estorbar al piloto de delante con un pequeño empujón se puede dar pie a un bello paralelo que posiblemente termine en curva 6 a final de la larga recta-curva trasera.

Aparte de la horquilla, un punto complicado es curva 7. En seco quizá es más sencilla, pero en mojado se tiene que ir con mucho cuidado. El coche roza el exterior de la curva para ganar velocidad poco a poco y una mínima distracción provocaría que el piloto pisara hierba y trompeara a más de 150 km/h. A su vez, si se consigue encarar con precisión la salida de la curva, el adelantamiento en curva 2 es posible.

La historia vuelve a unirse con los V8 Supercars, aunque en 2015 Tasmania no contará con la participación de Marcos Ambrose. Como dijimos la semana pasada, el bicampeón cede su asiento a Scott Pye. Eso sí, Ambrose estará en el circuito y atenderá a los aficionados tal y como estaba previsto que lo hiciera.

Previo V8 Supercars: bienvenidos a Tasmania

Características

Nombre completo: Symmons Plains Raceway

Tipo: Circuito Permanente

Distancia: 2.411 m

Curvas: 7 (4 izquierda, 3 derecha)

Récord de vuelta: 51.4713 (Rick Kelly, Holden Commodore VE, 2009)

Vel. media: 168 km/h

Número de vueltas:

-Carreras 1&2: 25 vueltas (60 km)

-Carrera 3: 83 (200 km)

Último ganador del evento: Jamie Whincup

Fecha de estreno en el ATCC/V8 Supercars: 1969

Crédito foto histórica: vccatas

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS