Registro gratuito

Los X Games se compactan y Barcelona queda fuera
Los X Games se compactan y Barcelona queda fuera

VARIAS BAJAS

Los X Games se compactan y Barcelona queda fuera

La crisis económica que acecha provoca la suspensión de las pruebas de los X Games de Barcelona, Foz do Iguaçu, Munich y Tignes.

Los X Games se compactan y Barcelona queda fuera

2013 había sido un año muy provechoso para los X Games y por ende para el Global Rallycross, ya que los organizadores habían conseguido una gran expansión a nivel mundial. Sin embargo, quizá en un exceso de optimismo, los "Juegos Olímpicos de los deportes extremos" que habían llegado hasta Barcelona han tenido que plegar alas y volver a comprimir los diversos campeonatos con un programa de menos citas. De esta forma, los X Games Barcelona dicen adiós a las dos ediciones que quedaban por disputarse y con ello las pruebas del Global Rallycross que se iban a disputar en territorio español.

El motivo de la suspensión es la viabilidad económica, según anunció este jueves la cadena norteamericana de televisión ESPN, propietaria de la competición. Sin embargo, no solo caerá la prueba en la Ciudad Condal, sino que también lo harán todas las pruebas que en cierta medida se pueden llamar periféricas. De esta forma, tampoco se celebrará en 2014 un evento de los X Games en Foz de Iguaçu (Brasil) ni en Münich (Alemania), quedando también anulada la prueba invernal de Tignes.

El resto estable

Lo que no cambiará será la edición de los Summer X Games en Austin, que no verá alterada su celebración así como la prueba invernal de Aspen, seguramente las dos pruebas más carismáticas para las distintas modalidades que se reunen en esta competición. Teniendo en cuenta estos datos, a priori el calendario del Global Rallycross 2014 perderá hasta tres pruebas.

En lo que respecta a la ciudad catalana, sin duda se trata de un duro palo aunque algo en parte previsible por la anulación del evento del Global Rallycross y de otras competiciones por la lluvia. Sin embargo, en términos económicos y a pesar de esta suspensión, el impacto de acoger una prueba de los X Games supuso a niveles económicos ingresos de 55 millones de euros, pasando por los distintos pabellones y escenarios de la competición situados en Montjüich hasta 115.000 personas.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS