Registro gratuito

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania
Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

WRC ALEMANIA 2016 | CRÓNICA

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

El de Volkswagen gana por segundo año consecutivo en casa de su equipo. Dani Sordo obtiene el primer podio de la temporada tras un vibrante duelo hasta el final con Thierry Neuville y Andreas Mikkelsen.

SERGIO ORTAL - 22 AGOSTO 2016 18:32

El pasado fin de semana, el Campeonato del Mundo de Rallies aterrizaba en Trier (Alemania) con motivo de su novena cita, la primera de asfalto puro de la temporada. En las semanas y días previos al evento, los distintos equipos se preparaban a conciencia para la llegada del negro elemento, que será la superficie predominante en esta segunda mitad de año aun habiéndose cancelado el Rally de China.

El jueves se daba el pistoletazo de salida con el 'shakedown', donde Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen empataban en cabeza y Dani Sordo era tercero a solo cinco décimas. Lo seguían Sébastien Ogier, confirmando el buen rendimiento de los Polo, y sus compañeros Hayden Paddon y Thierry Neuville. A continuación, Stéphane Lefebvre con un DS 3 privado -pues el equipo Abu Dhabi decidía no acudir- y los hombres de M-Sport, algo más rezagados.

Al caer la noche tenía lugar la tradicional ceremonia de salida ante la imponente Porta Nigra, que deparaba, como cada año, unas bonitas imágenes al paso de los ochenta y cuatro vehículos inscritos en la prueba. De ellos, solo diez pertenecían a la categoría WRC debido a las ausencias de última hora de Lorenzo Bertelli u Oleksiy Tamrazov, y más de sesenta se repartían entre los grupos R5, S2000, R3 y R2.

Primeros compases muy ajustados

La verdadera competición arrancaba en la mañana del viernes con una etapa programada a cinco especiales; dos pasadas a Mittelmosel y otras tantas a Moselland (que discurren, como su nombre indica, por los célebres viñedos de Mosela), finalizando con un solo paso por una de las novedades del rally, Ollmuth (al sur de Trier). En total, casi cien kilómetros contra el reloj para calentar motores.

El tramo inicial causaba las dos primeras bajas de la prueba; Jari-Matti Latvala veía cómo la caja de cambios del Volkswagen decía basta, mientras que Éric Camilli se salía en un rápido rasante a izquierdas y, aunque su coche no presentaba daños importantes, era imposible devolverlo a la carretera. Por tanto, ambos debían abandonar a la espera de reengancharse en la segunda jornada bajo el sistema 'Rally2'.

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

Sébastien Ogier comenzaba como el más rápido, seguido de cerca por Andreas Mikkelsen pese a golpear un bordillo. Detrás se situaban los Hyundai de Thierry Neuville y Dani Sordo, escoltados a su vez por los Fiesta de Mads Østberg y Ott Tänak y por el DS 3 de Lefebvre. Hayden Paddon hacía un trompo y debía maniobrar, perdiendo unos veinte segundos.

El segundo tramo se desarrollaba con menos incidencias, aunque Paddon volvía a tener problemas, esta vez, en forma de pinchazo en la rueda trasera izquierda; el neozelandés cedía así otros cuarenta segundos y mermaba sus ya escasas opciones. El 'scratch' recaía en Neuville por delante de Sordo -aquejado de subviraje- y Mikkelsen. Ogier se iba recto en un cruce, lo que le costaba casi nueve segundos, y era adelantado por el noruego y el belga en la general.

Completada la sección matutina, menos de tres segundos separaban a estos, con Ogier a casi siete y Sordo a poco más de diez. La quinta y sexta posiciones del rally eran ocupadas por Ott Tänak y Stéphane Lefebvre, ya sensiblemente alejados, y cerraba el 'top 8' la pareja de WRC restante en carrera, Mads Østberg y Hayden Paddon, en la superficie menos favorable para ellos.

Por la tarde se repetían los mismos tramos. En Mittelmosel, el de Hyundai sufría un nuevo contratiempo al salirse en una zona de bajada en sexta velocidad; en sus propias palabras, uno de los sustos de su vida, que se traducía en más tiempo perdido y daños superficiales en el i20. Allí, Mikkelsen endosaba dos segundos y medio a Neuville y aumentaba su liderato hasta los 5.2. A espaldas de ambos, Ogier (a 11.4) y Sordo, ligeramente más lento que el francés (a 16.3).

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

Moselland deparaba los tres mejores registros de Ogier, Sordo y Neuville. Este último hacía un trompo en una horquilla, pero conseguía arañar un par de segundos al vencedor del pasado Rally de Polonia y las diferencias en el grupo de cabeza se reducían, sin llegar a producirse cambios de posición respecto al bucle anterior -tampoco en la parte trasera-. Cerraba el día el novedoso Ollmuth, una especie de superespecial a la que se daban dos vueltas.

El 'scratch' iba a parar a manos de Sébastien Ogier, solo unas décimas más veloz que su compañero de marca, pero lo suficiente para rebasar a Thierry Neuville. Así pues, Mikkelsen se iba a dormir líder, aventajando en 4.3 segundos a Ogier y en 5.9 al de Hyundai. Sordo se mantenía cuarto a 12.7 de la cabeza, por delante de un Tänak que salvaba una vez más los muebles entre los Ford, y Lefebvre. Seguidamente, un discreto Mads Østberg y Paddon.

Un segundo día decisivo

La jornada intermedia del Rally de Alemania se antojaba la más dura, con un perfil muy diferente a la anterior al pasar de las zonas de viñedos a los campos militares de Baumholder, y un kilometraje de 148,5 para nueve tramos: dos pasadas a Freisen-Westrich (también novedad), otras dos a Bosenberg, tres a la superespecial Arena Panzerplatte y dos al plato fuerte del rally, el decisivo Panzerplatte Lang, de casi 41 kilómetros.

El día amanecía ligeramente lluvioso y Andreas Mikkelsen, con neumáticos blandos, incrementaba su ventaja en un segundo y medio frente a Ogier, que optaba por combinar gomas blandas y duras. Por su parte, Sordo reducía su desventaja con Neuville, que realizaba una pequeña excursión por el campo, aunque se reponía en la séptima especial al tocar el cántabro una bala de paja. Allí, el líder se pasaba de frenada en un cruce y Ogier se le echaba encima en la clasificación, a solo dos décimas.

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

Los tramos ocho y nueve, dos pasadas al corto Arena Panzerplatte, serían testigos de los respectivos 'scratches' de Lefebvre y el reenganchado Latvala, así como del «toma y daca» entre los dos espadas de Volkswagen; en un principio, Ogier superaba a Mikkelsen por cuatro décimas, arrebatándole el liderato, pero este le recortaba cinco posteriormente y recuperaba el lugar de honor por solo 0.3.

La batalla se desataba también en Hyundai: Neuville cometía un nuevo error en una horquilla y, más tarde, Sordo calaba su motor en la salida. Antes del decisivo Panzerplatte Lang, la diferencia era de 2.8 segundos. El primer paso por el mismo no defraudaba; un Ogier con el cuchillo entre los dientes dejaba al resto a más de diez segundos pese a quejarse de una monta de neumáticos errónea. Sordo, con compuesto blando, registraba el segundo mejor tiempo y se acercaba de nuevo a Neuville, cuya dirección asistida fallaba a cuatro kilómetros del final.

Pero acto seguido, se producía el sobresalto de la prueba cuando Stéphane Lefebvre y Gabin Moreau se accidentaban violentamente. Su DS 3 tocaba los temibles 'hinkelsteins' en un exterior y era desviado hacia los árboles a gran velocidad. El impacto se saldaba con contusiones y alguna fractura, especialmente para el copiloto, que sufría lesiones en tibia derecha, mano izquierda y una vértebra, requiriendo además una operación de tobillo. El tramo era inmediatamente neutralizado para poder prestar asistencia a los galos, que permanecen hospitalizados. Desde estas líneas les deseamos una pronta recuperación.

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

De vuelta a lo deportivo, Mikkelsen afrontaba la tarde sabedor de que su jefe de filas iba a ser difícil de alcanzar. Y no se equivocaba, ya que la diferencia después de dos cronometradas era de casi veinte segundos. Además, Neuville comenzaba a inquietarle a pesar de perder visibilidad cuando su capó se abría de un lado. Sordo, limitado por una retrasada posición de salida que le hacía encontrarse más barro en los interiores, no era capaz de superar al belga, pero permanecía a unos tres segundos.

Aquí decía adiós por problemas en el alternador Ott Tänak, autor de un buen rally hasta el momento, aunque podría reengancharse el domingo. Paddon y Østberg se beneficiaban de los abandonos para ascender dos puestos que mantendrían hasta el final. Tras el último paso por Panzerplatte, 'Seb', siempre brillante en los tramos largos, completaba la etapa con treinta y tres segundos de margen respecto a Mikkelsen. Un gran tiempo de Sordo lo situaba justo detrás, en posición de podio, tras endosarle varios segundos a Neuville. El cántabro terminaba así el día a 3.6 del de VW y con una exigua renta de cuatro décimas ante el belga.

Lucha hasta el último metro

La etapa dominical estaba conformada solamente por dos tramos a doble pasada, Dhrontal y Sauertal, que suponían 60 kilómetros. El día comenzaba con un nuevo episodio de la pelea entre los Hyundai; Sordo salía a por todas y marcaba el mejor tiempo, no solo aumentando su diferencia con su compañero, sino también aupándose a la segunda plaza tras superar a Mikkelsen por seis segundos. Neuville rebajaba el tiempo del noruego y, aún desde la cuarta posición, reducía la desventaja hasta las seis décimas. El líder arrancaba cauto, cediendo quince segundos con el nuevo segundo clasificado.

En la decimosexta especial, Neuville era el más veloz y se deshacía de un Mikkelsen que poco podía hacer ante el ataque matinal de los vehículos coreanos. Ogier, ya más despierto, se clasificaba detrás de su compañero y afrontaría el último bucle con veinte segundos sobre Sordo. Además, la organización decidía cancelar la segunda pasada por Dhrontal debido a la gran afluencia de público, restando únicamente la 'Power Stage'. Mal se le tendrían que dar las cosas al sólido líder del campeonato para no romper con su racha de seis meses sin ganar...

Sébastien Ogier se reencuentra con la victoria en Alemania

La lógica se imponía y Ogier e Ingrassia lograban su tercer triunfo -segundo consecutivo- en tierra de Volkswagen, aderezado con el punto extra que otorga la tercera plaza en el tramo final. Pero la emoción se encontraba en los dos siguientes puestos; Neuville salía enchufado para intentar neutralizar los 2.7 segundos que le separaban de Sordo y era el más veloz. El cántabro completaba los casi quince kilómetros ¡2.6 segundos más lento!, asegurándose la segunda plaza por una sola décima.

Un cariacontecido Thierry debía conformarse con el último escalón del podio y los tres puntos adicionales, seguramente poca recompensa para alguien que ya sabe lo que es vencer este año pero que, en esta prueba que considera la de «su casa», se veía lastrado por diversos errores. Andreas Mikkelsen finalizaba cuarto, no exento de sustos, ya que una ligera salida por la hierba provocaba un incendio en los frenos de su Polo R pasada la meta. Hayden Paddon y Mads Østberg completaban el sexteto inicial, con Ott Tänak, Jari-Matti Latvala y Eric Camilli hundidos en la tabla. El finés se adjudicaba dos puntos extra, desquitándose al menos de su temprano abandono.

Clasificación final Rallye Deutschland 2016

1. Sébastien Ogier - Julien Ingrassia (Volkswagen Polo R WRC) 3:00:26.7

2. Dani Sordo - Marc Martí (Hyundai NG i20 WRC) +20.3

3. Thierry Neuville - Nicolas Gilsoul (Hyundai NG i20 WRC) +20.4

4. Andreas Mikkelsen - Anders Jæger (Volkswagen Polo R WRC) +27.2

5. Hayden Paddon - John Kennard (Hyundai NG i20 WRC) +3:34.8

6. Mads Østberg - Ola Fløene (Ford Fiesta RS WRC) +4:31.2

Apasionantes 306 kilómetros de un Rally de Alemania que, después de diez ediciones en torno a la ciudad de Trier, la próxima temporada se moverá a la región del Sarre. Cancelado el novedoso Rally de China, la siguiente cita del calendario del Mundial será en Córcega, entre el 29 de septiembre y el 2 de octubre. Sébastien Ogier llegará a la prueba de su país con cincuenta y nueve puntos de ventaja sobre Andreas Mikkelsen y opciones matemáticas de anotarse su cuarto título consecutivo.

Crónica de las categorías inferiores Rally de Alemania 2016

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS