Registro gratuito

Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón
Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón

TIRANÍA

Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón

Sebastien Ogier entra en un exclusivo grupo con dos Campeonatos del Mundo de Rallies como tienen Walter Röhrl, Miki Biasion y Carlos Sainz.

FERNANDO SANCHO - 26 OCTUBRE 2014 19:21

Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón

Las dos últimas temporadas del Mundial de Rallies han tenido sólo un equipo, pero también un gran héroe. Sebastien Ogier ya es bicampeón del WRC y lo ha hecho desenvolviendo el tarro de las esencias a los mandos de su Polo R WRC, el mejor vehículo de largo de los actuales World Rally Car. Bien es cierto que esta temporada ha encontrado el enemigo en casa y sus número son ligeramente más discretos que los cosechados en 2013, pero lo que nadie puede cambiar a estas alturas es que el piloto natural de Gap, a punto de cumplir 31 años, tiene todo para seguir haciendo historia en el Mundial.

Como muchos de los pilotos de nueva camada en Francia, Sebastien Ogier ganó la Copa Peugeot 206 en 2007 y posiblemente ese fue el motivo para sus primeras apariciones en el WRC. Con un Citroën C2 S1600 con los colores de la Federación Francesa de Rallies, su debut no pudo ser mejor ya que en su primer prueba en México terminó en la octava posición absoluta, sumando sus primeros puntos en el Mundial de Rallies. Esta actuación fue el principio de una temporada con tres victorias y un podio en el Mundial Junior que terminaron con su título, donde supero a Aaron Burkart y Martin Prokop.

Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón

Su eclosión en Citorën

Sus manos y su talento no pasaron inadvertidos y tras debutar con un C4 WRC en la última prueba de 2008, fichó por Citroën formando parte del Junior Team, con el que compitió durante todo 2008 con su primer podio en el Acrópolis Rally. Prácticamente un año después y ya como figura consolidada, Sebastien Ogier conseguía su primera victoria en el Rally de Portugal de 2010, lo que sumado a su triunfo en Japón le valía para saltar definitivamente al primer equipo de Citroën, donde compartía estructura con Sebastien Loeb, el que poco a poco fue convirtiéndose en su archi enemigo.

De hecho, la relación entre ambos se fue tensando porque Citroën dio prioridad a su campeón consolidado y tras terminar tercero en la general de 2011 tras conseguir cinco victorias, Sebastien Ogier tomaba la decisión más difícil de su carrera, fichar por Volkswagen Motorsport, un fabricante que necesitaba un piloto fuerte en un proyecto que todavía daba sus primeros pasos. De hecho y mientras completaba miles de kilómetros con el Polo R WRC en test, la temporada de 2012 fue de transición para el piloto francés, ya que compitió con un Skoda Fabia S2000 con el que terminó en una brillante quinta posición en el Rally de Italia de ese año, en una de sus mejores actuaciones.

Sebastien Ogier hace historia en el WRC y ya es bicampeón

Dos años mágicos

Con un Polo R WRC desarrollado por su persona hasta convertirlo en un coche ganador, en 2013 sumó la friolera de 9 victorias, dos podios más y 290 puntos para convertirse en campeón del mundo en Francia. Una temporada en la que su dominó fue espectacular con 110 scratch y que cimentó las bases de un 2014 donde Jari-Matti Latvala le ha puesto las cosas complicadas, sobre todo en la segunda mitad de la temporada, pero donde a pesar de todo ha certificado 6 victorias y dos podios, con 242 puntos y 88 scratchs en este 2014, con todavía una prueba por disputarse con motivo del Rally de Gales.

Sus números absolutos sólo invitan a pensar que puede marcar una época en el WRC por estar en el vehículo exacto con el fabricante exacto, ya que la relación entre Ogier, Volkswagen y el Polo R WRC, recientemente renovada, es la más fuerte del campeonato. En cualquier caso y tras un título en el Mundial Junior y dos Campeonatos del Mundo, el talentoso piloto francés ha completado 83 pruebas en el Mundial de Rallies ha sumado 23 victorias, 34 podios, 306 scratchs y 961 puntos. Su próximo objetivo será conseguir su tercera corona en el Mundial de Rallies en 2015. Como rival tendrá un finlandés y por delante dar caza a dos mitos de este país como son Juha Kankkunen y Tommi Mäkinen, que tiene cuatro título cada uno.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS