Registro gratuito

Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo
Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo

WRC CATALUÑA 2016

Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo

El francés se impone en el Rally de Cataluña y certifica su cuarto título de campeón del mundo.

ADRIáN GONZáLEZ - 16 OCTUBRE 2016 13:09

Y lo consiguió Sébastien Ogier. Lo dijo tras el Rally de Córcega, lo tenía muy bien. Y lo ha rematado nada menos que con victoria. La ambición del francés es increíble. Podría haber aguantado, haber conservado, un punto le valía para coronarse cuatro veces campeón mundial pero no. Él quiso imponerse a lo grande, demostrando esa soberanía que lleva ejerciendo sobre el Mundial durante los últimos cuatro años. En Cataluña, Ogier sentenció y ya es tetracampeón del Mundial de Rallys.

Le valía incluso con ser tercero y sumar un punto en la Power Stage en el caso más ajustado. No necesitó tanto. El abandono de Mikkelsen le dejaba vía libre. Como hemos dicho antes, un solo punto le servía para ganar su cuarto campeonato, y de manera consecutiva. Pero Ogier es mucho Ogier. Sordo le puso contra las cuerdas el viernes, pero el campeón reaccionó de la mejor manera. Fue limando, especial a especial, la diferencia que le separaba del cántabro hasta ponerse líder en el penúltimo tramo del día.

El domingo, Ogie no dudó. Sordo bajó algo el pistón, quizá viendo que era imposible batir al que iba camino de ser tetracampeón y prefirió conservar. Ogier fue ampliando poco a poco su ventaja hasta ganar la prueba con 15 segundos de ventaja sobre Sordo. Además, en la Power Stage sumó dos puntos al acabar segundo, por delante del cántabro y por detrás de su compañero Latvala. Campeonato en el bolsillo y a lo grande.

Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo

El asfalto bien vale un cuarto título

Pese a su dominio, pase lo que pase, será la temporada de Ogier con menos victorias parciales. Ocho sumó en 2014 y 2015 y nueve en 2013. Ahora mismo, tras el triunfo en España, acumula cinco. De ganar las dos pruebas restantes se pondría con siete. Aun así, su regularidad ha sido lo que le ha llevado al éxito. Empezó bien, con triunfos en los 'rallys fríos'. Ganó en Montecarlo y Suecia para coger la cabeza del Mundial y no perderla jamás.

Y llegó un periodo sin ganar. Seis prueba tuvieron que pasar hasta que Ogier volviera a lo más alto del podio. Mientras sus rivales -Latvala, Paddon, Meeke, Neuville y Mikkelsen- iban repartiéndose las victorias y los puntos, el francés seguía tranquilo. Estuvo en el podio en México (2º), Argentina (2º), Portugal (3º) e Italia (3º). Pese a no ganar, el de Volkswagen marchaba líder y tranquilo, viendo que ningún piloto por detrás tenía la regularidad suficiente para estar siempre en cabeza. Se fueron repartiendo las victorias y los podios, nadie se destacaba.

A mitad de año, cuando parecía que Ogier debía apretar para dejar medio sentenciado el Mundial, llegó el peor momento, en cuanto a resultados, de los últimos cuatro años: finalizaba sexto en Polonia y vigesimocuarto en Finlandia. Pero llegó el asfalto y con él la tranquilidad definitiva. Ha arrasado en las tres pruebas consecutivas sobre este piso -la última es mixta pero la relevancia del asfalto es superior en cuanto a kilómetros-. Arrasó en Alemania, arrasó en Córcega y, aunque ha tenido que batallar con un buen Dani Sordo, en Cataluña también ha terminado ganando. El asfalto le ha otorgado un título que dejó encarrilado a mitad de año. Faltaba rematar. Y el estoque definitivo llegó en España.

Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo

Igual que Makkinen y Kankkunen

El piloto galo iguala así, en número de títulos, a Tommy Makkinen y Juha Kankkunen. El primero también logró cuatro mundiales consecutivos (1996-1999) mientras que el segundo los logró de forma alterna (1986, 1987, 1991, 1993). Ya se sitúa a la caza del otro 'Seb', de Loeb. No queda nadie entre Ogier y el alsaciano. Eso sí, aún deberá seguir remando y conseguir cinco títulos más para igualar al que para muchos es el mejor piloto de la historia. ¿Lo conseguirá? Nos quedan al menos media decena de años para comprobarlo.

El cuarto también para Volkswagen

El cuarto título mundial de Ogier también supone el cuarto para Volkswagen. Apostó fuerte la marca cuando entró de manera oficial a la categoría más alta del WRC y no ha parado de arrasar desde entonces. Ha sido la escudería dominadora, no solo con Ogier sino también con Mikkelsen y Latvala. Dobletes, tripletes, 41 victorias (en las 50 pruebas que ha disputado desde 2013)... y cuatro campeonatos del mundo. Además, de momento, tres títulos por escuderías y camino del cuarto. Espectacular.

Sébastien Ogier ya es tetracampeón del mundo

Fotos: WRC oficial, Volkswagen Motorsport y Rally RACC oficial.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS