Registro gratuito

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?
¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

INDY 500

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

Repasamos competidores de las 500 millas de Indianapolis de 2017.

DAN ARNETS - 26 MAYO 2017 20:28

Llegamos a la penúltima parada de nuestra extensa serie sobre las 500 millas de Indianapolis. Hasta el momento hemos repasado aspectos de la competición, fechas, estrategia y hasta el lugar pero siempre hemos ido evitando algo bien importante: las personas. Los pilotos de esta carrera son gente especial y vienen de distintos lugares. Hora de hablar sobre los participantes de la edición 101 según su posición en parrilla.

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

Empezamos por el fondo de la clasificación. En la última fila tenemos a James Davison en sustitución de Sebastien Bourdais (aquí su accidente tras derrapar a 370kph), Zach Veach y Sebastián Saavedra. Davison es un australiano que lleva una década entera compitiendo en USA, nunca ha tenido demasiado éxito en óvalos pero no suele accidentarse, su coche es el Honda #18 de Dale Coyne Racing. Veach es un joven de Ohio que ha seguido el camino Road to Indy al completo con niveles de éxito decentes, correrá con el Chevrolet #40 de AJ Foyt Enterprises. Saavedra es un colombiano que tras probar suerte en Formula 3 en Europa se pasó a USA y es la sexta vez que saldrá a la gran carrera que sólo ha terminado una vez, su vehículo es el Chevrolet #17 de Juncos Racing.

La fila diez es para Buddy Lazier, Spencer Pigot y Pippa Mann. Lazier es el ganador de la edición de 1996 y lleva participando desde 1989, seguramente saldrá para dar unas vueltas y se retirará para conseguir el premio económico por ser último. Pigot es otro joven que se ha hecho la Road to Indy al completo con buenos resultados pero no precisamente en óvalos, llevará el Chevrolet #11 de Juncos Racing. Mann es la única chica de esta edición, es británica e hizo todos los pasos de la Formula Renault incluyendo las World Series pero siempre con horrendos resultados incluyendo seis temporadas completas con 5 puntos o menos. En 2009 pasó a Indy Lights y en 2010 hasta ganó en un óvalo. Desde 2011 corre en Indycar pero sólo en los óvalos y no siempre, llevará el Honda #63 de Dale Coyne Racing.

Los integrantes de la novena fila son Jack Harvey, Conor Daly y Gabby Chaves. Harvey es un exitoso joven británico campeón de la F3 británica en 2012, 5º en GP3 en 2013 y subcampeón de Indy Lights en 2014 y 2015. Después de eso se quedó sin asiento pese a haber ganado la Freedom 100 de 2015 y este año debuta en la Indy 500 con el Honda #50 de Michael Shank Racing bajo la tutela de Andretti Autosport. Daly es un muchacho que ha tenido resultados irregulares a lo largo de su carrera (muy bien en Star Mazda y GP3, horrible en GP2) y está ante su cuarta salida en una carrera donde nunca ha tenido éxito, llevará el Chevrolet #4 de AJ Foyt Enterprises. Chaves es un colombiano que tras no hacerlo bien en GP3 pasó a Indy Lights, fue campeón en su segundo año y con eso consiguió la beca de un millón de dólares, con la que corrió la temporada 2015 de Indycar íntegra. Los resultados no le acompañaron y el año pasado sólo corrió unas cuantas carreras. En su tercer paso por Indianapolis estará con el equipo debutante Harding Racing y su Chevrolet #88.

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

En la fila ocho encontramos a Carlos Muñoz, Simon Pagenaud y Josef Newgarden. Muñoz es otro colombiano que probó suerte en Europa antes de aterrizar en Indy Lights, quizá el segundo mejor colombiano en Indianapolis pero algo flojo en el resto de pistas, sabe ir bien por velocidad y por estrategia y usará el famoso #14 de AJ Foyt Enterprises, esta vez con motor y carrocería Chevrolet. Pagenaud es un francés que tras grandes resultados en los niveles de Formula Renault fracasó estrepitosamente en las World Series y decidió saltar a USA. Corrió en ChampCar pero luego nadie le fichó cuando el campeonato desapareció. Tras eso pasó varios años en resistencia el equipo Dreyer & Reinbold se acordó de que el francés podía ser bueno en monoplazas. En cinco temporadas ha ganado diez carreras y un título de Indycar y por eso lleva el Chevrolet #1 del Team Penske. Desde Tennessee llega Newgarden, piloto que tras buscar la F1 vía GP3 volvió a su país para ganar la Indy Lights y acabar corriendo en Indycar. Nunca ha entrado en el top10 en Indianapolis pero llevando el Chevrolet #2 del Team Penske se espera mucho de él.

Desde la séptima fila saldrán Sage Karam, Jay Howard y el triple ganador Helio Castroneves. Karam viene desde Pennsylvania y es un producto del concepto Road to Indy. Campeón en USF2000 e Indy Lights pero curiosamente nunca ha sido rápido en Indycar. Sacó un top10 de su primera participación en Indy 500 pero en las otras dos ha acabado fuera por un accidente mañanero, esperemos verle más en su Chevrolet #24 de Dreyer & Reinbold Racing. Howard es otro británico con buenos resultados en algunas partes de Formula Renault pero acabó en Indy Lights, donde fue campeón pero nadie le contrató en Indycar y en aquel entonces no había beca. Corrió por fin en Indycar en 12 carreras a lo largo de 2008, 2010 y 2011 y esta Indy 500 es la primera vez en seis años que está en lo máximo en monoplazas en USA. Su coche es el Honda #77 de Schmidt-Peterson Motorsports. Castroneves, originalmente Castro Neves, es un brasileño que probó suerte en la F3 Británica para luego pasar por Indy Lights con relativo éxito. Corrió cuatro años en CART, ganó sus dos primeras 500 millas de Indianapolis (2001 y 2002), la tercera en 2009 y hasta cuatro subcampeonatos. Hay que andarse con ojo y fijarse mucho en el Chevrolet #3 de Team Penske.

La fila intermedia incluye a nombres como Juan Pablo Montoya, James Hinchcliffe y Charlie Kimball. JPM es colombiano, campeón de F3000 en 1998, campeón de CART en 1999, ganador de Indy 500 en su debut (2000), siete victorias en F1 en 95 carreras, dos victorias en NASCAR en 255 carreras además de ganador de Indy 500 y subcampeón de Indycar en 2015. En 2017 sólo corre en Indianapolis y el Chevrolet #22 del Team Penske sigue siendo muy rápido. El alcalde de Hinchtown es un canadiense que corrió por Canadá hasta pasar a ChampCar Atlantic (la segunda división) e Indy Lights para acabar siendo un piloto irregular pero rápido en Indycar. El piloto del Honda #5 de Schmidt-Peterson Motorsports es bien rápido en óvalos grandes. Kimball es hijo del diseñador de coches de competición Gordon Kimball. Pasó parte de su carrera deportiva intentando colarse en F1 vía los niveles de Formula Renault pero fue otro que cayó víctima de las World Series. De ahí saltó a Indy Lights y una vez en Indycar ha demostrado ser rápido en pistas muy reviradas y óvalos grandes; su coche es el Honda #83 de Chip Ganassi Racing.

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

La fila cinco marca el inicio del top15 y está formada por Max Chilton, Graham Rahal y Mikhail Aleshin. Chilton es hijo de una familia adinerada de Inglaterra. Su carrera deportiva está formada por resultados sospechosamente mediocres, pasando de F3 a GP2 con un cuarto lugar y de GP2 a F1 con otro lugar igual. En 2015 aterrizó en Indy Lights, sacó otro quinto lugar y su primera temporada en Indycar fue deficiente (19º) pero eso no le ha evitado renovar con uno de los mejores equipos. Me sorprende que lleve el Honda #8 de Chip Ganassi Racing.

Rahal es otro que tuvo un inicio mejor que el de muchos, en su caso por ser el hijo de Bobby Rahal. Al contrario que Max, Graham sí tiene buenos resultados en ChampCar Atlantic, ChampCar y hasta fue top5 en puntos en Indycar en 2015 y 2016. Es buen piloto en óvalos, hay que fijarse en el Honda #15 de Rahal-Letterman-Lanigan Racing. Aleshin es ruso y campeón de las World Series en 2010 pero ni le dieron asiento en F1 ni encajó en GP2 por lo que acabó en Indycar, donde se ha ganado la reputación de ser excesivamente impulsivo. El Honda #7 de Schmidt-Peterson Motorsports es capaz de lo mejor y lo peor.

El lugar para los tres mejores de la tanda lenta del domingo es la cuarta fila y ellos han sido Oriol Serviá, Ed Jones y Ryan Hunter-Reay. El apellido Serviá es sinónimo con carreras en España y en el caso de Oriol él empezó en F3 por Europa pero pasó a Indy Lights, donde fue campeón en 1999. Corrió en ChampCar durante ocho temporadas donde consiguió una victoria y varios podios. Ha corrido intermitentemente en Indycar desde entonces, siendo incluso probar del chasis Dallara DW12 que hoy día se usa. Actualmente lo usan varios pilotos como sustituto y para correr en Indianapolis gracias a su correcto historial (dos top10, dos retiradas, siempre top15 si llega al final), donde este año usará el Honda #16 de Rahal-Letterman-Lanigan Racing. Jones es un emiratí de familia inglesa que probó suerte en F3 para acabar en Indy Lights, donde fue campeón en 2016, este año corre usando la beca de un millón de dólares y su coche es el Honda #19 de Dale Coyne Racing. RHR era originalmente un piloto ChampCar pero precisamente ahí no tuvo grandes resultados. En Indycar lleva catorce victorias en más de 150 carreras, el título de 2012 y las 500 millas de Indianapolis de 2014. Ignorar al Honda #28 de Andretti Autosport sería un gran error.

La tercera fila ya está bien arriba y los pilotos son Will Power, Marco Andretti y Tony Kanaan. Power es un australiano que tras probar ir a F1 vía World Series acabó corriendo en ChampCar para luego competir en Indycar, donde ha encontrado su verdadera casa. 28 victorias en más de 120 salidas, el título de 2014 y cuatro subcampeonatos pero le falta la victoria en Indy 500. ¿Será este el año para el Chevrolet #12 de Team Penske? El abuelo de Marco es Mario Andretti y su padre y jefe es Michael Andretti. En 2005 sólo corrió parte de la temporada de Indy Lights pero sus resultados fueron tan buenos que en 2006 corrió a tiempo completo en Indycar pese a que empezó la temporada con 17 años. Desde entonces 190 carreras, dos victorias, más de una docena de top3. Nunca ha sido regular pero cada vez que pisa Indianapolis es una amenaza, ¿romperá la Maldición de los Andretti en su Honda #27 de Andretti Autosport? Antoine Rizkallah Kanaan Filho es un brasileño que entró en Indy Lights a la vez que su compatriota Helio Castroneves. Kanaan fue campeón de Indy Lights en 1997 y lleva en Indycar desde 2003 donde ha conseguido un título, dieciséis victorias y 54 top3 en 235 carreras además de ganar las 500 millas de Indianapolis de 2013. El Honda #10 de Chip Ganassi Racing es el coche preferido de muchos incluso sin la publicidad de 7-Eleven.

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

Desde que se usa la calificación para determinar la parrilla (1933) diecisiete pilotos la han ganado desde la segunda fila y este año los candidatos a hacerlo son JR Hildebrand, Fernando Alonso y Takuma Sato. Hildebrand es un californiano que ha seguido al dedillo el concepto Road to Indy. Pese a ser campeón de Indy Lights en 2009 no fue hasta 2011 que le dieron una oportunidad real en Indycar y casi responde ganando Indy 500. En 2014, 2015 y 2016 sólo corrió en Indianapolis sacando tres top10 y este año Ed Carpenter Racing le ha dado coche para más rondas con el Chevrolet #21. JR se la juega, necesita buenos resultados. La primera gran oportunidad para Alonso vino por Campos Motorsport y él respondió ganando el Euro Open de 1999. Tras pasar un año irregular en F3000 consiguió un asiento en F1 pero estando en Minardi no pudo hacer mucho pero llamó la atención de Renault. A partir de ahí consiguió dos títulos de F1 (2005 y 2006) además de tres subcampeonatos con Ferrari años después. Después de unos años frustrado en McLaren-Honda está buscando de conseguir la Triple Corona del Automobilismo. Su coche es el Honda #29, un proyecto de Andretti Autosport con McLaren. Sato es quizá el niño mimado de Honda, la versión de cuatro ruedas de los fallecidos Daijiro Katoh y Nicky Hayden. Él ha respondido con un título de F3 británica, siendo uno de los pilotos más icónicos de F1 del siglo XXI pese a no ganar pero en Indycar no ha estado a su anterior nivel. Estuvo cerca de ganar en Indianapolis en 2012 pero este año es la vez que mejor ha calificado el Honda #26 de Andretti Autosport.

Históricamente la primera fila es el lugar donde salir para ganar pero hoy día la carrera es más imprevisible que nunca. Esta vez las tres primeras posiciones son para Alexander Rossi, Ed Carpenter y el poleman Scott Dixon. Rossi es otro californiano, uno que probó suerte primero en GP3 y luego en World Series, donde ser tercero en puntos le dio asiento de probador en F1. Caterham lo dejó corriendo en GP2 hasta que el equipo cerró, entonces fue subcampeón de GP2 y Manor le dejó correr hasta 5 carreras en F1. Su temporada de debut en Indycar fue algo mediocre pero incluyó ganar las 500 millas de Indianapolis. Las ha ganado gastando poca gasolina, ahora quiere ganarlas por velocidad con su Honda #98 de Andretti Autosport con Curb-Agajanian Performance Group y los ex-mecánicos de Bryan Herta Autosport. Carpenter es el hijastro de Tony George, el jefe del Indianapolis Motor Speedway. Ed es un piloto de óvalos puro, el último especialista en esas pistas en monoplaza. Nunca ha tenido mucha suerte en la pista de su padrastro pero su nivel en grandes óvalos es más que notable. Su coche es el Chevrolet #20 de Ed Carpenter Racing, su propio equipo. El poleman es Scott Dixon, un neozelandés que aterrizó en USA en 1999, ganó Indy Lights en 2000, lo pasó mal en CART y luego fue campeón de Indycar en 2003 cuando todo eran óvalos además de otros tres títulos en 2008, 2013 y 2015 sin menospreciar sus 39 victorias en 236 carreras y seis top3 extra en puntos. Ganó las 500 millas de Indianapolis en 2008 saliendo desde la pole y viendo el ritmo que marcó en calificación el Honda #9 de Chip Ganassi Racing puede que sea muy muy rápido el domingo.

¿Quién corre en las 500 millas de Indianapolis?

De los 33 pilotos que van a salir a Indy 500 este domingo 28 de Mayo podemos destacar que hay siete ex-ganadores y cuatro novatos, doce pilotos son locales y ocho europeos, dieciocho Hondas contra quince Chevrolets y los mayores equipos son Team Penske (4) y Andretti Autosport (3+2). Hay campeones de F1, Indycar, Indy Lights, ganadores en GP2 y hasta un piloto que fue podio en las 24 horas de Le Mans. La calidad de pilotos de este año es mayúscula y la competitividad está asegurada. Quizá todos vayan a recordar la edición 100 por el número pero puede que la 101 sea incluso bastante mejor.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33