Registro gratuito

Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después
Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después

WRC 2018 | CAMPEONES

Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después

La firma nipona, bajo las órdenes de Tommi Mäkinen, certifica su cuarto título mundial de constructores en la que ha sido solo su segunda temporada desde su regreso a los tramos.

SERGIO ORTAL - 19 NOVIEMBRE 2018 18:04

Toyota siempre ha sido una de esas marcas ligadas al automovilismo, acumulando una amplia trayectoria en todo tipo de competiciones, tanto en circuitos como 'fuera de pista'. La llegada del nuevo milenio trajo consigo la noticia de que el gigante japonés se estaba preparando para desembarcar en la Fórmula 1; por desgracia, la necesidad de concentrar todos los recursos en este ambicioso proyecto conllevó su salida del Campeonato del Mundo de Rallies. Pero sus responsables, como todo buen aficionado a esta disciplina, son conscientes de que gran parte del ADN deportivo de Toyota tiene su origen en los tramos -especialmente, tras unos exitosos años noventa que les reportaron hasta tres mundiales de constructores y cuatro de pilotos-, y eso los llevó a regresar. Ahora, en la segunda temporada tras su 'nuevo comienzo' y casi dos décadas después de aquel último título, ha llegado uno más.

El desembarco de Toyota en los rallies europeos se produjo a finales de 1972 y tuvo como artífice a Ove Andersson. Desde ese momento, la estructura creada por el piloto sueco -llamada Toyota Team Europe a partir de 1975- fue creciendo exponencialmente y realizaron numerosas incursiones en el Mundial, empleando tanto los Corolla de la época como los Celica GT. El citado año, contra todo pronóstico, Hannu Mikkola logró imponerse en el Rally de los 1000 Lagos (Finlandia) frente a monturas superiores. Este y otros éxitos granjearon a la formación un apoyo cada vez mayor por parte del fabricante. Los buenos resultados continuaron en la década siguiente -ya instalados en la ciudad alemana de Colonia-, pues el Celica Turbo demostró ser todo un especialista en pruebas como el mítico Safari. Más adelante, con la desaparición del Grupo B en favor de los vehículos de Grupo A, apareció su primera máquina de tracción total, el Celica GT-Four ST165, con el que estaban dispuestos a pelear por todo.

La consolidación de un proyecto

Tras debutar con un programa parcial en 1988, el equipo se presentó al siguiente año con una alineación de lujo, que incluía al por entonces bicampeón Juha Kankkunen y a la promesa española, Carlos Sainz. La primera parte de la temporada puso de manifiesto la fragilidad del nuevo coche, pero a base de trabajo, una segunda mitad mucho más sólida se saldó con el subcampeonato de marcas. Idéntica posición se conseguiría en las tres campañas posteriores, sucumbiendo ante la 'armada' Lancia. Eso sí, Sainz se alzó con el título de pilotos tanto en 1990 como en 1992. Precisamente ese año vio la llegada de la segunda generación del GT4, el ST185, pero a pesar de su éxito, el madrileño optó por marcharse, unos meses antes de que Toyota adquiriese el TTE para constituir lo que desde entonces es Toyota Motorsport (TMG). Este movimiento supuso el espaldarazo definitivo al proyecto y los nipones certificaron por fin su primer Mundial de Constructores. Asimismo, Kankkunen se anotó la última de sus cuatro coronas, convirtiéndose en el único hasta nuestros días en hacerlo con tres marcas distintas.

Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después

De hecho, en 1994 se repetiría el doblete, con el título de pilotos recayendo esta vez en Didier Auriol. En los últimos compases de la temporada se introdujo el que sería el último Grupo A de Toyota, el Celica ST205, protagonista del episodio más convulso para el fabricante unos meses más tarde. Y es que en el Rally Catalunya 1995, los comisarios descubrieron una ilegalidad en la brida del turbo que proporcionaba más potencia, lo que les acarreó no solo la exclusión del campeonato, sino la prohibición de competir como equipo durante los doce meses posteriores. Durante ese tiempo, además de apoyar a formaciones privadas, se prepararon a conciencia para el estreno del reglamento World Rally Car en 1997, desarrollando el nuevo Corolla. Este debutó en Finlandia a modo de rodaje de cara a la siguiente campaña, en la que volverían a pelear por los títulos. Para ello contaban, entre otros, con Auriol y el regreso estelar de Sainz, pero aquel infausto Rally de Gran Bretaña proclamó campeones a Mitsubishi y Tommi Mäkinen.

Finalmente, en 1999, aunque el finés se apuntó su cuarto Mundial de Pilotos, el equipo Toyota hizo gala de una mayor consistencia para firmar brillantemente un nuevo título de constructores -el tercero para ellos- en lo que sería su despedida temporal. Con la citada marcha a la Fórmula 1, pasarían diecisiete años hasta volver a ver a los japoneses en el WRC. Su regreso a los tramos se produciría paulatinamente, empezando por las categorías inferiores, pues a principios de la presente década presentaron el Yaris R1A y el GT86 CS-R3, ambos concebidos pensando en el modelo carreras-cliente. El tricampeón de Europa Luca Rossetti participó con este último en pruebas sueltas de diferentes certámenes internacionales para darle más visibilidad y ayudar en su proceso de evolución. La sorpresa saltó en 2014, cuando salieron a la luz imágenes de un prototipo de pruebas basado en el Yaris, preparado conforme a la reglamentación de la 'categoría reina' (2011-2016).

El esperado regreso

Por fin, unos meses más tarde, Toyota confirmó en rueda de prensa lo que ya era un secreto a voces: que regresaría al Mundial de Rallies. Sería, eso sí, en 2017, coincidiendo con la entrada en escena de la actual generación de World Rally Cars. Para capitanear el proyecto en esta nueva etapa se confió precisamente en Tommi Mäkinen, quien, de forma sorpresiva, optó por realizar la mayor parte del desarrollo del nuevo coche en su propia estructura, ubicada en Finlandia y totalmente independiente de TMG. Mientras las sesiones de pruebas se sucedían, el tetracampeón tanteó a Sébastien Ogier, pero el fichaje del astro francés no se concretó. Finalmente, la alineación de pilotos resultó ser 100 % finlandesa, contando inicialmente con Jari-Matti Latvala y Juho Hänninen, a los que más tarde se uniría el campeón del WRC 2, Esapekka Lappi. Los resultados parecían dar la razón a Mäkinen, ya que en su primera temporada de andadura, el nuevo equipo -ahora conocido como Toyota Gazoo Racing WRT- obtuvo la victoria en la segunda prueba (Suecia) gracias a Latvala.

Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después

Imagen vía SnapLap

Solo unos meses después llegaría el segundo triunfo, precisamente en Finlandia, obrado esta vez por Lappi. Pero la juventud de todo el conjunto y, en ocasiones, la falta de regularidad de los pilotos les impidieron superar el tercer puesto en la clasificación final de constructores (en la que se imponía M-Sport). Ahora bien, de cara a 2018, la situación se presentaba muy distinta, pues el proceso de rodaje estaba hecho y un Yaris en constante evolución ya había lanzado varios avisos de su potencial. En materia de pilotos, Hänninen quedaba relegado al puesto de probador y, precisamente desde M-Sport, llegaba un importante refuerzo en la figura de Ott Tänak, la gran revelación el año anterior. La temporada arrancaba con un doble podio en Monte-Carlo, seguido de unos resultados más discretos bajo la nieve sueca. La tercera parada, México, sería un rally para olvidar por partida triple, pero en Córcega, el estonio recuperaba el buen camino con otro segundo puesto, que contrastaba, eso sí, con el abandono de Latvala. Esta tónica se repetía en territorio argentino, ya que Jari-Matti se retiraba nuevamente, pero Tänak se aseguraba su primera victoria con Toyota -la tercera para el Yaris-.

La alegría no duraría mucho, y es que Portugal y en Cerdeña deparaban nuevos desastres para ambos; solo Lappi salvaba los muebles con un podio en la isa mediterránea. Llegados a este punto, los de Tommi Mäkinen se encontraban terceros de la general a 51 puntos de los líderes, Hyundai. Pero todo estaba a punto de cambiar: en las tres pruebas posteriores -Finlandia, Alemania y Turquía-, Tänak encadenaba tres fantásticas victorias y sus compañeros lo acompañaban en el podio; Lappi en la cita germana y Latvala en las dos sobre tierra. Además, en el caso de Turquía, se trataba del primer doblete para Toyota Gazoo Racing, una gesta para la historia. Todo ello, unido a unos resultados más discretos por parte de las escuderías rivales, les permitía situarse en cabeza con cinco puntos de ventaja sobre Hyundai, a la par que Tänak se metía de lleno en la lucha por el título. Sin embargo, la suerte es caprichosa, y piloto y equipo correrían suertes dispares en las tres pruebas restantes.

Toyota se corona; Hyundai, nuevamente de vacío

Primero, Gales vería cómo el estonio quedaba nuevamente apeado de la lucha, pero Latvala y Lappi ponían el contrapunto con un doble podio que ampliaba ostensiblemente la ventaja de la marca al frente del campeonato -hasta los veinte puntos-. Las cosas se complicarían por enésima vez en Cataluña, con Tänak y Latvala lastrados a causa de los pinchazos, y Lappi rodando en tiempos similares; el último día, los dos fineses levantaban el pie para dejar pasar a su jefe de filas y maximizar sus opciones de coronarse en el asalto final, Australia. Después de que Hyundai obtuviese un mejor resultado global en nuestro país, la diferencia se había reducido hasta los doce puntos, por lo que todo podía pasar. De hecho, también M-Sport Ford -a veinticinco enteros- llegaba a las antípodas con posibilidades matemáticas. Allí, bajo unas complicadas condiciones meteorológicas y estando en juego un título de pilotos que finalmente se llevaba Sébastien Ogier por sexto año sucesivo, Thierry Neuville y Ott Tänak quedaban fuera de carrera en los últimos compases, por lo que el camino se allanaba para la firma japonesa.

Toyota vuelve a proclamarse campeona del mundo de rallies 19 años después

Como os hemos contado, Jari-Matti Latvala se hacía con el triunfo -para no romper su racha de ganar al menos una vez por temporada- y Lappi terminaba cuarto, por lo que, a pesar del segundo puesto de Hayden Paddon, Toyota se aseguraba su cuarto Campeonato del Mundo de Constructores, diecinueve años después de haberlo conseguido por última vez. Esto sitúa a la marca en cuarta posición del ránking, solo superada por Lancia (con diez títulos), Citroën (con ocho en su haber) y Peugeot (con cinco), y empatada con Volkswagen, que selló otros cuatro títulos -de forma consecutiva entre 2013 y 2016- en su espectacular periplo con el Polo R WRC. El éxito de Toyota contrasta con la decepción de Hyundai, que un año más se queda con la miel en los labios, como subcampeones en ambos apartados. Pero el trabajo no cesa, ya que dentro de solo dos meses comenzará una nueva temporada del Mundial de Rallies; será, como dicta la tradición, en Monte-Carlo (22-27 de enero), y la competencia se presenta feroz.

Ott Tänak llegará con la vitola de favorito tras haberse mostrado como el más rápido este año, pero necesita dejar atrás la mala fortuna que le ha privado de su primer entorchado. A su lado volverá a tener a Latvala y a una de las novedades en materia de fichajes, Kris Meeke. El británico protagoniza un intercambio de cromos con Esapekka Lappi, que pone rumbo a Citroën, donde coincidirá con el ya hexacampeón Sébastien Ogier. En el caso de Hyundai, repetirán con Neuville y Andreas Mikkelsen, y la renovación de Dani Sordo parece hecha a falta de cerrar su programa definitivo. Más incierta es la situación en M-Sport, pues solo han confirmado a Teemu Suninen. En los próximos días o semanas deberíamos conocer los últimos movimientos de la pretemporada. Entre tanto, os dejamos el calendario completo para el año que viene -que pasa de trece a catorce pruebas con la entrada de Chile- y el resumen de los cambios que se producirán de cara a la prometedora temporada 2019.

Clasificación final Mundial de Constructores 2018

Tras 13 pruebas:

1. Toyota Gazoo Racing (Yaris WRC), 368 puntos

2. Hyundai Shell Mobis (i20 Coupé WRC), 341 puntos

3. M-Sport Ford (Fiesta WRC), 324 puntos

4. Citroën Total Abu Dhabi (C3 WRC), 237 puntos

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 34

Fatal error: Uncaught Facebook\FacebookThrottleException: (#4) Application request limit reached in /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/FacebookRequestException.php:117 Stack trace: #0 /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/FacebookRequest.php(267): Facebook\FacebookRequestException::create('{"error":{"mess...', Array, 403) #1 /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/Entities/AccessToken.php(350): Facebook\FacebookRequest->execute() #2 /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/Entities/AccessToken.php(131): Facebook\Entities\AccessToken->getInfo(NULL, NULL) #3 /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/FacebookSession.php(202): Facebook\Entities\AccessToken->isValid(NULL, NULL, NULL) #4 /home/virtual/motoryracing.com/classes/idFacebook.php(373): Facebook\FacebookSession->validate() #5 /home/virtual/motoryracing.com/lib/rrss.php(9): IDFacebook->obtenerShares('https://www.mot...') #6 /home/virtual/motoryracing.com/lib/rrs in /home/virtual/motoryracing.com/apis/facebook_v4/src/Facebook/FacebookRequestException.php on line 117