Registro gratuito

Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016
Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016

CONTACTO

Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016

Ducati renovaba a finales de 2015 la pequeña de las Panigale para poder adaptarla a la nueva Euro4.

SERGIO J. CABRERA - 15 ABRIL 2016 11:36

Aunque las filtraciones previas revelaban que Ducati estaba planeándola, la 959 Panigale era una de las novedades de la marca en la Feria EICMA de Milán 2015. Presentada junto con otras muchas novedades de la marca, como las nuevas Sixty2 y XDiavel, la Panigale de menor tamaño no pasaba desapercibida, a pesar de que para el más profano sea casi indistinguible con respecto a su antecesora, la Ducati 899 Panigale, que llegaba al mercado tan solo 2 años antes.

El motivo de la sucesión de un modelo que estaba plenamente vigente no es otro que la llegada de la restrictiva normativa de emisiones EURO4, que va a dejar obsoletas a la inmensa mayoría de modelos en breve. Por lo que anticipándose, los de Borgo Panigale han realizado unas pocas mejoras para poder homologar su deportiva con la nueva normativa de emisiones.

Por lo que podríamos definir a la 959 Panigale como una simple modificación técnica por motivos burocráticos, aunque esta sería una definición un tanto simplista, como vamos a ver en este reportaje, donde trataremos de desgranar lo máximo posible el nuevo modelo italiano.

Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016

Técnica

En primer lugar, el cambio de denominación se debe precisamente a un aumento en la cilindrada, dispone ahora de 955 centímetros cúbicos en lugar de los 898 c. c. del modelo anterior. Son solo 57 c. c. que si bien permiten una ganancia de potencia, lo cierto es que van destinados a conseguir una mayor eficiencia y por tanto mejorar los resultados en el apartado de emisiones.

El aumento de cilindrada se debe a una nueva carrera más larga, de 60.8 mm, aunque el diámetro sigue siendo el mismo, por lo que el diámetro x carrera ahora es de 100 x 60.8 milímetros gracias a unos pistones completamente nuevos. Otras modificaciones afectan a la lubricación, bielas, cigüeñal, la cadena de distribución y las propias válvulas, ahora de mayor diámetro. Estos cambios permiten que el bicilíndrico obtenga ahora 9 caballos más, con una mejora también en la cifra de par máximo, resultando en 157 CV a 10.500 rpm y 107.4 Nm a 9.000 rpm de par máximo.

El sistema de escape también ha sido renovado, de hecho, es la pieza clave dentro para poder homologar el modelo en la nueva EURO4. Este ahora dispone de una doble salida junto al lateral derecho de la rueda trasera por dos silenciosos. Aunque mantiene el esquema 2-1-2 de su antecesora pierde la característica salida por la quilla central. Por lo que no resulta tan atractiva como esta, que carecía de la salida exterior y por tanto dejaba la rueda trasera completamente despejada visualmente. Este es el elemento diferenciador más distinguible con respecto a su antecesora.

Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016

En la parte ciclo encontramos ligeros retoques. Si bien suspensiones y equipo de frenos no cambia, los de Ducati han implementado mejoras en las geometrías, ganando unos milímetros en la distancia entre ejes. Delante seguimos encontrando la horquilla Showa con barras de 43 milímetros y el monoamortiguador tumbado Sachs en la rueda trasera. En el apartado de los frenos nos encontramos con los mismos frenos Brembo de 320 mm delante con pinzas monobloque M4.32.

Estética

Como podemos ver, los cambios se circunscriben mayormente a la mecánica, que altera un poco su rendimiento sobre el papel pero que en combinación con el nuevo sistema de escape permite que la nueva 959 Panigale logre la etiqueta de EURO4. Estéticamente también nos encontramos con el mismo envoltorio pero con ligeros matices.

Si bien el mayor cambio visual es la adopción de la salida de escape doble externa, hay otros pocos detalles diferenciadores con respecto a la 899 Panigale. El frontal, sigue disponiendo de esa forma tan característica de pico, que divide en dos el grupo óptico y que recuerda en parte a la antigua 916 de Tamburini. Aunque en este caso, el morro de la 959 difiere en parte de su antecesora gracias a unas entradas de aire, bajo las ópticas, de mayor tamaño.

Probamos la nueva Ducati 959 Panigale 2016

Junto a esto encontramos unos espejos retrovisores rediseñados y pequeños retoques aquí y allí, pero que a grandes rasgos, guarda más semejanzas con la 899 que diferencias.

Estos cambio, ligeros y sutiles, en combinación con el nuevo planteamiento técnico y el ligero aumento de rendimiento mecánico, hacen que el modelo realmente se sienta diferente, como veremos en la siguiente parte de este reportaje.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS