Registro gratuito

Gooding and Company subasta uno de los raros Ferrari 308 GTB vetroresina
Gooding and Company subasta uno de los raros Ferrari 308 GTB vetroresina

RARA AVIS

Gooding and Company subasta uno de los raros Ferrari 308 GTB vetroresina

Uno de los ejemplares que pasaban desapercibidos junto a las docenas de deportivos subastados era una de las primeras y escasas unidades del 308 GTB.

SERGIO J. CABRERA - 15 MARZO 2016 12:20

Junto a la colección de Porsche de Jerry Seinfeld o el Ferrari 250 GT SWB California Spyder de 1961, Gooding and Company subastaba en Amelia Island docenas de modelos raros e interesantes como os resumíamos ayer. Pero entre todos los lotes, entre los que podíamos encontrar fantásticos ejemplares de Porsche, Abarth, Mercedes-Benz o Triumph por nombrar algunos, hubo uno que nos llamó poderosamente la atención y al que poco caso le hemos hecho, tanto nosotros como otros medios.

Concretamente, el lote número 5 era un Ferrari 308 GTB de 1976, correspondiente a la primera serie del modelo, aun con carburación y por tanto la versión más potente comercializada del 308. Pero que en este caso dispone de una condición muy especial, ya que se trata de una de las primeras 712 unidades fabricadas, por lo que salía de los talleres de Scaglietti con la carrocería fabricada en fibra de vidrio.

Estos ejemplares son denominados Vetroresina y son los más apreciados, raros y cotizados del modelo. Llegando a superar holgadamente el precio habitual de ejemplares más modernos del 308. Por poner un ejemplo, precisamente, la misma Gooding and Company subastaba el año pasado también en Amelia Island una unidad de 1979 del Ferrari 308 GTB chasis 25737 junto a un ejemplar de 1977 del 308 GTB vetroresina, número de bastidor 19505.

Gooding and Company subasta uno de los raros Ferrari 308 GTB vetroresina

El primero salía con una estimación entre los 65.000 y los 85.000 dólares, quedando la puja final en 74.000 dólares, mientras que el fabricado en fibra de vidrio, a pesar de ser virtualmente idéntico al anterior, disfrutaba de una estimación entre 175.000 y 225.000 dólares, obteniendo finalmente 192.500 dólares. En definitiva, el 308 vetroresina se vendía por 2.6 veces más que el ejemplar convencional fabricado en acero.

El ejemplar que era subastado este fin de semana en Amelia Island alcanzaba un valor superior, el 308 con número de bastidor 19145 alcanzaba los 236.500 dólares, tres veces más que el 308 fabricado en acero subastado justo un año antes.

Aunque estas cifras quedan lejos del ejemplar subastado también por Gooding este año en Scottsdale, otro ejemplar de 1976 con número 19681 que alcanzaba unos increíbles 357.500 dólares. Esta venta probablemente fue la que propició que el 308 GTB vetroresina subastado este fin de semana saliera con unas estimaciones demasiado altas, que lo situaban entre los 375.000 y los 325.000 dólares. Cifras bastante elevadas en comparación con las ventas habituales de este modelo.

Gooding and Company subasta uno de los raros Ferrari 308 GTB vetroresina

Escasos y raros

Aunque lo cierto es que decir que son habituales es todo un eufemismo, ya que son muy raros de ver en subastas. Por buscar otro ejemplo dentro de la misma casa de subastas, en esta década Gooding ha subastado hasta seis ejemplares del Porsche 959 que a priori es mucho más escaso que el 308 GTB vetroresina. Del modelo italiano se fabricaron más del doble de ejemplares que del raro y exclusivo modelo alemán, aunque lo cierto es que Gooding tan solo ha subastado cuatro unidades del 308 de fibra de vidrio en esta década, según los propios archivos de Gooding and Company.

Estos ejemplares son por tanto tremendamente apreciados por los coleccionistas y son un valor muy seguro para los inversores. Lo que es toda una ironía, puesto que Ferrari precisamente se vio obligado a dejar de fabricarlos en fibra de vidrio debido las críticas de clientes y aficionados, que pensaban que no era un material digno para un modelo de esas características, por lo que tuvieron que comenzar a producirlos con paneles de acero, que además, elevaban el peso del vehículo.

Mecánicamente no hay diferencia alguna con el resto de los 308 GTB, contando con el motor central transversal de 3.0 litros, 16 válvulas, cárter seco y 255 caballos que caracterizó a la primera generación del modelo.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS