Registro gratuito

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona
Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

TODOS LOS DETALLES

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

Aquí repasamos los momentos clave de la primera parada del mundial de rallycross 2017.

JAVIER MARTíNEZ - 03 ABRIL 2017 18:00

Dos días de intensa competición terminaron. El Campeonato del Mundo de Rallycross 2017 abrió sus puertas este pasado 1 de abril y la acogida fue inmensa por parte del público español, que se acercó en masa al Circuito de Montmeló (Barcelona, España) para disfrutar de un completo fin de semana de carreras continuas con el fin de ver al primer vencedor de la temporada en esta cuarta edición del mundial de rallycross. La lluvia hizo acto de presencia y aumentó el espectáculo visto en la pista al obligar a los pilotos a dar lo mejor de sí para controlar sus Supercoches, los aficionados presentes disfrutaron sin duda de un gran fin de semana.

Mattias Ekström no empezó pisando fuerte pero poco se pudo hacer ante su superioridad en la fase final de esta prueba. De los 30 puntos que hay en disputa en cada una de las pruebas del calendario, él se llevó 29. Únicamente un alemán muy austríaco pudo impedir el pleno de puntos del jefe de equipo de EKS. Timo Scheider fue el gran héroe del fin de semana y demostró de lo que está hecho. Su segundo puesto y los 26 puntos que se lleva para él y MJP Racing Team Austria son más valiosos para él y su equipo de lo que parece.

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

Timo Scheider, Mattias Ekström, el clima, el equipo PSRX Volkswagen Sweden y los Peugeot 208 WRX son las cinco claves de este fantástico fin de semana que hemos vivido en el comienzo de una de las temporadas más apasionantes posibles en el mundo del rallycross. El actual campeón del mundo, Mattias Ekström, ya lo avisaba tras recoger su trofeo de ganador en la tarde del domingo.

1- El clima

Conducir sobre mojado es siempre un reto hasta para el más experto de los pilotos. Muchos de los presentes en el mundial de rallycross apenas cuentan con carreras en su expediente bajo un manto de agua. Sin embargo, las condiciones meteorológicas adversas sacan lo mejor de los pilotos ya que si no logran dar más del 100%, no conseguirán triunfar. El sábado amanecía seco tras una tormenta la noche anterior. Los tiempos de los entrenamientos libres eran buenos e incluso iban a mejor cada vez, pero volvió a llover.

Nuevamente caía la lluvia sobre el tramo final del Circuito de Montmeló y con ello, empeoraban los tiempos de los pilotos. La Q1 nos dejó tiempos parejos pero la Q2 fue una total y absoluta locura. Los pilotos más rápidos de la primera carrera salían al final, justo cuando el tiempo iba a ser peor. La lluvia caía y la pista se mojaba cada vez más, por lo que pilotos de menor nivel lograban colocarse más arriba. El principal beneficiado fue el piloto de EKS Toomas Heikkinen. El finlandés acabó la jornada de sábado en primera posición, muy seguido de Timo Scheider y con pilotos como Petter Solberg en el puesto 12º, al borde de la eliminación.

Las salidas de pista eran notables y la conducción más lenta y complicada para todos. La lluvia hacía pocos amigos pero el domingo, acomodándose más al veraniego tiempo que casi siempre asiste a la península ibérica, hubo un sol espléndido aunque sin excesivo calor. La pista estaba seca y los pilotos listos para revertir la situación del sábado. Timo Scheider acabó liderando por delante de Mattias Ekström, intratable en la Q3 y muy veloz en la Q4. El clima se mantuvo de manera muy agradable durante todo el domingo, permitiendo ver mejores tiempos y más acción.

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

2- Timo Scheider "ama el rallycross"

Debutó en esto del rallycross el año pasado tras estar muchos años conduciendo en el DTM. El equipo All-inkl.com Münnich Motorsport le dio la oportunidad de subirse al Seat Ibiza que Reinis Nitiss había dejado libre para el segundo tramo de la temporada. Aunque el primer intento no salió como esperaba, logró puntuar en las dos siguientes pruebas, llegando a conseguir un cuarto puesto incluso. Al comenzar el año, se hizo oficial que estaría de forma permanente en el equipo MJP Racing Team Austria.

Con este fichaje, veríamos a Timo Scheider adentrarse en el mundo del rallycross por completo. Pocos podían pensar que llegaría tan lejos. Marcó el segundo mejor tiempo en la Q2 y la Q3, lo que le permitió acabar en primer lugar esta fase clasificatoria que le otorgaba ya 16 puntos. Salía en primera posición en su semifinal pero con Johan Kristoffersson no pudo y en la misma salida el piloto sueco lo pasó. Aún con estas, se metió en la final por delante de Petter Solberg y dejando fuera a Ken Block, Kevin Hansen y Toomas Heikkinen. Quedase como quedase en la final, sería un fin de semana excelente para él.

Una mala salida del Volkswagen Polo de Kristoffersson abrió la puerta a la oportunidad de su vida. Timo Scheider estaba atento y pasaba al sueco sin perder tiempo para colocarse en la cola de Mattias Ekström. El alemán estuvo pegado al campeón del mundo durante las seis vueltas de la final, incluyendo el comodín que tomaron a la vez. Por detrás, y a mucha distancia, quedaban pilotos que en ningún caso planeaban quedar por detrás del Ford Fiesta RXS EVO 2 de Scheider: Andreas Bakkerud, Petter Solberg, Timmy Hansen y Johan Kristoffersson por este mismo orden.

Feliz hasta decir basta, este alemán criado en Austria afirmó que "ama el rallycross" nada más acabar la prueba y subirse por primera vez a un podio de esta disciplina. Con el segundo puesto del europeo se demuestra que estamos ante una temporada muy igualada se mire por donde se mire.

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

3- Mattias Ekström no viene a pasearse

En 2016 Mattias Ekström no fue campeón del mundo de rallycross por casualidad. Él y su Audi S1 dejaron claro que hay que hacerlo muy bien para poder plantarles cara y en esta nueva temporada revalidar tanto el título de pilotos como de equipos es el principal y único objetivo que tiene EKS marcado en su agenda. Con el apoyo de Audi Sport, los suecos son ahora incluso más fuertes además de contar con un Supercoche más que la temporada pasada, el de Reinis Nitiss.

Como al resto, el agua le hizo una mala jugada a este piloto que al igual que los demás pilotos punteros, se rehizo en la jornada de domingo para acabar con un gran resultado. Y tan bueno fue que le llevó a ganar en Barcelona como ya hizo en el 2016 y con casi un pleno de puntos. Fue 2º en la fase clasificatoria y eso le impidió sumar el punto que le ha faltado para llegar a esos 30/30 que tan difícil son de conseguir. Imparable en semifinales y final, este piloto sueco ha dejado claro que si alguien quiere quitarle la corona de campeón, tendrá que ser a la fuerza. Timo Scheider fue el único capaz de igualar sus tiempos y de plantarle cara.

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

4- Dos en la final: PSRX Volkswagen Sweden

Parece un dato más, pero no lo es. En esta temporada en la que la igualdad está muy presente, el conseguir lo que consiguió PSRX Volkswagen Sweden es la clave para el título por equipos. Fueron el único equipo de la parrilla con dos Supercoches en la gran final del domingo. Sus Volkswagen Polo GTI acompañaron a un Peugeot 208 WRX de Peugeot Hansen, un Audi S1 de EKS, un Ford Fiesta RXS EVO 2 de MJP Racing Team Austria y a un Ford Focus RS RX de Hoonigan Racing Division.

Esto supone que, a los puntos obtenidos en la fase clasificatoria (mínimo once para el equipo) hay que sumarle los de las semifinales (otros seis más para la escudería) y los de la final, que en total aportan 20 puntos al equipo en el peor de los casos por los 56 que serían en el mejor de todos ellos. Con los resultados obtenidos por Petter Solberg y Johan Kristoffersson, PSRX Volkswagen Sweden ha anotado 40 puntos en su casillero, los mismos que EKS (29 de los cuales, de Mattias Esktröm). Hoonigan Racing Division se ha quedado en 33, 30 de MJP Racing Team Austria, 20 de Peugeot Hansen y tan solo dos de STARD.

Prueba tras prueba, que tus Supercoches tengan superioridad en las fases finales te aportará siempre esos puntos extra que dan los campeonatos a los equipos. EKS tuvo mucha superioridad en el 2016 pero parece que tendrá mucha más competencia ahora gracias sobre todo a los Volkswagen Polo GTI. Además, estos son más equilibrados que los Audi S1 en referencia a sus pilotos ya que veremos con menos asiduidad a Toomas Heikkinen en el podio que a Petter Solberg o Johan Kristoffersson. La pregunta ahora es, ¿mantendrá PSRX a sus dos Supercoches en las once finales que quedan?

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

5- Los Peugeot 208 WRX

Hay varios equipos que para esta temporada han optado por el pequeño compacto francés. DA Racing tiene a los dos Supercoches que ganaron el mundial de equipos en 2015 con Peugeot Hansen, este mismo equipo tiene tres Peugeot 208 WRX para esta temporada, dos de ellos, nuevos. En total participaron cinco Peugeot 208 que no tuvieron el éxito esperado por todos ya que queda claro que es un coche de alto rendimiento para el mundo del rallycross.

Grégoire Demoustier y Jean Baptiste Dubourg por DA Racing y Timmy Hansen, Sébastien Loeb y Kevin Hansen por Peugeot Hansen fueron los pilotos que estuvieron a bordo de esos Peugeot 208 WRX de los que hablamos. El primero de ellos debutaba en un mundial de rallycross y acabó en las últimas plazas en todas las rondas salvo la Q2, en la que la lluvia le ayudó a estar en el 12º lugar. Jean Baptiste Dubourg, con un vehículo idéntico, se metió en semifinales y acabó 5º en ellas para sumar siete puntos a su casillero. En este caso el debut fue prolífico para el piloto francés.

Pero llegamos a lo que más destaca. Peugeot Hansen es un equipo puntero y de él se esperan los mejores resultados. El Peugeot 208 WRX de Sébastien Loeb rompió en Q3 la transmisión y quedó apeado de las semifinales, un poco mejor que él acabó Kevin Hansen, que tuvo un toque con Ken Block y en su semifinal apenas pasó de la 5ª plaza. También se esperaba más del menor de los Hansen, su talento es evidente y él mismo se lamenta de no haberlo podido demostrar.

Y llegamos al punto importante de esta clave, Timmy Hansen pudo meterse en la final, demostrando que este coche tiene mucho nivel más allá del propio del piloto sueco. Sin embargo, Loeb no pudo lograr tiempos mejores que Jean Baptiste Dubourg (más allá de la rotura que tuvo) y éste que Kevin Hansen. Todos los 208 fueron desarrollados por Peugeot Sport y asombra ver tanta diferencia entre ellos, más aún cuando aspiran a ser el coche con mejores números de un mundial que parece será complicado para los intereses del equipo francosueco Peugeot Hansen.

Las claves del mundial de rallycross en Barcelona

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS